Sabidurias.com Citas y frases célebres


ZULAIRAM


Sexo: Mujer
Pais: Puerto Rico
Edad: 100
Nº de amigos: 7
Frases favoritas: 2569


Frases favoritas de ZULAIRAM:

Nada que se consiga sin pena y sin trabajo es verdaderamente valioso.
(Joseph Addison)

La suerte es una flecha lanzada que hace blanco en el que menos la espera.
(Konrad Adenauer)

Ni siquiera Dios puede cambiar el pasado.
(Agatón)

Amad a esta Iglesia, permaneced en esta Iglesia, sed vosotros esta Iglesia.
(San Agustín)

Así como la verdad se produce por la medida, así la medida se produce por la verdad.
(San Agustín)

Así como toda carencia es desgracia, toda desgracia es carencia.
(San Agustín)

Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar.
(San Agustín)

Conócete, acéptate, supérate.
(San Agustín)

Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados .
(San Agustín)

Creo para comprender, y comprendo para creer mejor.
(San Agustín)

Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.
(San Agustín)

Da lo que mandas y manda lo que quieras.
(San Agustín)

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.
(San Agustín)

Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado.
(San Agustín)

Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.
(San Agustín)

Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti.
(San Agustín)

Donde no hay caridad no puede haber justicia.
(San Agustín)

El alma desordenada lleva en su culpa la pena.
(San Agustín)

El hombre no reza para dar a Dios una orientación, sino para orientarse debidamente a sí mismo.
(San Agustín)

El mundo no fue hecho en el tiempo, sino con el tiempo.
(San Agustín)

El pasado ya no es y el futuro no es todavía.
(San Agustín)

En el Cielo dicen Aleluya, porque en la Tierra han dicho Amén.
(San Agustín)

En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas.
(San Agustín)

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta,mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja.
(San Agustín)

Existirá la verdad aunque el mundo perezca.
(San Agustín)

La medida del amor es amar sin medida.
(San Agustín)

La misma debilidad de Dios procede de su omnipotencia.
(San Agustín)

La necesidad no conoce leyes.
(San Agustín)

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.
(San Agustín)

La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.
(San Agustín)

Las lágrimas son la sangre del alma.
(San Agustín)

Nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista.
(San Agustín)

No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa.
(San Agustín)

No hubo tiempo alguno en que no hubiese tiempo.
(San Agustín)

No se accede a la verdad sino a través del amor.
(San Agustín)

No te aflijas, sino alégrate de preferir ser, aún siendo miserable.
(San Agustín)

No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad.
(San Agustín)

Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan.
(San Agustín)

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que no ha comenzado a ser cristiano de verdad.
(San Agustín)

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.
(San Agustín)

Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.
(San Agustín)

Si somos arrastrados a Cristo, creemos sin querer; se usa entonces la violencia, no la libertad.
(San Agustín)

Una cosa es haber andado más camino y otra, haber caminado más despacio.
(San Agustín)

Una vez al año es lícito hacer locuras.
(San Agustín)

En algún lugar del alma se extienden los desiertos de la pérdida, del dolor fermentado; oscuros páramos agazapados tras los parajes de los días.
(Sealtiel Alatriste)

La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia.
(Amos Bronson Alcott)

En el sueño se revela el problema vital de un individuo en forma simbólica.
(Alfred Adler)

Debe desear todo hombre vivir para saber, y saber para bien vivir.
(Mateo Alemán)

La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu.
(Mateo Alemán)

No hay palabra ni pincel que llegue a manifestar amor de padre.
(Mateo Alemán)

Suelen decir que el hombre que apetece soledad tiene mucho de dios o de bestia.
(Mateo Alemán)

¡Oh, insensatos afanes de los mortales! ¡Qué débiles son las razones que nos inducen a no levantar nuestro vuelo de la Tierra!
(Dante Alighieri)

La raza humana se encuentra en la mejor situación cuando posee el más alto grado de libertad.
(Dante Alighieri)

No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices desde la miseria.
(Dante Alighieri)

No menos que el saber me place el dudar.
(Dante Alighieri)

Quien sabe de dolor, todo lo sabe.
(Dante Alighieri)

Hablamos de matar el tiempo como si no fuera el tiempo el que nos mata a nosotros.
(Alphonse Allais)

Nunca he podido entender porque una persona se pasa dos años escribiendo una novela, cuando puede comprar una por $10.
(Fred Allen)

Se dice que existen tres clases de testigos: Los que han visto bien, pero dudan de lo que han visto. Los que han visto mal, pero creen haber visto bien. Y los que no han visto nada y aseguran haber visto todo.
(Marco Aurelio Almazán)

El cielo, el infierno y el mundo entero, está en nosotros.
(Henry F. Amiel)

El destino puede seguir dos caminos para causar nuestra ruina: rehusarnos el cumplimiento de nuestros deseos y cumplirlos plenamente.
(Henry F. Amiel)

El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón.
(Henry F. Amiel)

El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos.
(Henry F. Amiel)

La crítica convertida en sistema es la negación del conocimiento y de la verdadera estimación de las cosas.
(Henry F. Amiel)

La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad.
(Henry F. Amiel)

Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.
(Henry F. Amiel)

Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente que espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz.
(Henry F. Amiel)

Toda necesidad se calma y todo vicio crece con la satisfacción.
(Henry F. Amiel)

Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano; respétalo; estúdialo; concédele sus derechos.
(Henry F. Amiel)

Una manera laboriosa de no ser nada, es serlo todo; de no querer todo; de no querer nada, es quererlo todo.
(Henry F. Amiel)

El espíritu gobierna el universo.
(Anaxágoras)

El hombre es inteligente porque tiene manos.
(Anaxágoras)

Es preciso suponer que en todo lo que se combina hay muchas cosas de todas clases, y semillas de todas las cosas, que tienen formas diversas y colores y sabores diferentes.
(Anaxágoras)

La ciencia daña tanto a los que no saben servirse de ella, cuanto es útil a los demás.
(Anaxágoras)

La inteligencia conoce todas las cosas y ordenó todas las cosas que van a ser y las que fueron y las que son ahora y las que no son.
(Anaxágoras)

La inteligencia es lo más puro de todas las cosas. Tiene un conocimiento total de cada cosa y es la máxima fuerza.
(Anaxágoras)

Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía.
(Anaxágoras)

Todas las cosas participan de todo, mientras que la inteligencia es infinita y se gobierna a sí misma y no está mezclada con nada.
(Anaxágoras)

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece.
(Anónimo)

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.
(Anónimo)

El amor es el poder iniciador de la vida; la pasión posibilita su permanencia.
(Anónimo)

El amor es: el dolor de vivir lejos del ser amado.
(Anónimo)

El que es capaz de dominarse hasta sonreír en la mayor de sus dificultades, es el que ha llegado a poseer la sabiduría de la vida.
(Anónimo)

El que escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
(Anónimo)

La felicidad siempre viaja de incógnito. Sólo después que ha pasado, sabemos de ella.
(Anónimo)

La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.
(Anónimo)

Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza.
(Anónimo)

No existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.
(Anónimo)

Todos los problemas tienen la misma raíz: el miedo, que desaparece gracias al amor; pero el amor nos da miedo.
(Anónimo)

Hay dolores que matan: pero los hay más crueles, los que nos dejan la vida sin permitirnos jamás gozar de ellas.
(Antonie L. Apollinarie Fée)

Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas.
(Santo Tomás de Aquino)

El estudioso es el que lleva a los demás a lo que él ha comprendido: la verdad.
(Santo Tomás de Aquino)

El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre.
(Santo Tomás de Aquino)

El ser de las cosas, no su verdad, es la causa de la verdad en el entendimiento.
(Santo Tomás de Aquino)

Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe.
(Santo Tomás de Aquino)

Teme al hombre de un solo libro.
(Santo Tomás de Aquino)

Abrid escuelas y se cerraran cárceles.
(Concepción Arenal)

Absurdo sería pedir al cálculo lo que puede dar la abnegación.
(Concepción Arenal)

Colectividad que no sabe pensar, no puede vivir.
(Concepción Arenal)

Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie.
(Concepción Arenal)

Cuando no comprendemos una cosa, es preciso declararla absurda o superior a nuestra inteligencia, y generalmente, se adopta la primera determinación.
(Concepción Arenal)

Cuanto más se dividen los obstáculos son más fáciles de vencer.
(Concepción Arenal)

El dolor es la dignidad de la desgracia.
(Concepción Arenal)

El dolor, cuando no se convierte en verdugo, es un gran maestro.
(Concepción Arenal)

El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea.
(Concepción Arenal)

El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído.
(Concepción Arenal)

El llanto es a veces el modo de expresar las cosas que no pueden decirse con palabras.
(Concepción Arenal)

El pobre se arruina en el momento en que deja de ser sobrio.
(Concepción Arenal)

El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda.
(Concepción Arenal)

El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acontece sino a los ociosos.
(Concepción Arenal)

En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber.
(Concepción Arenal)

Hay tanta justicia en la caridad y tanta caridad en la justicia que no parece loca la esperanza de que llegue el día en que se confundan.
(Concepción Arenal)

La caridad es un deber; la elección de la forma, un derecho.
(Concepción Arenal)

La pasión para el hombre es un torrente; para la mujer, un abismo.
(Concepción Arenal)

La sociedad no puede en justicia prohibir el ejercicio honrado de sus facultades a la mitad del género humano.
(Concepción Arenal)

Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.
(Concepción Arenal)

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.
(Concepción Arenal)

No es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa.
(Concepción Arenal)

Sustituir el amor propio con el amor de los demás, es cambiar un insufrible tirano por un buen amigo.
(Concepción Arenal)

Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen.
(Concepción Arenal)

Todo lo que endurece, desmoraliza.
(Concepción Arenal)

Todo poder cae a impulsos del mal que ha hecho. Cada falta que ha cometido se convierte, tarde o temprano, en un ariete que contribuye a derribarlo.
(Concepción Arenal)

En las adversidades sale a la luz la virtud.
(Aristófanes)

La desconfianza es madre de la seguridad.
(Aristófanes)

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.
(Aristóteles)

Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.
(Aristóteles)

Cometer una injusticia es peor que sufrirla.
(Aristóteles)

Como la vista es al cuerpo, la razón es al espíritu.
(Aristóteles)

Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.
(Aristóteles)

Demasiado poco valor es cobardía y demasiado valor es temeridad.
(Aristóteles)

El alma es aquello por lo que vivimos, sentimos y pensamos.
(Aristóteles)

El amigo de todo el mundo no es un amigo.
(Aristóteles)

El amor sólo se da entre personas virtuosas
(Aristóteles)

El género humano tiene, para saber conducirse, el arte y el razonamiento.
(Aristóteles)

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe.
(Aristóteles)

El hombre solitario es una bestia o un dios.
(Aristóteles)

El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.
(Aristóteles)

El verdadero discípulo es el que supera al maestro.
(Aristóteles)

En realidad vivir como hombre significa elegir un blanco -honor, gloria, riqueza, cultura- y apuntar hacia él con toda la conducta, pues no ordenar la vida a un fin es señal de gran necedad.
(Aristóteles)

Enseñar no es una función vital, porque no tienen el fin en sí misma; la función vital es aprender.
(Aristóteles)

Es preciso que la filosofía sea un saber especial, de los primeros principios y de las primeras causas.
(Aristóteles)

Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia.
(Aristóteles)

Hay la misma diferencia entre un sabio y un ignorante que entre un hombre vivo y un cadáver.
(Aristóteles)

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.
(Aristóteles)

La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.
(Aristóteles)

La democracia ha surgido de la idea de que sí los hombres son iguales en cualquier respecto, lo son en todos.
(Aristóteles)

La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica.
(Aristóteles)

La necesidad ha hecho aparearse a quienes no pueden existir el uno sin el otro, como son el varón y la mujer.
(Aristóteles)

La única verdad es la realidad.
(Aristóteles)

La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto.
(Aristóteles)

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.
(Aristóteles)

Lo que tiene alma se distingue de lo que no la tiene por el hecho de vivir.
(Aristóteles)

Los que obran bien son los únicos que pueden aspirar en la vida a la felicidad.
(Aristóteles)

Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará.
(Aristóteles)

Nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos.
(Aristóteles)

No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho.
(Aristóteles)

No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto.
(Aristóteles)

Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella.
(Aristóteles)

Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla.
(Aristóteles)

Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores.
(Aristóteles)

Un amigo fiel es un alma en dos cuerpos.
(Aristóteles)

Dadme un punto de apoyo y moveré la tierra.
(Arquímedes)

Quien habla de cosas que no le atañen, escucha cosas que no le gustan.
(Averroes)

En España la mejor manera de guardar un secreto es escribir un libro.
(Manuel Azaña)

Entre todas las alegrías, la absurda es la más alegre; es la alegría de los niños, de los labriegos y de los salvajes; es decir, de todos aquellos seres que están más cerca de la Naturaleza que nosotros.
(Azorín)

¿Acaso el sueño no es el testimonio del ser perdido, de un ser que se pierde, de un ser que huye de nuestro ser, incluso si podemos repetirlo, volver a encontrarlo en su extraña transformación?
(Gastón Bachelard)

La primera tarea del poeta es desanclar en nosotros una materia que quiere soñar.
(Gastón Bachelard)

Nuestra vida está tan llena que actúa cuando no hacemos nada.
(Gastón Bachelard)

Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos.
(Sir Francis Bacon)

Cuando el peligro parece ligero, deja de ser ligero.
(Sir Francis Bacon)

El papel más honroso en una conversación corresponde al que da la ocasión a ella, y luego al que la dirige y hace que se pase de un asunto a otro, pues así uno dirige la danza.
(Sir Francis Bacon)

El silencio es la virtud de los locos.
(Sir Francis Bacon)

La cabeza de muchas personas de alta estatura se parece a las casas; el piso mas alto es el peor amueblado.
(Sir Francis Bacon)

La lógica, dado el mal uso que de ella se hace, vale más para estabilizar y perpetuar los errores cimentados sobre el terreno de las ideas vulgares, que para conducir al descubrimiento de la verdad.
(Sir Francis Bacon)

La maravilla de un solo copo de nieve supera la sabiduría de un millón de meteorologistas.
(Sir Francis Bacon)

La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue.
(Sir Francis Bacon)

La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.
(Sir Francis Bacon)

Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.
(Sir Francis Bacon)

Nada induce al hombre a sospechar mucho como el saber poco.
(Sir Francis Bacon)

Un joven en años puede ser viejo en horas, si no ha perdido el tiempo.
(Sir Francis Bacon)

Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él.
(Sir Francis Bacon)

Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.
(Sir Francis Bacon)

El mejor placer en la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer.
(Walter Bagehot)

Se tardan veinte o más años de paz para hacer a un hombre, y bastan veinte segundos de guerra para destruirlo.
(Balduino I)

Me convencí de que dudar de todo es carecer de lo más preciso de la razón humana, que es el sentido común.  
(Jaime Luciano Balmes)

No es muy dificil atacar las opiniones ajenas, pero sí el sustentar las propias: porque la razón humana es tan débil para edificar, como formidable ariete para destruir.
(Jaime Luciano Balmes)

Un hombre con pereza es un reloj sin cuerda.
(Jaime Luciano Balmes)

El amor es la poesía de los sentidos.
(Honoré de Balzac)

El amor no es sólo un sentimiento. Es también un arte.
(Honoré de Balzac)

El anciano es un hombre que ya ha comido y observa cómo comen los demás.
(Honoré de Balzac)

Existen en nosotros varias memorias. El cuerpo y el espíritu tienen cada uno la suya.
(Honoré de Balzac)

Cuando uno se hace viejo, gusta más releer que leer.
(Pío Baroja)

El psicoanálisis es el cubismo de la medicina.
(Pío Baroja)

En la vejez no se hace más que repetirse.
(Pío Baroja)

La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público
(Pío Baroja)

La literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no.
(Pío Baroja)

Son los inocentes y no los sabios los que resuelven las cuestiones difíciles.
(Pío Baroja)

¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! / ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!
(Charles Baudelaire)

¡Ay los vicios humanos! Son ellos los que contienen la prueba de nuestro amor por el infinito.
(Charles Baudelaire)

Consentir que nos condecoren es reconocer al Estado o al principe el derecho de juzgarnos, ilustrarnos, etc.
(Charles Baudelaire)

Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir.
(Charles Baudelaire)

El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice.
(Charles Baudelaire)

El más irreprochable de los vicios es hacer el mal por necedad.
(Charles Baudelaire)

El Odio es un borracho al fondo de una taberna, que constantemente renueva su sed con la bebida.
(Charles Baudelaire)

En un acto social, cada uno disfruta de los demás.
(Charles Baudelaire)

Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar.
(Charles Baudelaire)

Espantoso juego del amor, en el cual es preciso que uno de ambos jugadores pierda el gobierno de sí mismo.
(Charles Baudelaire)

Hay que ser sublime sin interrupción. El dandy debe vivir y morir ante el espejo.
(Charles Baudelaire)

La vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama.
(Charles Baudelaire)

No se puede olvidar el tiempo más que sirviéndose de él.
(Charles Baudelaire)

Para conocer la dicha hay que tener el valor de tragársela.
(Charles Baudelaire)

Una mujer que es amada siempre tiene éxito.
(Vicki Baum)

El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres.
(Simone de Beauvoir)

Las arrugas de la piel son ese algo indescriptible que procede del alma.
(Simone de Beauvoir)

Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inéxplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

La soledad es el imperio de la conciencia.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

Por una mirada, un mundo; / por una sonrisa, un cielo; / por un beso... yo no sé / qué te diera por un beso.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

Un hombre sin restricciones es como un barril sin aros que rueda y se hace pedazos.
(Henry Ward Beecher)

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.
(Ludwig van Beethoven)

El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.
(Ludwig van Beethoven)

El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.
(Ludwig van Beethoven)

Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello.
(Ludwig van Beethoven)

Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo.
(Ludwig van Beethoven)

La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.
(Ludwig van Beethoven)

Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará.
(Ludwig van Beethoven)

No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.
(Ludwig van Beethoven)

Nunca vayas por el camino trazado, porque conduce hacia donde otros han ido ya.
(Alexander Graham Bell)

A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho.
(Jacinto Benavente)

Algunos escritores aumentan el número de lectores; otros sólo aumentan el número de libros.
(Jacinto Benavente)

Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.
(Jacinto Benavente)

El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta.
(Jacinto Benavente)

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.
(Jacinto Benavente)

En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca.
(Jacinto Benavente)

En cada niño nace la humanidad.
(Jacinto Benavente)

Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres.
(Jacinto Benavente)

La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.
(Jacinto Benavente)

La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.
(Jacinto Benavente)

Más se unen los hombres para compartir un mismo odio que un mismo amor.
(Jacinto Benavente)

Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento.
(Jacinto Benavente)

Nada fortifica tanto las almas como el silencio; que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas.
(Jacinto Benavente)

Nada prende tan pronto de unas almas en otras como esta simpatía de la risa.
(Jacinto Benavente)

Ningún vanidoso siente celos.
(Jacinto Benavente)

No es humano el deber que por soñar con una humanidad perfecta es inexorable con los hombres.
(Jacinto Benavente)

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos.
(Jacinto Benavente)

No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano.
(Jacinto Benavente)

No hay sentimiento que valga; el amor es una ocupación como otra cualquiera.
(Jacinto Benavente)

Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes.
(Jacinto Benavente)

Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida?
(Jacinto Benavente)

Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes.
(Jacinto Benavente)

Una cosa es continuar la historia y otra repetirla.
(Jacinto Benavente)

Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.
(Jacinto Benavente)

El toreo es un doble ejercicio físico metafísico de integración espiritual en el que se valora el significado de lo humano heroicamente o puramente: en cuerpo y alma, aparentemente inmortal.
(José Bergamín)

¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superflúas.
(Ingrid Bergman)

El presente sólo se forma del pasado, y lo que se encuentra en el efecto estaba ya en la causa.
(Henri Bergson)

La inteligencia se caracteriza por una incomprensión natural de la vida.
(Henri Bergson)

La libertad es un hecho, y entre los hechos que observamos, no hay ninguno que sea más claro.
(Henri Bergson)

Los conceptos están incluidos en las palabras.
(Henri Bergson)

Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres.
(Tristan Bernard)

El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada.
(Tristan Bernard)

Los amores son como las setas, que no sabe uno si son venenosas hasta que ya las ha comido y es demasiado tarde.
(Tristan Bernard)

Prefiero ser accionista de una buena empresa que sólo propietario de una mala.
(Tristan Bernard)

La ciencia es la verdadera escuela moral; ella enseñan al hombre el amor y el respeto a la verdad, sin el cual toda esperanza es quimérica.
(Pierre Eugèn Marcellin Berthelot)

La palabra verdad no se puede usar fuera de la ciencia sin abusar del lenguaje.
(Pierre Eugèn Marcellin Berthelot)

Las citas son una manera de repetir erróneamente las palabras de otro.
(Ambrose Bierce)

No tomes el nombre de Dios en vano; escoge el momento en que tenga efecto.
(Ambrose Bierce)

Todos son locos, pero el que analiza su locura, es llamado filósofo.
(Ambrose Bierce)

Una mujer sería encantadora si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos.
(Ambrose Bierce)

Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.
(Adolfo Bioy Casares)

Humana cosa es tener compasión de los afligidos; y esto, que en toda persona parece bien, debe máximamente exigirse a quienes hubieron menester consuelo y lo encontraron en los demás.
(Giovanni Boccaccio)

Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.
(Giovanni Boccaccio)

En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca.
(Napoleon I)

Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo.
(Napoleon I)

La batalla más difícil la tengo todos los días conmigo mismo.
(Napoleon I)

La guerra es un juego serio en el que uno compromete su reputación, sus tropas y su patria.
(Napoleon I)

La independencia, igual que el honor, es una isla rocosa sin playas.
(Napoleon I)

Antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo.
(Jorge Luis Borges)

Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos.
(Jorge Luis Borges)

Estoy solo y no hay nadie en el espejo.
(Jorge Luis Borges)

La Historia Universal es la de un solo hombre.
(Jorge Luis Borges)

Nadie es patria, todos lo somos.
(Jorge Luis Borges)

No he cultivado mi fama, que será efímera.
(Jorge Luis Borges)

Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.
(Jorge Luis Borges)

Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos.
(Jorge Luis Borges)

Lo que no ha pasado a mediodía puede pasar por la noche.
(César Borgia)

Cuando Dios borra, es que va a escribir algo.
(Jacques Benigne Bossuet)

En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.
(Jacques Benigne Bossuet)

La meditación es el ojo del alma.
(Jacques Benigne Bossuet)

La posesión de la riqueza tiene lazos invisibles en donde el corazón se enreda facilmente.
(Jacques Benigne Bossuet)

Existe un solo procedimiento para ser feliz merced al corazón, y es no tenerlo.
(Paul Charles Bourget)

Hay labios tan finos que en vez de besar cortan.
(Paul Charles Bourget)

El dolor que no se desahoga con lágrimas puede hacer que sean otros órganos los que lloren.
(Francis J. Braceland)

Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen.
(Willy Brandt)

El hombre dotado de inteligencia puede con el don de saber que posee, conseguir la capacidad necesaria para toda la técnica y destreza artística.
(Kazimierz Brandys)

La pequeña pantalla es la barraca de feria donde el pueblo viene a ver las maravillas del mundo.
(Kazimierz Brandys)

El jarrón da forma al vacío y la música al silencio.
(Georges Braque)

¡Alabad el árbol que desde la carroña sube jubiloso hacia el cielo!
(Bertolt Brecht)

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles.
(Bertolt Brecht)

¡Estoy horrorizado! No sé si el mundo está lleno de hombres inteligentes que lo disimulan... o de imbéciles que no se recatan de serlo.
(M. Brickman)

No pidáis a Dios que os de una carga apta para vuestros hombros; pedidle unos hombros aptos para soportar vuestras cargas.
(Phillips Brooks)

El arte es la perfección de la naturaleza. La naturaleza hizo un mundo y el arte otro.
(Thomas Browne)

Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.
(Robert Browning)

Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.
(Robert Browning)

El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla.
(Robert Browning)

El odio del contrario es el amor del semejante: el amor de esto es el odio de aquello. Así, pues, en sustancia, es una cosa misma odio y amor.
(Giordano Bruno)

A veces, cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes.
(Jean de la Bruyere)

Casi nadie repara por sí mismo en el mérito de otro.
(Jean de la Bruyere)

Con la perfidia de las mujeres se consigue curar los celos.
(Jean de la Bruyere)

Conviene reír sin esperar a ser dichoso, no sea que nos sorprenda la muerte sin haber reído.
(Jean de la Bruyere)

Cuanto más se acerca uno a los grandes hombres, más cuenta se da de que son hombres.
(Jean de la Bruyere)

El amor y la amistad se excluyen mutuamente.
(Jean de la Bruyere)

El tiempo fortalece la amistad y debilita el amor.
(Jean de la Bruyere)

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.
(Jean de la Bruyere)

Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca.
(Jean de la Bruyere)

Hay personas que empiezan a hablar un momento antes de haber pensado.
(Jean de la Bruyere)

Hay una especie de vergüenza en ser feliz a la vista de ciertas miserias.
(Jean de la Bruyere)

La amistad no puede ir muy lejos cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse los pequeños defectos.
(Jean de la Bruyere)

La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto.
(Jean de la Bruyere)

La imposibilidad en que me encuentro de probar que Dios no existe, me prueba su existencia.
(Jean de la Bruyere)

La mayoría de los hombres emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra.
(Jean de la Bruyere)

La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos de la vida.
(Jean de la Bruyere)

La vida es una tragedia para los que sienten, y una comedia para los que piensan.
(Jean de la Bruyere)

Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.
(Jean de la Bruyere)

Los modales corteses hacen que el hombre aparezca exteriormente tal como debería ser en su interior.
(Jean de la Bruyere)

Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros.
(Jean de la Bruyere)

Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad.
(Jean de la Bruyere)

Más fácil es encontrar un amor apasionado que una amistad perfecta.
(Jean de la Bruyere)

No admitir corrección ni consejo sobre la propia obra es pedantería.
(Jean de la Bruyere)

No existe para el hombre más que una verdadera desdicha: incurrir en falta y tener motivo de censura contra sí.
(Jean de la Bruyere)

Si la pobreza es la madre de los crímenes, la falta de espíritu es su padre.
(Jean de la Bruyere)

Un alma grande está por encima de la injuria, de la injusticia y del dolor.
(Jean de la Bruyere)

Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia.
(Jean de la Bruyere)

Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.
(Buda)

Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.
(Buda)

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las ordenes.
(Charles Bukowski)

El amor es la actividad del ocioso y el ocio del hombre activo.
(Edward George Bulwer-Lytton)

El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión.
(Edmund Burke)

El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad.
(Edmund Burke)

La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada.
(Edmund Burke)

La sociedad humana constituye una asociación de las ciencias, las artes, las virtudes y las perfecciones. Como los fines de la misma no pueden ser alcanzados en muchas generaciones, en esta asociación participan no sólo los vivos, sino también los que han muerto y los que están por nacer.
(Edmund Burke)

Las gentes que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad.
(Edmund Burke)

Ahí donde Dios tiene un templo, el demonio levanta una capilla.
(Robert Burton)

Por nuestra ignorancia no sabemos las cosas necesarias; por el error las sabemos mal.
(Robert Burton)

Una palabra hiere más profundamente que una espada.
(Robert Burton)

Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero.
(Samuel Butler)

La vida es el arte de sacar conclusiones suficientes de premisas insuficientes.
(Samuel Butler)

Las máquinas evolucionan y se reproducen a velocidad prodigiosa. Si no les declaramos la guerra muerte será demasiado tarde para resistirse a su dominio.
(Samuel Butler)

Apenas son suficientes mil años para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo.
(Lord Byron)

Ciertamente, es agradable ver estampado el propio nombre; un libro es siempre un libro, aunque no contenga nada.
(Lord Byron)

Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.
(Lord Byron)

El amor del hombre es algo aparte en su vida, mientras que el de la mujer es su existencia entera.
(Lord Byron)

El matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.
(Lord Byron)

El mundo no puede dar alegrías tan grandes como son las que quita.
(Lord Byron)

El que no ama su patria no puede amar nada.
(Lord Byron)

Jamás mueren en vano los que mueren por una causa grande.
(Lord Byron)

La amistad es el amor, pero sin sus alas.
(Lord Byron)

La consecuencia de no pertenecer a ningún partido será que los molestaré a todos.
(Lord Byron)

La sangre sirve sólo para lavar las manos de la ambición.
(Lord Byron)

La vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez.
(Lord Byron)

Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz.
(Lord Byron)

No hay cosa más incierta que el numero de años de las señoras que se dicen de cierta edad.
(Lord Byron)

Nunca aconsejéis a un hombre que desconfíe de una mujer con la que ya esté casado. Es demasiado tarde para él.
(Lord Byron)

Sólo salgo para renovar la necesidad de estar solo.
(Lord Byron)

Cuando un pueblo trabaja Dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, Dios lo ama.
(Facundo Cabral)

Mira si será malo el trabajo, que deben pagarte para que lo hagas.
(Facundo Cabral)

¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa!
(Pedro Calderón de la Barca)

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.
(Pedro Calderón de la Barca)

Afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar.
(Pedro Calderón de la Barca)

De males a bienes dicen que se pasa fácilmente; pero de males a males, digo yo que es más frecuente.
(Pedro Calderón de la Barca)

Dichas que se pierden son desdichas más grandes.
(Pedro Calderón de la Barca)

El caer no ha de quitar la gloria del haber subido.
(Pedro Calderón de la Barca)

El valor es hijo de la prudencia, no de la temeridad.
(Pedro Calderón de la Barca)

Es parentesco sin sangre una amistad verdadera.
(Pedro Calderón de la Barca)

Fingimos lo que somos; seamos lo que fingimos.
(Pedro Calderón de la Barca)

La muerte siempre es temprana y no perdona a ninguno.
(Pedro Calderón de la Barca)

No le des nunca consejos al que te pida dinero.
(Pedro Calderón de la Barca)

Quien daña el saber, homicida es de sí mismo.
(Pedro Calderón de la Barca)

Quien vive sin pensar, no puede decir que vive.
(Pedro Calderón de la Barca)

Vencer y perdonar, es vencer dos veces.
(Pedro Calderón de la Barca)

Vencerse a sí mismo un hombre es tan grande hazaña, que sólo el que es grande puede atreverse a ejecutarla.
(Pedro Calderón de la Barca)

Es mi fe tan cumplida que adoro a Dios, aunque me dio la vida.
(Ramon de Campoamor)

Es propio del amor si es verdadero, compendiar en un ser el mundo entero.
(Ramon de Campoamor)

La vida es dulce o amarga; es corta o larga. ¿Qué importa? El que la goza la halla corta, y el que la sufre la halla larga.
(Ramon de Campoamor)

Las preocupaciones se pierden con el tiempo.
(Ramon de Campoamor)

Y es que en este mundo traidor, no hay verdad ni mentira: todo es según el cristal con que se mira.
(Ramon de Campoamor)

Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado. Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.
(Albert Camus)

El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.
(Albert Camus)

Los artistas piensan según las palabras y, los filósofos, según las ideas.
(Albert Camus)

Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad infinita.
(Albert Camus)

Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.
(Albert Camus)

Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.
(Albert Camus)

Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta.
(Elías Canetti)

La libertad sin una autoridad fuerte e incólume, no es libertad al cabo de poco tiempo, sino anarquía.
(Antonio Cánovas del Castillo)

Antes de negar con la cabeza, asegúrate de que la tienes.
(Truman Capote)

Cuando Dios te da un don, también te da un látigo, y el látigo es únicamente para autoflagelarse.
(Truman Capote)

No hay que confundir nunca el conocimiento con la sabiduría. El primero nos sirve para ganarnos la vida; la sabiduría nos ayuda a vivir.
(Sorcha Carey)

Aquél que tiene fe no está nunca solo.
(Thomas Carlyle)

De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.
(Thomas Carlyle)

El presente es la viviente suma total del pasado.
(Thomas Carlyle)

El silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes.
(Thomas Carlyle)

La educación y la cortesía abren todas las puertas.
(Thomas Carlyle)

La verdadera universidad de hoy en día es una colección de libros.
(Thomas Carlyle)

No hables, en manera alguna, hasta que tengas algo que decir.
(Thomas Carlyle)

Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos.
(Thomas Carlyle)

Un gran hombre demuestra su grandeza por el modo en que trata a los que son o tienen menos que él.
(Thomas Carlyle)

Acepta los riesgos, toda la vida no es sino una oportunidad. El hombre que llega más lejos es, generalmente, el que quiere y se atreve a serlo.
(Dale Carnegie)

El hombre no ha sabido organizar un mundo para sí mismo y es un extraño en el mundo que él mismo ha creado.
(Alexis Carrel)

El papel de las mujeres en el progreso de la civilización es mucho mayor que el del hombre, por lo que debería desarrollar sus aptitudes de acuerdo con su naturaleza, sin imitar a los hombres.
(Alexis Carrel)

El tiempo físico nos es extraño, mientras el tiempo interior es nosotros mismos.
(Alexis Carrel)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual.
(Alexis Carrel)

Algunos hay que parecen zurdos de las dos manos.
(Alejandro Casona)

Ella no te necesita. Tiene tu recuerdo, que vale más que tú.
(Alejandro Casona)

En el verdadero amor no manda nadie; obedecen los dos.
(Alejandro Casona)

No es más fuerte la razón porque se diga a gritos.
(Alejandro Casona)

No quiero pensar porque no quiero que el dolor del corazón se una al dolor del pensamiento.
(Emilio Castelar)

El amor es un niño grande; las mujeres, su juguete.
(Severo Catalina)

La esperanza es un árbol en flor que se balancea dulcemente al soplo de las ilusiones.
(Severo Catalina)

La mayor parte de la gente confunde la educación con instrucción.
(Severo Catalina)

Por muy poderosa que se vea el arma de la belleza, desgraciada la mujer que sólo a este recurso debe el triunfo alcanzado sobre un hombre.
(Severo Catalina)

La primera virtud es frenar la lengua, y es casi un dios quien teniendo razón sabe callarse.
(Catón de Útica)

Muchas cosas se reputan imposibles antes de haberse realizado.
(Plinio el Viejo)

¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!
(Miguel de Cervantes Saavedra)

¿Qué locura o qué desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías?
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Adonde interviene el favor y las dádivas, se allanan los riscos y se deshacen las dificultades.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Alguno se estima atrevido, cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Andan el pesar y el placer tan apareados que es simple el triste que se desespera y el alegre que se confía.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Cada uno es como Dios le hizo, y aún peor muchas veces.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

De las miserias suele ser alivio una compañía.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Donde una puerta se cierra, otra se abre.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El agradecimiento que sólo consiste en el deseo, es cosa muerta, como es muerta la fe sin obras.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El retirarse no es huir, ni el esperar es cordura cuando el peligro sobrepuja a la esperanza.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

En los principios amorosos los desengaños prestos suelen ser remedios calificados.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La mujer ha de ser dueña, y parecerlo, que es más.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La pluma es la lengua del alma.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Las armas requieren espíritu como las letras.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Las armas tienen por objeto y fin la paz, que es el mayor bien que los hombres pueden desear en esta vida.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Más vale el buen nombre que las muchas riquezas.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Mientras se gana algo no se pierde nada.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No desees y serás el hombre más rico del mundo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No puede haber gracia donde no hay discreción.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Sé breve en tus razonamientos, que ninguno hay gustoso si es largo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Siempre los ricos que dan en liberales hallan quien canonice sus desafueros y califique por buenos sus malos gustos.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Claro que hay que romper las barreras, pero ¿con qué ariete?
(Rosa Chacel)

La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.
(Thomas Chalmers)

Para hacer la paz se necesitan dos; pero para hacer la guerra basta con uno sólo.
(Arthur Neville Chamberlain)

Con frecuencia el amor, comercio borrascoso, acaba en bancarrota.
(Chamfort)

El amor, tal como se practica hoy en la sociedad, no es más que un intercambio de dos fantasías y el contacto de dos epidermis.
(Chamfort)

El que no tiene carácter no es un hombre: es una cosa.
(Chamfort)

En las grandes cosas los hombres se muestran como les conviene mostrarse. En las pequeñas como son.
(Chamfort)

La habilidad es a la astucia lo que la destreza a la estafa.
(Chamfort)

La modestia es la más inocente de las mentiras.
(Chamfort)

La mujer es como la sombra: si la huyes, sigue; si la sigues huye.
(Chamfort)

La sociedad está dividida en dos grandes clases: la de los que tienen más comida que apetito y la de los que tienen más apetito que comida.
(Chamfort)

La sociedad sería una cosa hermosa si se interesaran los unos por los otros.
(Chamfort)

Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hace durar.
(Chamfort)

También hay tonterías elegantes como hay tontos bien vestidos.
(Chamfort)

Correrán ríos de sangre antes de que conquistemos nuestra libertad, pero esa sangre deberá ser la nuestra.
(Mahatma Gandhi)

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.
(Mahatma Gandhi)

El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado.
(Mahatma Gandhi)

Imperfecto como soy, comencé con hombres y mujeres imperfectos, por un océano sin rutas.
(Mahatma Gandhi)

La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.
(Mahatma Gandhi)

La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.
(Mahatma Gandhi)

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.
(Mahatma Gandhi)

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.
(Mahatma Gandhi)

Los medios violentos nos darán una libertad violenta.
(Mahatma Gandhi)

No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.
(Mahatma Gandhi)

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.
(Mahatma Gandhi)

Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.
(Mahatma Gandhi)

El perfume anuncia la llegada de una mujer y alegra su marcha.
(Coco Chanel)

El pasado me ha revelado la estructura del futuro.
(Pierre Teilhard de Chardin)

Llegará el día en que después de aprovechar el espacio, los vientos, las mareas y la gravedad; aprovecharemos para Dios las energías del amor. Y ese día por segunda vez en la historia del mundo, habremos descubierto el fuego.
(Pierre Teilhard de Chardin)

Nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Nada puede destruir a la Humanidad, excepto la Humanidad misma.
(Pierre Teilhard de Chardin)

La felicidad está más con el pobre que considera que tiene bastante que con el rico, que nunca cree que tiene bastante.
(Charmesse)

El escritor original no es aquel que no imita a nadie, sino aquel a quien nadie puede imitar.
(René de Chateaubriand)

El hombre que comprendiese a Dios sería otro Dios.
(René de Chateaubriand)

Hay palabras que sólo deberían servir una vez.
(René de Chateaubriand)

La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.
(René de Chateaubriand)

El estilo es el ropaje del pensamiento; y un pensamiento bien vestido, como un hombre bien vestido, se presenta mejor.
(Conde de Chesterfield)

En la vejez la ciencia es para nosotros un cómodo refugio; y si no la plantamos de jóvenes, no nos dará sombra cuando seremos viejos.
(Conde de Chesterfield)

¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
(Gilbert Keith Chesterton)

A algunos hombres los disfraces no los disfrazan, sino los revelan. Cada uno se disfraza de aquello que es por dentro.
(Gilbert Keith Chesterton)

Al hombre de cada siglo le salva un grupo de hombres que se oponen a sus gustos.
(Gilbert Keith Chesterton)

Bebed porque sois felices, pero nunca porque seáis desgraciados.
(Gilbert Keith Chesterton)

Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.
(Gilbert Keith Chesterton)

Democracia significa gobierno por los que no tienen educación, y aristocracia significa gobierno por los mal educados.
(Gilbert Keith Chesterton)

Donde acaba la biología comienza la religión.
(Gilbert Keith Chesterton)

El fin de tener una mente abierta, como el de una boca abierta, es llenarla con algo valioso.
(Gilbert Keith Chesterton)

El gran clásico es un hombre del que se puede hacer el elogio sin haberlo leído.
(Gilbert Keith Chesterton)

El hombre puede ser un escéptico sistemático; pero entonces no puede ser ya ninguna otra cosa; y ciertamente tampoco un defensor del escepticismo sistemático.
(Gilbert Keith Chesterton)

El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.
(Gilbert Keith Chesterton)

El optimista cree en los demás y el pesimista sólo cree en sí mismo.
(Gilbert Keith Chesterton)

El sabio es quien quiere asomar su cabeza al cielo; y el loco es quien quiere meter el cielo en su cabeza.
(Gilbert Keith Chesterton)

Hasta donde hemos perdido la creencia, hemos perdido la razón.
(Gilbert Keith Chesterton)

Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.
(Gilbert Keith Chesterton)

La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo.
(Gilbert Keith Chesterton)

La edad de oro retorna a los hombres cuando, aunque sólo sea momentáneamente, se olvidan del oro.
(Gilbert Keith Chesterton)

La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.
(Gilbert Keith Chesterton)

La idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra.
(Gilbert Keith Chesterton)

La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza.
(Gilbert Keith Chesterton)

La madurez hace al hombre más espectador que autor de vida social.
(Gilbert Keith Chesterton)

La respuesta a cualquiera que hable de exceso de población es preguntarle si él mismo es parte de ese exceso de población, o si no lo es, cómo sabe que no lo es.
(Gilbert Keith Chesterton)

La única educación eterna es esta: estar lo bastante seguro de una cosa para decírsela a un niño.
(Gilbert Keith Chesterton)

Las verdades se convierten en dogmas desde el momento en que comienzan a ser discutidas.
(Gilbert Keith Chesterton)

Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra.
(Gilbert Keith Chesterton)

Optimista es el que os mira a los ojos, pesimista, el que os mira a los pies.
(Gilbert Keith Chesterton)

Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa.
(Gilbert Keith Chesterton)

Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción.
(Gilbert Keith Chesterton)

Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; pero una mala nos dice la verdad sobre su autor.
(Gilbert Keith Chesterton)

Un hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo.
(Eduardo Chillida)

En lo concerniente a las grandes sumas, lo más recomendable es no confiar en nadie.
(Agatha Christie)

¡Oh, dulce nombre de la libertad!
(Marco Tulio Cicerón)

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?
(Marco Tulio Cicerón)

Cuando los tambores hablan, las leyes callan.
(Marco Tulio Cicerón)

Cuanto más altos estamos, más debemos bajarnos hacia nuestros inferiores.
(Marco Tulio Cicerón)

Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.
(Marco Tulio Cicerón)

De hombres es equivocarse; de locos persistir en el error.
(Marco Tulio Cicerón)

El amor es el deseo de obtener la amistad de una persona que nos atrae por su belleza.
(Marco Tulio Cicerón)

El egoísta se ama a sí mismo sin rivales.
(Marco Tulio Cicerón)

El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, es más culpable que el que le corrompe con dinero.
(Marco Tulio Cicerón)

El que sufre tiene memoria.
(Marco Tulio Cicerón)

El recuerdo del mal pasado es alegre.
(Marco Tulio Cicerón)

Es preferible ser viejo menos tiempo que serlo antes de la vejez.
(Marco Tulio Cicerón)

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.
(Marco Tulio Cicerón)

La justicia es absolutamente nula si no se encuentra en la naturaleza.
(Marco Tulio Cicerón)

La justicia no espera ningún premio. Se la acepta por ella misma. Y de igual manera son todas las virtudes.
(Marco Tulio Cicerón)

La ley no ha sido establecida por el ingenio de los hombres, ni por el mandamiento de los pueblos, sino que es algo eterno que rige el Universo con la sabiduría del imperar y del prohibir.
(Marco Tulio Cicerón)

La ley suprema es el bien del pueblo.
(Marco Tulio Cicerón)

La libertad sólo reside en los estados en los que el pueblo tiene el poder supremo.
(Marco Tulio Cicerón)

La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad.
(Marco Tulio Cicerón)

La naturaleza misma ha impreso en la mente de todos la idea de un Dios.
(Marco Tulio Cicerón)

La necedad es la madre de todos los males.
(Marco Tulio Cicerón)

La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral.
(Marco Tulio Cicerón)

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.
(Marco Tulio Cicerón)

La vida feliz y dichosa es el objeto único de toda la filosofía.
(Marco Tulio Cicerón)

Mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo.
(Marco Tulio Cicerón)

Nada resulta más atractivo en un hombre que su cortesía, su paciencia y su tolerancia.
(Marco Tulio Cicerón)

Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro.
(Marco Tulio Cicerón)

No basta con alcanzar la sabiduría, es necesario saber utilizarla.
(Marco Tulio Cicerón)

No entiendo por qué el que es dichoso busca mayor felicidad.
(Marco Tulio Cicerón)

No es otra cosa la amistad que un sumo consentimiento en las cosas divinas y humanas con amor y benevolencia.
(Marco Tulio Cicerón)

No hay hombre de nación alguna que, habiendo tomado a la naturaleza por guía, no pueda llegar a la verdad.
(Marco Tulio Cicerón)

No hay nada hecho por la mano del hombre que tarde o temprano el tiempo no destruya.
(Marco Tulio Cicerón)

No logran entender los hombres cuán gran renta constituye la economía.
(Marco Tulio Cicerón)

No saber lo que ha ocurrido antes de nosotros es como seguir siendo niños.
(Marco Tulio Cicerón)

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños.
(Marco Tulio Cicerón)

Quien contempla a un verdadero amigo, es como si contemplara a otro ejemplar de sí mismo.
(Marco Tulio Cicerón)

Recuerdo incluso lo que no quiero. Olvidar no puedo lo que quiero.
(Marco Tulio Cicerón)

Si las leyes fueran constituidas por los hombres, o por las sentencias de los jueces, serían derechos matar, robar, adulterar, etcétera.
(Marco Tulio Cicerón)

Todas las cosas fingidas caen como flores marchitas, porque ninguna simulación puede durar largo tiempo.
(Marco Tulio Cicerón)

Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.
(Marco Tulio Cicerón)

Una cosa es saber y otra saber enseñar.
(Marco Tulio Cicerón)

Cita siempre los errores propios antes de referirte a los ajenos. Así nunca parecerá que presumes.
(Noel Clarasó)

El amor es el único deporte que no se interrumpe por falta de luz.
(Noel Clarasó)

El hombre se dedica a desear en voz alta aquello que jamás se esfuerza en alcanzar.
(Noel Clarasó)

Hemos de saber anticiparnos a encontrar lo cómico que haya en nosotros. Así podremos evitar que otros se burlen de nuestra escasa perfección.
(Noel Clarasó)

No es el tiempo el que nos falta. Somos nosotros quienes le faltamos a él.
(Paul Claudel)

Quisiera ser como un camino, por el que todos pasan, y que luego olvidan.
(Paul Claudel)

Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro. Pero lo hacen para estar completamente seguros de que se encuentra de verdad bajo tierra.
(Georges Benjamin Clemenceau)

La guerra es un asunto demasiado grave para confiárselo a los militares.
(Georges Benjamin Clemenceau)

Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra.
(Georges Benjamin Clemenceau)

Nada hay en el mundo tan común como la ignorancia y los charlatanes.
(Cleóbulo)

Los espejos deberían pensárselo dos veces antes de devolver una imagen.
(Jean Cocteau)

Sentir antes de comprender.
(Jean Cocteau)

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.
(Paulo Coelho)

Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.
(Paulo Coelho)

Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo.
(Paulo Coelho)

Existe un lenguaje que vamás allá de las palabras.
(Paulo Coelho)

Hay en el mundo un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree.
(Paulo Coelho)

La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.
(Paulo Coelho)

La magia es un puente que te permite ir del mundo visible hacia el invisible. Y aprender las lecciones de ambos mundos.
(Paulo Coelho)

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.
(Paulo Coelho)

Morir mañana es tan bueno como morir cualquier otro día.
(Paulo Coelho)

No tenía miedo a las dificultades: lo que la asustaba era la obligación de tener que escoger un camino. Escoger un camino significaba abandonar otros.
(Paulo Coelho)

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él.
(Paulo Coelho)

Todas las batallas en la vida sirven para enseñarnos algo, inclusive aquellas que perdemos.
(Paulo Coelho)

Todos los días Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia.
(Paulo Coelho)

La fantasía no es otra cosa que un modo de memoria emancipado del orden del tiempo.
(Samuel Taylor Coleridge)

Para la mayoría de los hombres, la experiencia es como las luces de popa de un barco, que iluminan solo el camino que queda a la espalda.
(Samuel Taylor Coleridge)

Nada es pequeño en el amor. Aquellos que esperan las grandes ocasiones para probar su ternura no saben amar.
(Laure Conan)

La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano.
(Carmen Conde)

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
(Confucio)

¿Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?.
(Confucio)

Dios es para los hombres y la religión para las mujeres.
(Joseph Conrad)

Enfrentarse, siempre enfrentarse, es el modo de resolver el problema. ¡Enfrentarse a él!.
(Joseph Conrad)

Aunque apenas pueda resistir mis males, prefiero padecerlos a merecerlos.
(Pierre Corneille)

Conquistar sin riesgo, es triunfar sin gloria.
(Pierre Corneille)

Cumplid vuestro deber y dejad obrar a los dioses.
(Pierre Corneille)

El que no teme a la muerte, no teme a las amenazas.
(Pierre Corneille)

El tiempo es un gran maestro que arregla muchas cosas.
(Pierre Corneille)

Hablando de nuestras desgracias las aliviamos.
(Pierre Corneille)

Hay que tener buena memoria después de haber mentido.
(Pierre Corneille)

La manera de dar vale más que lo que se da.
(Pierre Corneille)

El dolor es una mal que un remedio precipitado irrita.
(Thomas Corneille)

¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?
(Julio Cortázar)

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.
(Julio Cortázar)

Es mejor malograr la propia juventud que no hacer nada en ella.
(Georges Courteline)

Dios hizo el campo, y el hombre la ciudad.
(William Cowper)

El dolor es, él mismo, una medicina.
(William Cowper)

Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente.
(William Cowper)

Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar.
(William Cowper)

La felicidad radica, ante todo, en la salud.
(George William Curtis)

La imaginación sirve para viajar y cuesta menos.
(George William Curtis)

La guerra es el arte de destruir hombres, la política es el arte de engañarlos.
(Jean Le Rond D' Alembert)

La mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella.
(Salvador Dalí)

Los poetas son hombres que han conservado sus ojos de niño.
(León Daudet)

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.
(Leonardo Da Vinci)

Donde hay más sensibilidad, allí es más fuerte el martirio.  
(Leonardo Da Vinci)

He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido.
(Leonardo Da Vinci)

La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.
(Leonardo Da Vinci)

La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender.
(Leonardo Da Vinci)

Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van.
(Leonardo Da Vinci)

Quien de verdad sabe de que habla, no encuentra razones para levantar la voz.
(Leonardo Da Vinci)

Si es posible, se debe hacer reír hasta a los muertos.
(Leonardo Da Vinci)

Todo lo que hay de bello en el hombre pasa y no dura.
(Leonardo Da Vinci)

La música es la aritmética de los sonidos, como la óptica es la geometría de la luz.
(Claude Debussy)

El amor verdadero no espera a ser invitado, antes él se invita y se ofrece primero.
(Fray Luis de León)

Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma.
(Fray Luis de León)

Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.
(Miguel Delibes)

Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano.
(Demetrio de Falera)

La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.
(Demócrates)

Aunque estés solo, no debes decir ni hacer nada malo. Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás.
(Demócrito de Abdera)

Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo.
(Demócrito de Abdera)

Vida sin fiestas es como largo camino sin posadas.
(Demócrito de Abdera)

Cuando una batalla está perdida, sólo los que han huido pueden combatir en otra.
(Demóstenes)

Conoces lo que tu vocación pesa en ti. Y si la traicionas, es a ti a quien desfiguras; pero sabes que tu verdad se hará lentamente, porque es nacimiento de árbol y no hallazgo de una fórmula.
(Antoine de Saint-Exupery)

El amor es lo único que crece cuando se reparte.
(Antoine de Saint-Exupery)

Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada.
(Antoine de Saint-Exupery)

Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía.
(Antoine de Saint-Exupery)

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.
(Antoine de Saint-Exupery)

¡Mi único deseo es conocer el mundo y las comedias que en él se representan!.
(René Descartes)

Las almas más grandes son tan capaces de los mayores vicios como de las mayores virtudes.
(René Descartes)

No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.
(René Descartes)

Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas.
(René Descartes)

Para mejorar nuestro conocimiento debemos aprender menos y contemplar más.
(René Descartes)

Sería absurdo que nosotros, que somos finitos, tratásemos de determinar las cosas infinitas.
(René Descartes)

Vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás.
(René Descartes)

El hombre vive en un mundo en el que cada ocurrencia está cargada con ecos y reminiscencias de lo que ha ocurrido antes. Cada acontecimiento es un recordatorio.
(John Dewey)

Lo que ocurre en el pasado vuelve a ser vivido en la memoria.
(John Dewey)

Cada uno tiene la edad de su corazón.
(Alfred d' Houdetot)

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada.
(Alfred d' Houdetot)

Un pariente pobre es siempre un pariente lejano.
(Alfred d' Houdetot)

Acostumbramos a cometer nuestras peores debilidades y flaquezas a causa de la gente que más despreciamos.
(Charles Dickens)

El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico.
(Charles Dickens)

Hay cuerdas en el corazón humano que sería mejor no hacerlas vibrar.
(Charles Dickens)

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año.
(Charles Dickens)

Todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay.
(Emily Dickinson)

El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes.
(Denis Diderot)

La ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio.
(Denis Diderot)

Alimentad el espíritu con grandes pensamientos. La fe en el heroísmo hace los héroes.
(Benjamin Disraeli)

El mundo está lleno de estadistas a quienes la democracia ha degradado convirtiéndoles en políticos.
(Benjamin Disraeli)

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores.
(Benjamin Disraeli)

Nada revela tan fiablemente el carácter de una persona como su voz.
(Benjamin Disraeli)

Ser consciente de la propia ignorancia es un gran paso hacia el saber.
(Benjamin Disraeli)

Triunfar tarde no es triunfar: es alcanzar al mismo tiempo la inmortalidad y la muerte.
(Benjamin Disraeli)

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.
(John Donne)

Ningún hombre es una isla, algo completo en sí mismo; todo hombre es un fragmento del continente, una parte de un conjunto.
(John Donne)

Pueden amar los pobres, los locos y hasta los falsos, pero no los hombres ocupados.
(John Donne)

Dios se vale muchas veces de los débiles para abatir a los poderosos.
(Juan Donoso Cortés)

En lo pasado está la historia del futuro.
(Juan Donoso Cortés)

Cualquier guerra entre europeos es una guerra civil.
(Eugeni D'Ors)

El secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber para que se vive.
(Fiodor Dostoievski)

El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor.
(Fiodor Dostoievski)

Los celos son la icteria del alma.
(John Dryden)

Toda la felicidad que la humanidad puede alcanzar, está, no en el placer, sino en el descanso del dolor.
(John Dryden)

El idioma del corazón es universal: sólo se necesita sensibilidad para entenderle y hablarle.
(Jacques Duclós)

¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación.
(Alejandro Dumas)

Cuando el amor desenfrenado entra en el corazón, va royendo todos los demás sentimientos; vive a expensas del honor, de la fe y de la palabra dada.
(Alejandro Dumas)

El hombre nace sin dientes, sin cabello y sin ilusiones. Y muere lo mismo: sin dientes, sin cabellos y sin ilusiones.
(Alejandro Dumas)

Para toda clase de males hay dos remedios; el tiempo y el silencio.
(Alejandro Dumas)

En la medida en que el sufrimiento de los niños está permitido, no existe amor verdadero en este mundo.
(Isadora Duncan)

El arte es un compendio de la naturaleza formado por la imaginación.
(José María E Ca de Queiroz)

Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.
(Albert Einstein)

Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.
(Albert Einstein)

El amor por la fuerza nada vale, la fuerza sin amor es energía gastada en vano.
(Albert Einstein)

El azar no existe; Dios no juega a los dados.
(Albert Einstein)

El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.
(Albert Einstein)

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.
(Albert Einstein)

El problema del hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón.
(Albert Einstein)

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.
(Albert Einstein)

Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.
(Albert Einstein)

Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor.
(Albert Einstein)

La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.
(Albert Einstein)

La belleza no mira, sólo es mirada.
(Albert Einstein)

La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente.
(Albert Einstein)

La formulación de un problema, es más importante que su solución.
(Albert Einstein)

Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad.
(Albert Einstein)

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.
(Albert Einstein)

Si no chocamos contra la razón nunca llegaremos a nada.
(Albert Einstein)

Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.
(Albert Einstein)

Tendremos el destino que no hayamos merecido.
(Albert Einstein)

Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir, se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.
(George Eliot)

Nuestras acciones hablan sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas.
(George Eliot)

A la manera que el río hace sus propias riberas, así toda idea legítima hace sus propios caminos y conductos.
(Ralph Waldo Emerson)

Cuando envejecemos, la belleza se convierte en cualidad interior.
(Ralph Waldo Emerson)

El valor, la buena conducta y la perseverancia conquistan todas las cosas y obstáculos que quieran destruirlas y se interpongan en su camino.
(Ralph Waldo Emerson)

Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.
(Ralph Waldo Emerson)

Los años enseñan muchas cosas que los días jamás llegan a conocer.
(Ralph Waldo Emerson)

Toda relación con la tierra, el hábito de labrarla, de trabajar sus minas o simplemente de cazar en ella, engendra el sentimiento de patriotismo.
(Ralph Waldo Emerson)

¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos.
(Epicteto de Frigia)

¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.
(Epicteto de Frigia)

Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado.
(Epicteto de Frigia)

Así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar.
(Epicteto de Frigia)

Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.
(Epicteto de Frigia)

El exceso de cólera engendra la locura.
(Epicteto de Frigia)

El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y un cobardía ceder el paso a los indignos.
(Epicteto de Frigia)

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.
(Epicteto de Frigia)

El que empieza a instruirse en la filosofía de todo se echa la culpa a sí mismo.
(Epicteto de Frigia)

En la prosperidad es muy fácil encontrar amigos, en la adversidad no hay nada más difícil.
(Epicteto de Frigia)

En las desgracias hay que acordarse del estado de conformidad con que miramos las ajenas.
(Epicteto de Frigia)

La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada, pues consiste en ser libre.
(Epicteto de Frigia)

La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.
(Epicteto de Frigia)

No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo
(Epicteto de Frigia)

No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.
(Epicteto de Frigia)

Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti.
(Epicteto de Frigia)

Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza.
(Epicteto de Frigia)

El hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada.
(Epicuro de Samos)

El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.
(Epicuro de Samos)

Juzgamos mejores que los placeres muchos dolores porque se consigue para nosotros un placer mayor.
(Epicuro de Samos)

La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.
(Epicuro de Samos)

El colmo de la estupidez es aprender lo que luego hay que olvidar.
(Erasmo de Rotterdam)

La felicidad consiste, principalmente, en conformarse con la suerte; es querer ser lo que uno es.
(Erasmo de Rotterdam)

La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa.
(Erasmo de Rotterdam)

La sabiduría de este mundo es la madre y raíz de todos los males.
(Erasmo de Rotterdam)

El miedo es natural en el prudente, y el vencerlo es lo valiente.
(Alonso de Ercilla y Zúñiga)

Que siempre por señales o razones se suelen descubrir las intenciones.
(Alonso de Ercilla y Zúñiga)

No puede haber una revolución total sino una revolución permanente. Como el amor, es el goce fundamental de la vida.
(Max Ernst)

Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar puede el hombre escapar a la sentencia de su destino.
(Esquilo de Eleusis)

No considero nada vergonzoso honrar a los hermanos.
(Esquilo de Eleusis)

No hay ningún hombre absolutamente libre. Es esclavo de la riqueza, o de la fortuna, o de las leyes, o bien el pueblo le impide obrar con arreglo a su exclusiva voluntad.
(Eurípides de Salamina)

No llames jamás feliz a un mortal hasta que no hayas visto cómo, en su último día, desciende a la tumba.
(Eurípides de Salamina)

La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen.
(William Faulkner)

Lo que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia.
(William Faulkner)

Tiene la ciencia sus hipócritas, no menos que la virtud, y no menos es engañado el vulgo por aquéllos que por éstos. Son muchos los indoctos que pasan plaza de sabios.
(Benito Jerónimo Feijoó)

Poetas, nunca cantemos / la vida de un mismo pueblo, / ni la flor de un solo huerto. /Que sean todos los pueblos / y todos los huertos nuestros.
(León Felipe)

Así como la demasiada autoridad corrompe a los reyes, así el lujo emponzoña toda una nación.
(Fénelon)

El amor lo toma todo, y todo lo da.
(Fénelon)

El hombre se mueve. Dios le guía.
(Fénelon)

El más libre de todos los hombres es aquel que puede ser libre dentro de la esclavitud.
(Fénelon)

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad.
(Fénelon)

El que no ha sufrido no sabe nada; no conoce ni el bien ni el mal; ni conoce a los hombres ni se conoce a sí mismo.
(Fénelon)

El sufrimiento depende no tanto de lo que se padece cuanto de nuestra imaginación, que aumenta nuestros males.
(Fénelon)

El verdadero medio de ganar mucho consiste en no querer nunca ganar demasiado.
(Fénelon)

El verdadero valor consiste en prever todos los peligros y despreciarlos cuando llegan a hacerse inevitables.
(Fénelon)

Huye de los elogios pero trata de merecerlos.
(Fénelon)

Jamás es perdido el bien que se hace.
(Fénelon)

La altivez es útil, todo hombre debe ser altivo.
(Fénelon)

La ambición está más descontenta de lo que no tiene que satisfecha de lo que tiene.
(Fénelon)

La fuerza no puede jamás persuadir a los hombres; sólo logra hacerlos hipócritas.
(Fénelon)

La guerra es un mal que deshonra al género humano.
(Fénelon)

La muerte sólo será triste para los que no han pensado en ella.
(Fénelon)

Las almas bellas son las únicas que saben todo lo que hay de grande en la bondad.
(Fénelon)

Ningún poder humano puede jamás violentar el sagrario impenetrable de la libertad del corazón.
(Fénelon)

Si a cambio de mi amor a la lectura viera a mis pies los tronos del mundo, rehusaría el cambio.
(Fénelon)

Sólo el infortunio puede convertir un corazón de roca en un corazón humano.
(Fénelon)

Seis, ocho millones de espectadores. Estas son cifras con las que nunca pudo soñar ningún director teatral o novelista y menos aún Esquilo, Sófocles o Eurípides.
(Fernando Fernán Gomez)

No ser nada y no amar nada, es lo mismo.
(Ludwig Feuerbach)

El amor a la vida es esencialmente tan incomunicable como el dolor.
(Francis Scott Fitzgerald)

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.
(Francis Scott Fitzgerald)

Puedes acariciar a la gente con palabras.
(Francis Scott Fitzgerald)

A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres.
(Gustave Flaubert)

Creo que sí mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas.
(Gustave Flaubert)

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.
(Gustave Flaubert)

La manera más profunda de sentir una cosa es sufrir por ella.
(Gustave Flaubert)

Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al contrario, la hacen más profunda.
(Gustave Flaubert)

No le demos al mundo armas contra nosotros, porque las utilizará.
(Gustave Flaubert)

Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.
(Gustave Flaubert)

Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala.
(Gustave Flaubert)

A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo.
(Jean de la Fontaine)

Cosa dulce es un amigo verdadero; bucea en el fondo de nuestro corazón inquiriendo nuestras necesidades. No ahorra el tener que descubrirlas por nosotros mismos.
(Jean de la Fontaine)

La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia.
(Jean de la Fontaine)

Nadie tiene dominio sobre el amor, pero el amor domina todas las cosas.
(Jean de la Fontaine)

Ningún camino de flores conduce a la gloria.
(Jean de la Fontaine)

Si tuviese mi mano cerrada llena de verdades, me guardaría muy bien de abrirla.
(Bernard Le Bouvier de Fontenelle)

Toda lágrima enseña a los mortales una verdad.
(Ugo Foscolo)

El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen.
(Anatole France)

Es cierto que el amor conserva la belleza y que la cara de las mujeres se nutre de caricias, lo mismo que las abejas se nutren de miel.
(Anatole France)

Existe en todos nosotros un fondo de humanidad mucho menos variable de lo que se cree.
(Anatole France)

La mujer es embellecida por el beso que ponéis sobre su boca.
(Anatole France)

Las verdades que revela la inteligencia permanecen estériles. Sólo el corazón es capaz de fecundar los sueños.
(Anatole France)

Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral.
(Anatole France)

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.
(Benjamin Franklin)

El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón.
(Benjamin Franklin)

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.
(Benjamin Franklin)

Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches.
(Benjamin Franklin)

Ten tus ojos bien abiertos antes del matrimonio; y medio cerrados después de él.
(Benjamin Franklin)

La muerte como final de tiempo que se vive sólo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado a vivir.
(Viktor Frankl)

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.
(Viktor Frankl)

La verdad al cien por ciento es tan rara como el alcohol al cien por ciento.
(Sigmund Freud)

Si el espíritu es un atributo divino, una existencia conforme al espíritu será verdaderamente divina.
(Sigmund Freud)

Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.
(Sigmund Freud)

¿Qué es la mayoría? La mayoría es un absurdo: la inteligencia ha sido siempre de los pocos.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Créeme, en tu corazón brilla la estrella de tu destino.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Cuanto más alto coloque el hombre su meta, tanto más crecerá.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

El amor es la única cosa de este mundo que no quiere más comprador que a sí mismo.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

El hombre es un animal político.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

El hombre que se mantiene en el justo medio lleva el nombre de sobrio y moderado.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

El ser inmóvil mueve como objeto del amor, y lo que él mueve imprime el movimiento a todo lo demás.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

El tiempo es el ángel del hombre.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Es muy dulce ver llegar la muerte mecido por las plegarias de un hijo.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Es preciso preferir la soberanía de la ley a la de uno de los ciudadanos.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Hablar con mucha cortesía a veces conquista y otras empalaga.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Haciendo el bien nutrimos la planta divina de la humanidad; formando la belleza, esparcimos las semillas de lo divino.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Hambre y amor mantienen cohesionada la fábrica del mundo.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La belleza del hombre está o en la sonoridad, o en el significado.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La bestialidad es un mal menor que la perversidad, pero es más temible.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La diversión es como un seguro, cuanto más viejo eres más te cuesta.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La libertad existe tan sólo en la tierra de los sueños.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La palabra es libre; la acción muda; la obediencia ciega.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Quien vive entre los deleites y los vicios ha de expiarlos luego con la humillación y la miseria.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Si quieres conocerte, observa la conducta de los demás. Si quieres comprender a los demás, mira en tu propio corazón.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Si tanto me alaban, será por alabarse a sí mismos, pues al alabarme dan a entender que me comprenden.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Solamente cuando madura cae el fruto de la fortuna.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Todo hombre, por naturaleza, desea saber.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Todos o casi todos distinguen el alma por tres de sus atributos: el movimiento, la sensación y la incorporeidad.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Una memoria ejercitada es guía más valiosa que el genio y la sensibilidad.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

La verdad es el mejor camuflaje. ¡Nadie la entiende!
(Max Frisch)

Quien discute sobre si se puede matar a la propia madre no merece argumentos sino azotes.
(Max Frisch)

La ciencia es respecto del alma lo que es la luz respecto de los ojos, y si las raíces son amargas, los frutos son muy dulces.
(Robert Lee Frost)

La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda.
(Thomas Fuller)

Todo es muy difícil antes de ser sencillo.
(Thomas Fuller)

El ser humano no vive sólo de pan. Necesitamos amor y cuidados, y encontrar una respuesta a quiénes somos y por qué vivimos.
(Jostein Gaarder)

Nuestra sociedad ha llegado a un momento en que ya no adora al becerro de oro, sino al oro del becerro.
(Antonio Gala)

En lo tocante a la ciencia, la autoridad de un millar no es superior al humilde razonamiento de una sola persona.
(Galileo Galilei)

La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo.
(Galileo Galilei)

Las matemáticas son el alfabeto con el cual Dios ha escrito el Universo.
(Galileo Galilei)

El idealismo aumenta en proporción directa de la distancia que nos separa del problema.
(John Galsworthy)

El carácter humano es como una balanza: en un platillo está la mesura, y en el otro la audacia. El mesurado tímido y el audaz indiscreto son balanzas con un brazo, trastos inútiles.
(Ángel Ganivet)

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.
(Ángel Ganivet)

El horizonte está en los ojos y no en la realidad.
(Ángel Ganivet)

Grande es siempre el amor maternal, pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por el hijo amado.
(Ángel Ganivet)

La furia con que el mundo actual busca el placer prueba que carece de él.
(Ángel Ganivet)

Las verdades de los hombres tienen que ser como piedras y los cargos que ejercen, como cántaros: pase lo que pase debe romperse el cántaro.
(Ángel Ganivet)

Más vale un minuto de vida franca y sincera que cien años de hipocresía.
(Ángel Ganivet)

Nuestra fuerza esta en nuestro ideal con nuestra pobreza, no en la riqueza sin ideales.
(Ángel Ganivet)

Para destruir las malas prácticas, la ley es mucho menos útil que los esfuerzos individuales.
(Ángel Ganivet)

Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir.
(Federico García Lorca)

Dejaría en este libro toda mi alma.
(Federico García Lorca)

El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.
(Federico García Lorca)

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.
(Federico García Lorca)

La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.
(Federico García Lorca)

Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.
(Federico García Lorca)

Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.
(Federico García Lorca)

Quiero llorar porque me da la gana.
(Federico García Lorca)

El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.
(Gabriel García Márquez)

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.
(Gabriel García Márquez)

El verdadero paraíso no esta en el cielo, sino en la boca de la mujer amada.
(Théophile Gautier)

¿Cómo se puede decir a un hombre que tiene una patria cuando no tiene derecho a una pulgada de su suelo?.
(Henry George)

El beso es la válvula de escape de la honestidad.
(Paul Géraldy)

El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.
(Paul Géraldy)

El más difícil no es el primer beso sino el último.
(Paul Géraldy)

En el amor no hay crímenes ni delitos, sólo falta de buen gusto.
(Paul Géraldy)

Llegará un día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza.
(Paul Géraldy)

Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros mismos.
(Paul Géraldy)

¿Dónde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?
(Khalil Gibran)

Algunos oyen con las orejas, algunos con el estómago, algunos con el bolsillo y algunos no oyen en absoluto.
(Khalil Gibran)

Amar a la vida a través del trabajo, es intimar con el más recóndito secreto de la vida.
(Khalil Gibran)

Aquel que no usa su moralidad sino como si fuera su mejor ropaje, estaría mejor desnudo.
(Khalil Gibran)

Bueno es dar cuando nos piden; pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores.
(Khalil Gibran)

Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.
(Khalil Gibran)

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.
(Khalil Gibran)

Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros.
(Khalil Gibran)

Dios no escucha vuestras palabras, salvo cuando él mismo las profiere a través de vuestros labios.
(Khalil Gibran)

El pesar y la pobreza purifican el corazón del hombre, aunque nuestras mentes débiles no ven nada de valor en el universo, salvo la comodidad y la felicidad.
(Khalil Gibran)

El silencio del envidioso está lleno de ruidos.
(Khalil Gibran)

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.
(Khalil Gibran)

En el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su mañana y toma su frescura.
(Khalil Gibran)

Es la vida la que da a la vida, mientras que vosotros, que os consideráis donantes, no sois más que testigos.
(Khalil Gibran)

Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio.
(Khalil Gibran)

La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía.
(Khalil Gibran)

Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.
(Khalil Gibran)

Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes.
(Khalil Gibran)

No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir.
(Khalil Gibran)

No progresas mejorando lo que ya esta hecho, sino esforzándote por lograr lo que aun queda por hacer.
(Khalil Gibran)

No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche.
(Khalil Gibran)

Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer.
(Khalil Gibran)

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
(Khalil Gibran)

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
(Khalil Gibran)

Si no puedes trabajar con amor sino sólo con desgana, mejor será que abandones el trabajo y te sientes a la puerta del templo a recibir limosna de los que trabajan con alegría.
(Khalil Gibran)

Trabajar con amor es construir una casa con cariño, como si vuestro ser amado fuera a habitar en esa casa.
(Khalil Gibran)

Vuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara.
(Khalil Gibran)

Vuestros hijos no son vuestros hijos: son los hijos y las hijas de las ansias de vida que siente la misma vida.
(Khalil Gibran)

Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado.
(André Gide)

Sabio es aquel que constantemente se maravilla.
(André Gide)

Uno de los principales objetivos de la educación debe ser ampliar las ventanas por las cuales vemos al mundo.
(Arnold H. Glasow)

¡Como te pareces al agua, alma del hombre! ¡Como te pareces al viento, destino del hombre!
(Johann Wolfgang Goethe)

¿Cuál es el mejor gobierno? El que nos enseña a gobernarnos a nosotros mismos.
(Johann Wolfgang Goethe)

¿Quién osó luchar con los dioses, y quién con el Único? Es hermoso ser un discípulo de Homero, aunque sea el último.
(Johann Wolfgang Goethe)

A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será.
(Johann Wolfgang Goethe)

Actuar es fácil, pensar es difícil; actuar según se piensa es aún más difícil.
(Johann Wolfgang Goethe)

Asombro: lo más elevado a que puede llegar el hombre.
(Johann Wolfgang Goethe)

Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de ellos sino para que se reconozca lo que sabía su autor.
(Johann Wolfgang Goethe)

Con el conocimiento se acrecientan las dudas.
(Johann Wolfgang Goethe)

Contra la estupidez, hasta los dioses luchan en vano.
(Johann Wolfgang Goethe)

Cuando el hombre no se encuentra a sí mismo, no encuentra nada.
(Johann Wolfgang Goethe)

Cuando he estado trabajando todo el día, un buen atardecer me sale al encuentro.
(Johann Wolfgang Goethe)

El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas.
(Johann Wolfgang Goethe)

El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo.
(Johann Wolfgang Goethe)

El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen.
(Johann Wolfgang Goethe)

El espíritu humano avanza de continuo, pero siempre en espiral.
(Johann Wolfgang Goethe)

El hombre feliz es aquel que siendo rey o campesino, encuentra paz en su hogar.
(Johann Wolfgang Goethe)

El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.
(Johann Wolfgang Goethe)

El hombre se cree siempre ser más de lo que es, y se estima menos de lo que vale.
(Johann Wolfgang Goethe)

El hombre sordo a la voz de la poesía es un bárbaro.
(Johann Wolfgang Goethe)

El mal está sólo en tu mente y no en lo externo. La mente pura siempre ve solamente lo bueno en cada cosa, pero la mala se encarga de inventar el mal.
(Johann Wolfgang Goethe)

El niño es realista; el muchacho, idealista; el hombre, escéptico, y el viejo, místico.
(Johann Wolfgang Goethe)

El que quiera tener razón y habla solo, de seguro logrará su objetivo.
(Johann Wolfgang Goethe)

El suicidio sólo debe mirarse como una debilidad del hombre, porque indudablemente es más fácil morir que soportar sin tregua una vida llena de amarguras.
(Johann Wolfgang Goethe)

El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad.
(Johann Wolfgang Goethe)

El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.
(Johann Wolfgang Goethe)

Es un gran error creerse más de lo que uno es, o menos de lo que uno vale.
(Johann Wolfgang Goethe)

Estar preocupado es ser inteligente, aunque de un modo pasivo. Sólo los tontos carecen de preocupaciones.
(Johann Wolfgang Goethe)

Hay quién porque golpea la pared con un martillo se cree clavar clavos.
(Johann Wolfgang Goethe)

La creencia no es el principio, sino el fin de todo conocimiento.
(Johann Wolfgang Goethe)

La existencia dividida por la razón deja siempre un resto.
(Johann Wolfgang Goethe)

La juventud quiere ser estimada más que ser instruida.
(Johann Wolfgang Goethe)

La ley es poderosa, pero más poderosa es la necesidad.
(Johann Wolfgang Goethe)

La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia.
(Johann Wolfgang Goethe)

La noche es la mitad de la vida y la mejor mitad.
(Johann Wolfgang Goethe)

La venganza más cruel es el desprecio de toda venganza posible.
(Johann Wolfgang Goethe)

Las palabras de aliento después de la censura son como el sol tras el aguacero.
(Johann Wolfgang Goethe)

Lo que habéis heredado de vuestros padres, volvedlo a ganar a pulso o no será vuestro.
(Johann Wolfgang Goethe)

Los pecados escriben la historia, el bien es silencioso.
(Johann Wolfgang Goethe)

Muchos hombres no se equivocan jamás porque no se proponen nada razonable.
(Johann Wolfgang Goethe)

No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.
(Johann Wolfgang Goethe)

No preguntemos si estamos plenamente de acuerdo, sino tan sólo si marchamos por el mismo camino.
(Johann Wolfgang Goethe)

Si los hombres, una vez que han hallado la verdad, no volviesen a retorcerla, me daría por satisfecho.
(Johann Wolfgang Goethe)

Un hombre de noble corazón irá muy lejos, guiado por la palabra gentil de una mujer.
(Johann Wolfgang Goethe)

Un loco enamorado sería capaz de hacer fuegos artificiales con el sol, la luna y las estrellas, para recuperar a su amada.
(Johann Wolfgang Goethe)

Una vida inútil equivale a una muerte prematura.
(Johann Wolfgang Goethe)

Yo amo a aquel que desea lo imposible.
(Johann Wolfgang Goethe)

Las mujeres y la música nunca deben tener fecha.
(Oliver Goldsmith)

El mejor destino que hay es el de supervisor de nubes, acostado en una hamaca mirando al cielo.
(Ramón Gómez de la Serna)

Lo que defiende a las mujeres es que piensan que todos los hombres son iguales, mientras que lo que pierde a los hombres es que piensan que todas las mujeres son diferentes.
(Ramón Gómez de la Serna)

Los que matan a una mujer y después se suicidan debían variar el sistema: suicidarse antes y matarla después.
(Ramón Gómez de la Serna)

No perdáis vuestro tiempo ni en llorar el pasado ni en llorar el porvenir. Vivid vuestras horas, vuestros minutos. Las alegrías son como flores que la lluvia mancha y el viento deshoja.
(Edmond Gouncourt)

Las horas que limando están los días que royendo están los años.
(Luis de Góngora y Argote)

La política depende de los políticos como el tiempo depende de los astrónomos.
(Remy de Gourmont)

Los platónicos olvidan excesivamente que el amor es una física antes de ser un ensueño.
(Remy de Gourmont)

Cuanto más posee el hombre, menos se posee a sí mismo.
(Arturo Graf)

El de la locura y el de la cordura son dos países limítrofes, de fronteras tan imperceptibles, que nunca puedes saber con seguridad si te encuentras en el territorio de la una o en el territorio de la otra.
(Arturo Graf)

La civilización es una terrible planta que no vegeta y no florece si no es regada de lágrimas y de sangre.
(Arturo Graf)

La existencia es un viaje en el que no existen los caminos llanos: todo son subidas o bajadas.
(Arturo Graf)

La fuerza es confianza por naturaleza. No existe un signo más patente de debilidad que desconfiar instintivamente de todo y de todos.
(Arturo Graf)

La vida es un negocio en el que no se obtiene una ganancia que no vaya acompañada de una pérdida.
(Arturo Graf)

Las grandes elevaciones del alma no son posibles sino en la soledad y en el silencio.
(Arturo Graf)

¿Cuál puede ser una vida que comienza entre los gritos de la madre que la da y los lloros del hijo que la recibe?
(Baltasar Gracián)

A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camello; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono; a los ochenta, nada.
(Baltasar Gracián)

Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene.
(Baltasar Gracián)

Ciencia sin seso, locura doble.
(Baltasar Gracián)

El más poderoso hechizo para ser amado es amar.
(Baltasar Gracián)

El no y el sí son breves de decir pero piden pensar mucho.
(Baltasar Gracián)

El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
(Baltasar Gracián)

El que confía sus secretos a otro hombre se hace esclavo de él.
(Baltasar Gracián)

Hay mucho que saber, y es poco el vivir, y no se vive si no se sabe.
(Baltasar Gracián)

Hemos de proceder de tal manera que no nos sonrojemos ante nosotros mismos.
(Baltasar Gracián)

La muerte para los jóvenes es naufragio y para los viejos es llegar a puerto.
(Baltasar Gracián)

No te pongas en el lado malo de un argumento simplemente porque tu oponente se ha puesto en el lado correcto.
(Baltasar Gracián)

Saber olvidar, más es dicha que arte.
(Baltasar Gracián)

Todo lo que realmente nos pertenece es el tiempo; incluso el que no tiene nada más, lo posee.
(Baltasar Gracián)

Sin lugar a dudas, es importante desarrollar la mente de los hijos. No obstante el regalo más valioso que se les puede dar, es desarrollarles la conciencia.
(John Gay)

El mejor olor, el del pan; el mejor sabor, el de la sal; el mejor amor, el de los niños.
(Graham Greene)

En el fondo de nosotros mismos siempre tenemos la misma edad.
(Graham Greene)

Intento comprender la verdad, aunque esto comprometa mi ideología.
(Graham Greene)

Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas.
(Graham Greene)

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.
(Franz Grillparzer)

Peligrosos son los grandes hombres de los que uno no se puede reír.
(Giovanni Guareschi)

Aquellos impecables autores son los que nunca escribieron.
(William Hazlitt)

La moda comienza y termina siempre por las dos cosas que más aborrece: la singularidad y la vulgaridad.
(William Hazlitt)

Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.
(William Hazlitt)

Cualquier cosa que el hombre gane debe pagarla cara, aunque no sea más que con el miedo de perderla.
(Friedrich Hebbel)

El asunto es el problema; la forma, la solución.
(Friedrich Hebbel)

Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo.
(Friedrich Hebbel)

Muchos no creen en nada, pero temen a todo.
(Friedrich Hebbel)

No honres con tu odio a quien no podrías honrar con tu amor.
(Friedrich Hebbel)

¡Bienvenido sea el dolor si es causa de arrepentimento!
(Georg Wilhelm Friedrich Hegel)

La historia es el progreso de la conciencia de la libertad.
(Georg Wilhelm Friedrich Hegel)

Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión.
(Georg Wilhelm Friedrich Hegel)

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.
(Heinrich Heine)

Dios nos ha dado la lengua para que podamos decir cosas amables a nuestros amigos y duras verdades a nuestros enemigos.
(Heinrich Heine)

Donde se quiere a los libros también se quiere a los hombres.
(Heinrich Heine)

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Heinrich Heine)

Todavía no se ha descubierto la brújula para navegar en la alta mar del matrimonio.
(Heinrich Heine)

Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión.
(Heinrich Heine)

El sol brilla en todas partes, pero algunos no ven más que sus sombras.
(Arthur Helps)

La verdad es una antorcha que luce entre la niebla, sin disiparla.
(Claude Adrien Helvétius)

El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.
(Ernest Hemingway)

El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad.
(Ernest Hemingway)

Quédate siempre detrás del hombre que dispara y delante del hombre que está cagando. Así estás a salvo de las balas y de la mierda.
(Ernest Hemingway)

Yo soy el dueño de mi destino; yo soy el capitán de mi alma.
(William Ernest Henley)

Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre.
(Heráclito de Efeso)

El sol es nuevo cada día.
(Heráclito de Efeso)

En el círculo se confunden el principio y el fin.
(Heráclito de Efeso)

Inmortales, mortales, inmortales. Nuestra vida es la muerte de los primeros y su vida es nuestra muerte.
(Heráclito de Efeso)

La enfermedad hace agradable la salud; el hambre la saciedad; la fatiga el reposo.
(Heráclito de Efeso)

Más vale apagar una injuria que apagar un incendio.
(Heráclito de Efeso)

Muerte es todo lo que vemos despiertos; sueño lo que vemos dormidos.
(Heráclito de Efeso)

Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.
(Heráclito de Efeso)

El que no es bello a los veinte, ni fuerte a los treinta, ni rico a los cuarenta, ni sabio a los cincuenta, nunca será ni bello, ni fuerte, ni rico, ni sabio.
(George Herbert)

Gracias le doy a la Virgen, gracias le doy al Señor, porque entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, no perdí mi amor al canto ni mi voz como cantor.
(José Hernández)

Pues el pájaro cantor jamás se para a cantar en árbol que no da flor.
(José Hernández)

Sepan que olvidar lo malo tambien es tener memoria.
(José Hernández)

Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba.
(Herodoto de Halicarnaso)

La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.
(Hesíodo)

He sido un hombre que busca y aun lo sigo siendo, pero ya no busco en las estrellas y en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre.
(Hermann Hesse)

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.
(Hermann Hesse)

Lo blando es más fuerte que lo duro; el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.
(Hermann Hesse)

El amor tiene un poderoso hermano, el odio. Procura no ofender al primero, porque el otro puede matarte.
(F. Heumer)

La poesía se escribe cuando ella quiere.
(José Hierro)

La guerra es la mejor escuela del cirujano.
(Hipócrates)

Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir .
(Hipócrates)

La guerra no consiste sólo en la batalla sino en la voluntad de contender.
(Thomas Hobbes)

La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad.
(Thomas Hobbes)

Las nociones de rectitud e ilicitud, justicia e injusticia, no tienen lugar en la guerra.
(Thomas Hobbes)

No buscamos la sociedad por amor a ella misma, sino por los honores o los beneficios que puede reportarnos.
(Thomas Hobbes)

Aquello que sale del corazón, lleva el matiz y el calor de su lugar de origen.
(Oliver Wendell Holmes)

El ruido de un beso no es tan retumbante como el de un cañón, pero su eco dura mucho más.
(Oliver Wendell Holmes)

La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastro.
(Oliver Wendell Holmes)

Ningún amor es más verdadero que aquel que muere sin haber sido revelado.
(Oliver Wendell Holmes)

Toda lengua es un templo en el que está encerrada el alma del que habla.
(Oliver Wendell Holmes)

¿Quién es libre? El sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía exclusivamente en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter.
(Quinto Horacio Flaco)

Carpe Diem (aprovecha el día presente). Palabras que nos recuerdan que la vida es corta y debemos apresurarnos a gozar de ella.
(Quinto Horacio Flaco)

El pueblo me silba, pero yo me aplaudo. (Populus me sibilat, at mihi plaudo)
(Quinto Horacio Flaco)

El que ha comenzado bien, está a la mitad de la obra.
(Quinto Horacio Flaco)

El tiempo saca a luz todo lo que está oculto y encubre y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor.
(Quinto Horacio Flaco)

En el amor hay dos males: la guerra y la paz.
(Quinto Horacio Flaco)

La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes.
(Quinto Horacio Flaco)

Piensa que cada día puede ser el último.
(Quinto Horacio Flaco)

Una pintura es un poema sin palabras.
(Quinto Horacio Flaco)

El camino de la civilización está pavimentado con envases de hojalata.
(Elbert Hubbard)

No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella.
(Elbert Hubbard)

¿Popularidad? Eso es la gloria en centavos.
(Victor Hugo)

¿Qué es un envidioso? Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta.
(Victor Hugo)

A las mujeres les gusta sobre todo salvar a quien las pierde.
(Victor Hugo)

A nadie le faltan fuerzas; lo que a muchísimos les falta es voluntad.
(Victor Hugo)

Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.
(Victor Hugo)

Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad.
(Victor Hugo)

Cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga.
(Victor Hugo)

Dios es la evidencia invisible.
(Victor Hugo)

Dios es la plenitud del cielo; el amor es la plenitud del hombre.
(Victor Hugo)

El amor casto engrandece a las almas.
(Victor Hugo)

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.
(Victor Hugo)

El hombre tiene el amor por ala, y el deseo por yugo.
(Victor Hugo)

El infierno está todo en esta palabra: soledad.
(Victor Hugo)

El sufrir merece respeto, el someterse es despreciable.
(Victor Hugo)

En los ojos del joven, arde la llama; en los del viejo, brilla la luz.
(Victor Hugo)

Imputar la revolución a los hombres es imputar la marea a las olas.
(Victor Hugo)

Inspiración y genio son casi la misma cosa.
(Victor Hugo)

La arquitectura es el gran libro de la humanidad.
(Victor Hugo)

La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.
(Victor Hugo)

La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente.
(Victor Hugo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.
(Victor Hugo)

Los animales son de Dios. La bestialidad es humana.
(Victor Hugo)

Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.
(Victor Hugo)

Nada tan estúpido como vencer; la verdadera gloria está en convencer.
(Victor Hugo)

Ningún ejército puede detener la fuerza de una idea cuando llega a tiempo.
(Victor Hugo)

No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre.
(Victor Hugo)

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha.
(Victor Hugo)

Quien me insulta siempre, no me ofende jamás.
(Victor Hugo)

Todo número es cero ante el infinito.
(Victor Hugo)

Todo poder es deber.
(Victor Hugo)

Una casa sin hijos es una colmena sin abejas.
(Victor Hugo)

El juicio, la valoración, la pretensión, no son experiencias vacías que la conciencia tiene, sino experiencias compuestas de una corriente intencional.
(Edmund Husserl)

La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría.
(Edmund Husserl)

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.
(Edmund Husserl)

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.
(Aldous Huxley)

El hombre silencioso no presta testimonio contra sí mismo.
(Aldous Huxley)

El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.
(Aldous Huxley)

La persona inteligente busca la experiencia que desea realizar.
(Aldous Huxley)

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro.
(Aldous Huxley)

Saber es relativamente fácil. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera, es siempre más duro.
(Aldous Huxley)

Una verdad sin interés puede ser eclipsada por una falsedad emocionante.
(Aldous Huxley)

El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición.
(Thomas Henry Huxley)

Es un hecho que el hombre tiene que controlar la ciencia y chequear ocasionalmente el avance de la tecnología.
(Thomas Henry Huxley)

El hombre más fuerte del mundo es el que está más solo.
(Henrik Johan Ibsen)

No se graban tanto mil palabras como un solo hecho.
(Henrik Johan Ibsen)

Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer no será humana.
(Henrik Johan Ibsen)

Pueden prohibirme seguir mi camino, pueden intentar forzar mi voluntad. Pero no pueden impedirme que, en el fondo de mi alma, elija a una o a otra.
(Henrik Johan Ibsen)

Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida.
(Henrik Johan Ibsen)

La cólera es una ráfaga de viento que apaga la lámpara de la inteligencia.
(Robert Green Ingersoll)

El hecho de ser habitados por una nostalgia incomprensible sería, al fin y al cabo, el indicio de que hay un más allá.
(Eugene Ionesco)

No hay mayor mentira que la verdad mal entendida.
(William James)

A dónde podrá ir el que hasta aquí llegó, si más allá sólo fueron los muertos.
(Thomas Jefferson)

Cuando alguien asume un cargo público debe considerarse a sí mismo como propiedad pública.
(Thomas Jefferson)

El arte de la vida es el arte de evitar el dolor.
(Thomas Jefferson)

El hombre que no teme a las verdades, nada debe temer a las mentiras.
(Thomas Jefferson)

El más feliz es aquel de quien el mundo habla lo menos posible, sea en bien o sea en mal.
(Thomas Jefferson)

La vida carece de valor si no nos produce satisfacciones. Entre éstas, la más valiosa es la sociedad racional, que ilustra la mente, suaviza el temperamento, alegra el ánimo y promueve la salud.
(Thomas Jefferson)

No se debe ser demasiado severos con los errores del pueblo, sino tratar de eliminarlos por la educación.
(Thomas Jefferson)

Una sola cosa nos explica bien la historia y es en qué consisten los malos gobiernos.
(Thomas Jefferson)

Verdaderamente tiemblo por mi patria cuando pienso que Dios existe.
(Thomas Jefferson)

A los silenciosos no se les puede quitar la palabra.
(Stanislaw Jerzy Lec)

El amor a la patria no conoce fronteras ajenas.
(Stanislaw Jerzy Lec)

El que busca el cielo en la tierra se ha dormido en clase de geografía.
(Stanislaw Jerzy Lec)

La ignorancia humana no permanece detrás de la ciencia, crece tan rápidamente como ésta.
(Stanislaw Jerzy Lec)

La primera condición para la inmortalidad es la muerte.
(Stanislaw Jerzy Lec)

Tenía la conciencia limpia; no la usaba nunca.
(Stanislaw Jerzy Lec)

Todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla.
(Stanislaw Jerzy Lec)

El mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella.
(Jesucristo)

Nos hartamos de andar por sendas de iniquidad y perdición, atravesamos desiertos intransitables.
(Jesucristo)

Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia.
(Samuel Johnson)

Los vuelos naturales del espíritu humano no van de placer a placer, sino de una esperanza a otra.
(Samuel Johnson)

Para poder enseñar a todos los hombres a decir la verdad, es preciso que aprendan a oírla.
(Samuel Johnson)

Como la dicha de un pueblo depende de ser bien gobernado, la elección de sus gobernantes pide una reflexión profunda.
(Joseph Joubert)

Enseñar es aprender dos veces.
(Joseph Joubert)

Los niños necesitan más de modelos que de críticos.
(Joseph Joubert)

Muchos van hacia la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía, por los caminos de la verdad.
(Joseph Joubert)

¡La Iglesia de hoy no necesita cristianos a tiempo parcial, sino cristianos de una pieza!
(Juan Pablo II)

Cuando el cristianismo se convierte en instrumento del nacionalismo, queda herido en su corazón y se convierte en estéril.
(Juan Pablo II)

Dios no es un ser indiferente o lejano, por lo que no estamos abandonados a nosotros mismos.
(Juan Pablo II)

El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz.
(Juan Pablo II)

El sufrimiento humano ha alcanzado su culmen en la pasión de Cristo.
(Juan Pablo II)

El verdadero conocimiento y la auténtica libertad se hallan en Jesús. Dejad que Jesús forme parte siempre de vuestra hambre de verdad y justicia, y de vuestro compromiso por el bienestar de vuestros semejantes.
(Juan Pablo II)

En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios.
(Juan Pablo II)

La auténtica intuición artística va más allá de lo que perciben los sentidos y, penetrando la realidad, intenta interpretar su misterio escondido.
(Juan Pablo II)

La guerra es siempre una derrota de la humanidad.
(Juan Pablo II)

La Iglesia es la caricia del amor de Dios al mundo.
(Juan Pablo II)

La libertad de buscar y decir la verdad es un elemento esencial de la comunicación humana, no sólo en relación con los hechos y la información, sino también y especialmente sobre la naturaleza y destino de la persona humana, respecto a la sociedad y el bien común, respecto a nuestra relación con Dios.
(Juan Pablo II)

La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.
(Juan Pablo II)

La vocación del cristiano es la santidad, en todo momento de la vida. En la primavera de la juventud, en la plenitud del verano de la edad madura, y después también en el otoño y en el invierno de la vejez, y por último, en la hora de la muerte.
(Juan Pablo II)

No habrá paz en la tierra mientras perduren las opresiones de los pueblos, las injusticias y los desequilibrios económicos que todavía existen.
(Juan Pablo II)

Por eso América: si quieres la paz, trabaja por la justicia. Si quieres la justicia defiende la vida. Si quieres la vida, abraza la verdad, la verdad revelada por Dios.
(Juan Pablo II)

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad.
(Juan Pablo II)

Si nos alejamos de Dios, ¿quién nos garantiza que un día un poder humano no reivindique de nuevo el derecho a decidir qué vida humana vale y cuál no vale?
(Juan Pablo II)

La paz en la tierra, suprema aspiración de toda la humanidad a través de la historia, es indudable que no puede establecerse ni consolidarse si no se respeta fielmente el orden establecido por Dios.
(Juan XXIII)

Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.
(Juan XXIII)

Ciencia es el arte de crear ilusiones convenientes, que el necio acepta o disputa, pero de cuyo ingenio goza el estudioso, sin cegarse ante el hecho de que tales ilusiones son otros tantos velos para ocultar las profundas tinieblas de lo insondable.
(Carl Gustav Jung)

El primer castigo del culpable es que su conciencia lo juzga y no lo absuelve nunca.
(Juvenal)

Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico.
(Juvenal)

Nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo.
(Juvenal)

La ignorancia es madre del miedo.
(Henry Home Kames)

Dos cosas llenan el animo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes, cuanto con mas frecuencia y aplicación se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado sobre mi y la ley moral en mi.
(Inmanuel Kant)

La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales.
(Inmanuel Kant)

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte.
(Inmanuel Kant)

Las cualidades sublimes infunden respeto; las bellas amor.
(Inmanuel Kant)

Estar enamorado significa exagerar desmesuradamente la diferencia entre una mujer y otra.
(Jean Baptiste Alphonse Karr)

La belleza es verdad; la verdad, belleza. Esto es todo lo que sabes sobre la tierra, y todo lo que necesitas saber.
(John Keats)

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.
(Thomas De Kempis)

Fácilmente estará contento y sosegado el que, de verdad, tiene la conciencia limpia.
(Thomas De Kempis)

He buscado el sosiego en todas partes, y sólo lo he encontrado sentado en un rincón apartado, con un libro en las manos.
(Thomas De Kempis)

No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más.
(Thomas De Kempis)

Ten buena conciencia y tendrás siempre alegría. Si alguna alegría hay en el mundo la tiene seguramente el hombre de corazón puro.
(Thomas De Kempis)

El hombre tiene que establecer un final para la guerra. Sino, ésta establecerá un fin para la humanidad.
(John Fitzgerald Kennedy)

La guerra incondicional no conduce ya a la victoria incondicional.
(John Fitzgerald Kennedy)

En la práctica, sólo es problema lo que la inteligencia puede resolver.
(Hermann Keyserling)

Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.
(Omar Khayyam)

El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.
(Sören Aabye Kierkegaard)

La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.
(Sören Aabye Kierkegaard)

El problema de ser pobre es que te ocupa todo el tiempo.
(Willem de Kooning)

Estoy bajo el agua y los latidos de mi corazón producen círculos en la superficie.
(Milan Kundera)

La vida es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir.
(Milan Kundera)

La soledad es una gran fuerza que preserva de muchos peligros.
(Herni Dominique Lacordaire)

Cuando el amor ha sido una comedia, forzosamente el matrimonio tiene que derivar en drama.
(Alphonse de Lamartine)

La guerra no es más que un asesinato en masa, y el asesinato no es progreso.
(Alphonse de Lamartine)

El derecho y el deber son como las palmeras: no dan frutos si no crecen uno al lado del otro.
(Félecité de Lamennais)

La ciencia no sirve sino para darnos una idea de cuan vasta es nuestra ignorancia.
(Félecité de Lamennais)

Como pretendes que otro guarde tu secreto si tú mismo, al confiárselo, no los has sabido guardar.
(François de la Rochefoucauld)

Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte.
(François de la Rochefoucauld)

El silencio es el partido más seguro para el que desconfía de sí mismo.
(François de la Rochefoucauld)

El verdadero amor es como los espíritus: todos hablan de ellos, pero pocos los han visto.
(François de la Rochefoucauld)

El verdadero valor consiste en hacer uno sin testigos lo que sería capaz de hacer ante todo el mundo.
(François de la Rochefoucauld)

En los celos hay más amor propio que amor.
(François de la Rochefoucauld)

Establecemos reglas para los demás y excepciones para nosotros.
(François de la Rochefoucauld)

La inteligencia no podría representar mucho tiempo el papel del corazón.
(François de la Rochefoucauld)

La libre comunicación de los pensamientos y las opiniones es uno de los derechos más preciados por el hombre.
(François de la Rochefoucauld)

Los celos se alimentan de dudas.
(François de la Rochefoucauld)

No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay.
(François de la Rochefoucauld)

Nunca se tiene la libertad de amar o de dejar de amar.
(François de la Rochefoucauld)

Si en los hombres no aparece el lado ridículo, es que no lo hemos buscado bien.
(François de la Rochefoucauld)

Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera.
(François de la Rochefoucauld)

La verdad es como el agua filtrada, que no llega a los labios sino a través del cieno.
(Mariano Jose de Larra)

La conciencia del tiempo, bajo su forma más pura, es el aburrimiento, es decir, la conciencia de un intervalo que nada atraviesa o que nada puede llenar.
(Louis Lavelle)

No existe la guerra inevitable. Si llega, es por fallo del hombre.
(Andrew Bonar Law)

El orgullo es una forma de egoísmo.
(David Herbert Lawrence)

No rías nunca de las lagrimas de un niño. Todos los dolores son iguales.
(Charles Van Lerberghe)

Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad.
(Gustavo Le Bon)

El error es a veces más generador de acción que la verdad.
(Gustavo Le Bon)

La superstición en que fuimos educados conserva su poder sobre nosotros aun cuando lleguemos a no creer en ella.
(Gotthold Ephraim Lessing)

La risa nos mantiene más razonables que el enojo.
(Duque de Levis)

Ciertos hombres de mal corazón creen reconciliarse con el cielo cuando dan una limosna.
(Georg Christoph Lichtenberg)

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto.
(Georg Christoph Lichtenberg)

Intentar modificar el carácter de un hombre es como tratar de enseñar a una oveja a tirar de un carro.
(Georg Christoph Lichtenberg)

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo .
(Georg Christoph Lichtenberg)

¿Por qué no tener confianza en la justicia del pueblo? ¿Hay en el mundo esperanza mejor o que pueda igualarla?
(Abraham Lincoln)

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.
(Abraham Lincoln)

Del mismo modo que no sería un esclavo, tampoco sería un amo. Esto expresa mi idea de la democracia.
(Abraham Lincoln)

Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.
(Abraham Lincoln)

La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores.
(Abraham Lincoln)

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.
(Abraham Lincoln)

La más estricta justicia no creo que sea siempre la mejor política.
(Abraham Lincoln)

Medir las palabras no es necesariamente endulzar su expresión sino haber previsto y aceptado las consecuencias de ellas.
(Abraham Lincoln)

Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.
(Abraham Lincoln)

Si quieres ganar un adepto para tu causa, convéncelo primero de que eres su amigo sincero.
(Abraham Lincoln)

Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.
(Abraham Lincoln)

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.
(Abraham Lincoln)

La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga; es un habito que ha de adquirirse.
(David Lloyd George)

Ningún conocimiento humano puede ir más allá de su experiencia.
(John Locke)

La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.
(Emil Ludwig)

El hombre nació en la barbarie, cuando matar a su semejante era una condición normal de la existencia. Se le otorgo una conciencia. Y ahora ha llegado el día en que la violencia hacia otro ser humano debe volverse tan aborrecible como comer la carne de otro.
(Martin Luther King)

Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.
(Martin Luther King)

Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos.
(Martin Luther King)

Quizás el sufrimiento y el amor tienen una capacidad de redención que los hombres han olvidado o, al menos, descuidado.
(Martin Luther King)

Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.
(Martin Luther King)

Sostengo que quien infringe una ley porque su conciencia la considera injusta, y acepta voluntariamente una pena de prisión, a fin de que se levante la conciencia social contra esa injusticia, hace gala, en realidad, de un respeto superior por el derecho.
(Martin Luther King)

El mejor gobierno es el que desea hacer feliz al pueblo y sabe cómo lograrlo.
(Thomas Macaulay)

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.
(Antonio Machado)

Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas.
(Antonio Machado)

Cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que no conocía.
(Maurice Maeterlinck)

El dolor es el alimento esencial del amor; cualquier amor que no se haya nutrido de un poco de dolor puro, muere.
(Maurice Maeterlinck)

La patria es espíritu. Ello dice que el ser de la patria se funda en un valor o en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan.
(Ramiro de Maeztu)

La guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz.
(Thomas Mann)

Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento.
(Nicolás Maquiavelo)

La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo. Cada vez ganará nuevas zonas a lo que hoy parece inexplicable. Pero las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio.
(Gregorio Marañon)

La felicidad es un sentimiento fundamentalmente negativo: la ausencia de dolor.
(Gregorio Marañon)

La verdadera grandeza de la ciencia acaba valorándose por su utilidad.
(Gregorio Marañon)

Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás.
(Gabriel Marcel)

Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.
(Marco Valerio Marcial)

La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible.
(Orison Swett Marden)

Cuesta más responder con gracia y mansedumbre, que callar con desprecio. El silencio es a veces una mala respuesta, una respuesta amarguísima.
(Gar Mar)

El único medio de vencer en una guerra es evitarla.
(George Catlett Marshall)

Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.
(José Martí)

Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.
(José Martí)

La felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes.
(José Martí)

La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes.
(José Martí)

La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie.
(José Martí)

La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor. El patriotismo no es más que amor, la amistad no es más que amor.
(José Martí)

Los hombres son como los astros, que unos dan luz de sí y otros brillan con la que reciben.
(José Martí)

Los niños son la esperanza del mundo.
(José Martí)

También a un grande hombre lo puede exasperar una miserable mosca.
(José Martí)

La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón.
(Magdalena Martínez)

En virtud de la palabra, el hombre es superior al animal; por el silencio se supera a sí mismo.
(Paul Masson)

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros.
(Ana María Matute)

La gente no busca razones para hacer lo que quiere hacer, busca excusas.
(William Somerset Maugham)

La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimientos.
(William Somerset Maugham)

Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
(Guy de Maupassant)

El día que tú no ardas de amor, muchos morirán de frío.
(François Mauriac)

Escribir es recordar, pero leer también es recordar.
(François Mauriac)

¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu.
(André Maurois)

El amor a lo don Juan no es más que afición a la caza.
(André Maurois)

El amor físico es un instinto natural, como el hambre y la sed; pero la permanencia del amor no es un instinto.
(André Maurois)

El arte de envejecer es el arte de conservar alguna esperanza.
(André Maurois)

El horizonte es negro, la tempestad amenaza; trabajemos. Este es el único remedio para el mal del siglo.
(André Maurois)

Es difícil crear ideas y fácil crear palabras; de ahí el éxito de los filósofos.
(André Maurois)

La historia no sólo se verifica en la poesía, sino que, gracias a ella, se condensa, adquiere un sentido, crea las imágenes y los símbolos en que los americanos se reconocen.
(Federico Mayor Zaragoza)

Como los individuos, las naciones nacen y mueren; pero la civilización no puede morir.
(Giuseppe Mazzini)

La música es un eco del mundo invisible.
(Giuseppe Mazzini)

Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo.
(Giuseppe Mazzini)

Quien tiene la voluntad tiene la fuerza.
(Menandro de Atenas)

La conciencia es una voz interior que nos advierte que alguien puede estar mirando.
(Henry-Louis Mencken)

Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada.
(Henry-Louis Mencken)

Un cínico es un hombre que, en cuando huele flores, busca un ataúd alrededor.
(Henry-Louis Mencken)

Un problema deja de serlo si no tiene solución.
(Eduardo Mendoza)

Estoy seguro de que la buena música la vida alarga.
(Jehudi Menuhin)

Toda mentira de importancia necesita un detalle circunstancial para ser creída.
(Prosper Mérimée)

El que vive enamorado delira, a menudo se lamenta, siempre suspira, y no habla sino de morir.
(Pietro Metastasio)

Usar de venganza con el más fuerte es locura, con el igual es peligroso, y con el inferior es vileza.
(Pietro Metastasio)

Cada guerra es una destrucción del espíritu humano.
(Henry Miller)

Si nos volvemos hacia una realidad más grande, es una mujer quien nos tendrá que enseñar el camino. La hegemonía del macho ha llegado a su fin. Ha perdido contacto con la tierra.
(Henry Miller)

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.
(Gabriela Mistral)

En vano se echa la red ante los ojos de los que tienen alas.
(Gabriela Mistral)

Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.
(Gabriela Mistral)

La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios.
(Gabriela Mistral)

La experiencia es como un billete de lotería comprado después del sorteo. No creo en ella.
(Gabriela Mistral)

El amor es a menudo fruto del matrimonio.
(Molière)

Es cosa admirable que todos los grandes hombres tengan siempre alguna ventolera, algún granito de locura mezclado con su ciencia.
(Molière)

Un amante apasionado ama hasta los defectos de la persona a quien ama.
(Molière)

El hombre nunca mira al cielo porque siempre lo tiene a la vista.
(Jean de Monet)

Cuidamos más que se hable de nosotros que de como se hable.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La ciencia es un cetro en ciertas manos, al paso que en otras tan solo es un palitroque.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La cobardía es la madre de la crueldad.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La conciencia hace que nos descubramos, que nos denunciemos o nos acusemos a nosotros mismos, y a falta de testigos declara contra nosotros.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La principal ocupación de mi vida consiste en pasarla lo mejor posible.
(Michel Eyquem de Montaigne)

Las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara.
(Michel Eyquem de Montaigne)

No existe el presente: Lo que así llamamos no es otra cosa que el punto de unión del futuro con el pasado.
(Michel Eyquem de Montaigne)

Si no acaba con la guerra, no es una victoria.
(Michel Eyquem de Montaigne)

A la mayoría de las personas prefiero darles la razón rápidamente antes que escucharlas.
(Montesquieu)

La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que la conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que la conduce al despotismo.
(Montesquieu)

Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque ésta lo devora.
(Montesquieu)

Si la ayuda y la salvación han de llegar sólo puede ser a través de los niños. Porque los niños son los creadores de la humanidad.
(Maria Montessori)

La añoranza es el camino previo a convertirse en estatua de sal.
(Enrique Múgica Herzog)

A falta de perdón, deja venir el olvido.
(Louis Charles Alfred de Musset)

Desprecia al hombre orgulloso que se avergüence de verter lágrimas.
(Louis Charles Alfred de Musset)

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.
(Louis Charles Alfred de Musset)

El único idioma universal es el beso.
(Louis Charles Alfred de Musset)

La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.
(Louis Charles Alfred de Musset)

Lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella.
(Louis Charles Alfred de Musset)

Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama.
(Louis Charles Alfred de Musset)

No hay auténtico genio sin paciencia.
(Louis Charles Alfred de Musset)

La edad adulta es cuando te has encontrado con tanta gente que cada nueva persona te recuerda a otra.
(Ogden Nash)

La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado.
(Ovidio)

Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
(Pablo Neruda)

En un beso, sabrás todo lo que he callado.
(Pablo Neruda)

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.
(Pablo Neruda)

¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas? Si son inútiles para tu vida, inútil es también aguardarlas. Si son necesarias, ellas vendrán y vendrán a tiempo.
(Amado Nervo)

Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.
(Amado Nervo)

Busca dentro de ti la solución de todos los problemas, hasta aquellos que creas más exteriores y materiales.
(Amado Nervo)

Dime amigo: ¿La vida es triste o soy triste yo?
(Amado Nervo)

El alma es un vaso que solo se llena con eternidad.
(Amado Nervo)

El amor verdadero hace milagros, porque el mismo es ya el mayor milagro.
(Amado Nervo)

El cuerpo no es más que un medio de volverse temporalmente visible. Todo nacimiento es una aparición.
(Amado Nervo)

El miedo es más injusto que la ira.
(Amado Nervo)

El signo más evidente de que se ha encontrado la verdad es la paz interior.
(Amado Nervo)

Hay algo tan necesario como el pan de cada día, y es la paz de cada día; la paz sin la cual el mismo pan es amargo.
(Amado Nervo)

La mayor parte de los fracasos nos viene por querer adelantar la hora de los éxitos.
(Amado Nervo)

La tristeza es un don del cielo, el pesimismo es una enfermedad del espíritu.
(Amado Nervo)

La vida es como un arca inmensa llena de posibilidades.
(Amado Nervo)

Si una espina me hiere, me aparto de la espina pero no la aborrezco.
(Amado Nervo)

Yo he vivido porque he soñado mucho.
(Amado Nervo)

He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mi.
(Isaac Newton)

Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano.
(Isaac Newton)

El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

Sin música la vida sería un error.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

La ciencia heredada de cien generaciones y el orgullo fruto de cuatro mil años de historia huyen como esclavos cogidos en falta ante la amenaza tempestuosa.
(Ippolito Nievo)

La juventud es el paraíso de la vida, la alegría es la juventud eterna del espíritu.
(Ippolito Nievo)

Cristianismo aplicado, hecho vivo, fue la antigua fe católica, la última de estas formas. Su omnipresencia en la vida, su amor al arte, su profunda humanidad, la indisolubilidad de sus matrimonios, su comunicabilidad, amiga de los hombres, su alegría en la pobreza, la obediencia y la fidelidad, la hacen inconfundible como auténtica religión y contienen los fundamentos de su constitución.
(Novalis)

Cuando un poeta canta estamos en sus manos: él es el que sabe despertar en nosotros aquellas fuerzas secretas; sus palabras nos descubren un mundo maravilloso que antes no conocíamos.
(Novalis)

Donde hay niños, existe la Edad de Oro.
(Novalis)

El auténtico observador contempla tranquila y despreocupadamente los nuevos tiempos revolucionarios.
(Novalis)

El camino misterioso va hacia el interior. Es en nosotros, y no en otra parte, donde se halla la eternidad de los mundos, el pasado y el futuro.
(Novalis)

El cristianismo es de tres formas. Una es el elemento generador de la religión como alegría propia de toda religión. Otra, la función mediadora como fe en la omnicapacidad de todo lo terreno para ser el vino y el pan de la vida eterna. Y es la fe en Cristo, su madre y los santos. Escojan la que quieran, escojan las tres, es lo mismo, serán cristianos y miembros de una comunidad única, eterna, indeciblemente feliz.
(Novalis)

El espíritu de Dios flota sobre las aguas y una isla celestial se hará visible primero cual morada de los nuevos hombres, cual cuenca de la vida eterna sobre las olas que refluyen.
(Novalis)

El poeta llena el santuario interior de nuestro espíritu con pensamientos nuevos, maravillosos y placenteros.
(Novalis)

Evoluciones progresivas que crecen cada vez más, son la materia de la historia.
(Novalis)

Hay que escribir libros como quien compone música.
(Novalis)

La cristiandad tiene que hacerse de nuevo viva y eficaz, y formarse otra vez una Iglesia visible sin respetar las fronteras nacionales, que acoja en su seno a todas las almas sedientas de lo supraterrenal y se haga gustosa mediadora entre el viejo y el nuevo mundo.
(Novalis)

La libertad es el gran espejo mágico donde toda la creación pura y cristalina se refleja; en ella se abisman los espíritus tiernos y las formas de la naturaleza entera.
(Novalis)

Lo que ahora no alcanza la perfección, la alcanzará en un intento posterior o reiterado; nada de lo que abrazó la historia es pasajero, y a través de transformaciones innumerables renace de nuevo en formas siempre más ricas.
(Novalis)

Los soberanos huéspedes de ojos llenos de destino.
(Novalis)

Tengamos tan sólo paciencia, vendrá, tiene que venir, el tiempo sagrado de la paz perpetua, en que la nueva Jerusalén será la capital del mundo; y hasta entonces sean alegres y animosos en los peligros del tiempo, compañeros de mi fe, anuncien con la palabra y las obras el Evangelio divino y permanezcan fieles a la fe verdadera e infinita hasta la muerte.
(Novalis)

Un espíritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección y que precisamente los acontecimientos que parecieron haberse dirigido en contra de su activación y amenazaban con consumar su hundimiento, han sido los signos más favorables de su regeneración.
(Novalis)

Una verdadera anarquía es el elemento generador de la religión. De la destrucción de todo lo posible, levanta ésta su gloriosa cabeza cual nueva creadora del mundo.
(Novalis)

El amor nunca tiene razones, y la falta del amor tampoco. Todo son milagros.
(Eugene O'Neill)

¿Qué perfección es ésta que complace y no subyuga, que admira y no arrastra?
(José Ortega y Gasset)

Cada cosa que existe es una virgen que ha de ser amada para hacerse fecunda.
(José Ortega y Gasset)

Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión.
(José Ortega y Gasset)

Con la moral corregimos los errores de nuestros instintos, y con el amor los errores de nuestra moral.
(José Ortega y Gasset)

El amor auténtico se encuentra siempre hecho. En este amor un ser queda adscrito de una vez para siempre y del todo a otro ser. Es el amor que empieza con el amor.
(José Ortega y Gasset)

El amor, más que un poder elemental, parece un género literario. Porque el amor, más que un instinto, es una creación, y aun como creación nada primitiva en el hombre.
(José Ortega y Gasset)

El enamoramiento es un estado de miseria mental en que la vida de nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza.
(José Ortega y Gasset)

El hombre es el ser que necesita absolutamente de la verdad y, al revés, la verdad es lo único que esencialmente necesita el hombre, su única necesidad incondicional.
(José Ortega y Gasset)

El hombre se diferencia del animal en que bebe sin sed y ama sin tiempo.
(José Ortega y Gasset)

El mayor crimen está ahora, no en los que matan, sino en los que no matan pero dejan matar.
(José Ortega y Gasset)

Es importante acentuar el papel que juegan sobre el amor la fisonomía y los gestos tales como un beso. Revelan el auténtico ser de la persona que amamos.
(José Ortega y Gasset)

Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella.
(José Ortega y Gasset)

La ciencia consiste en sustituir el saber que parecía seguro por una teoría, o sea, por algo problemático.
(José Ortega y Gasset)

La civilización no dura porque a los hombres sólo les interesan los resultados de la misma: los anestésicos, los automóviles, la radio. Pero nada de lo que da la civilización es el fruto natural de un árbol endémico. Todo es resultado de un esfuerzo. Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde.
(José Ortega y Gasset)

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada.
(José Ortega y Gasset)

Para el escritor hay una cuestión de honor intelectual en no escribir nada susceptible de prueba, sin poseer antes ésta.
(José Ortega y Gasset)

Quien en nombre de la libertad renuncia a ser el que tiene que ser, ya se ha matado en vida: es un suicida en pie. Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser.  
(José Ortega y Gasset)

Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.
(José Ortega y Gasset)

Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender.
(José Ortega y Gasset)

No consiento que la mujer enseñe ni domine al marido, sino que se mantenga en silencio.
(San Pablo)

No hay poder que no venga de Dios.
(San Pablo)

No te damos una sierva, sino una compañera.
(San Pablo)

Veo los peligros de la vida presente; peligro en el mar, peligro en la tierra y peligro en los falsos hermanos.
(San Pablo)

El destino no reina sin la complicidad secreta del instinto y de la voluntad.
(Giovanni Papini)

Quiero saberlo todo. Y siempre me encuentro como antes, triste como la vida y resignado como la sabiduría.
(Giovanni Papini)

Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis.
(Paracelso)

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?
(Blaise Pascal)

¿Puede haber algo más ridículo que la pretensión de que un hombre tenga derecho a matarme porque habita al otro lado del agua y su príncipe tiene una querella con el mío aunque yo no la tenga con él?.
(Blaise Pascal)

A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre.
(Blaise Pascal)

Es miserable saberse miserable, pero es ser grande reconocer que se es miserable.
(Blaise Pascal)

Es sin duda un mal, estar lleno de defectos; pero es todavía un mal mayor estar lleno de ellos y no quererlo reconocer, porque es añadir todavía el de una ilusión voluntaria.
(Blaise Pascal)

La conciencia es el mejor libro moral que tenemos.
(Blaise Pascal)

La moral es la ciencia por excelencia; es el arte de vivir bien y de ser dichoso.
(Blaise Pascal)

La reina del mundo es la fuerza y no la opinión; pero es la opinión quien usa de la fuerza.
(Blaise Pascal)

Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad.
(Blaise Pascal)

No poseemos la verdad ni el bien nada más que en parte y mezclados con la falsedad y con el mal.
(Blaise Pascal)

Nuestra imaginación nos agranda tanto el tiempo presente, que hacemos de la eternidad una nada, y de la nada una eternidad.
(Blaise Pascal)

Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo.
(Blaise Pascal)

Vale más saber alguna cosa de todo, que saberlo todo de una sola cosa.
(Blaise Pascal)

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de vida de todo progreso.
(Louis Pasteur)

Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él.
(Louis Pasteur)

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio.
(Octavio Paz)

Gran libro es la vejez. ¡Lástima que el hombre tenga que morirse cuando comienza a leerlo con provecho!
(Jose María de Pereda)

La experiencia no consiste en lo que se ha vivido, sino en lo que se ha reflexionado.
(Jose María de Pereda)

Gran ciencia es ser feliz, engendrar la alegría, porque sin ella, toda existencia es baldía.
(Ramón Pérez de Ayala)

Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?
(Fernando Pessoa)

El mundo es de quien nace para conquistarlo y no de quien sueña que puede conquistarlo.
(Fernando Pessoa)

El único misterio del universo es que exista un misterio del universo.
(Fernando Pessoa)

Entre la vida y yo hay un cristal tenue. Por más claramente que vea y comprenda la vida, no puedo tocarla.
(Fernando Pessoa)

Dura es la ley de amor, pero por dura que sea, hay que obedecerla, pues la tierra y el cielo por ella están unidos desde el fondo de las edades.
(Francesco Petrarca)

El arte es una mentira que nos acerca a la verdad.
(Pablo Picasso)

El camino de la juventud lleva toda una vida.
(Pablo Picasso)

La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere.
(Pablo Picasso)

Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.
(Pitágoras de Samos)

Economizad las lágrimas de vuestros hijos a fin de que puedan regar con ellas vuestra tumba.
(Pitágoras de Samos)

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.
(Pitágoras de Samos)

Entre dos hombres iguales en fuerza, el más fuerte es el que tiene la razón.
(Pitágoras de Samos)

La amistad es una igualdad armoniosa.
(Pitágoras de Samos)

Nada perece en el Universo; todo cuanto acontece en él no pasa de meras transformaciones.
(Pitágoras de Samos)

No desprecies a nadie; un átomo hace sombra.
(Pitágoras de Samos)

No sabe hablar quien no sabe callar.
(Pitágoras de Samos)

Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna. El filósofo viaja a pie.
(Pitágoras de Samos)

Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio.
(Pitágoras de Samos)

Tú verás que los males de los hombres son fruto de su elección; y que la fuente del bien la buscan lejos, cuando la llevan dentro de su corazón.
(Pitágoras de Samos)

Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida.
(Pitágoras de Samos)

¿Quién es, pues, el creador y padre de este Universo? Difícil es encontrarlo; y cuando se ha encontrado, imposible hacer que la multitud lo conozca.
(Platón)

A vosotros (políticos) os hemos formado en interés del Estado tanto como en el propio vuestro, para que seáis en nuestra República nuestros jefes y vuestros reyes.
(Platón)

Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia.
(Platón)

Aprendiendo a morir sea prende a vivir mejor.
(Platón)

Así como los ojos están formados para la astronomía, los oídos lo están para percibir los movimientos de la armonía.
(Platón)

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.
(Platón)

Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.
(Platón)

Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo.
(Platón)

Cuando una multitud ejerce la autoridad, es más cruel aún que los tiranos.
(Platón)

De virtud hay una especie, de maldad, muchas.
(Platón)

Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.
(Platón)

Donde reina el amor, sobran las leyes.
(Platón)

El amor consiste en sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido.
(Platón)

El hombre inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida.
(Platón)

El legislador no debe proponerse la felicidad de cierto orden de cuidadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos.
(Platón)

El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano.
(Platón)

El tiempo es una imagen móvil de la eternidad.
(Platón)

En torno de la esencia está la morada de la ciencia.
(Platón)

Es necesario diferenciar las cosas: lo que siempre existe sin haber nacido, y lo que siempre está comenzando sin jamás llegar a ser.
(Platón)

Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad.
(Platón)

La civilización es la victoria de la persuasión sobre la fuerza.
(Platón)

La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser.
(Platón)

La libertad está en ser dueños de la propia vida.
(Platón)

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.
(Platón)

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.
(Platón)

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.
(Platón)

Lo que no sé, tampoco creo saberlo.
(Platón)

Lo que se mueve por sí mismo es inmortal.
(Platón)

Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo.
(Platón)

Los espíritus vulgares no tienen destino.
(Platón)

No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad.
(Platón)

No es en los hombres, sino en las cosas mismas, donde es preciso buscar la verdad.
(Platón)

No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.
(Platón)

Si bien buscas, encontrarás.
(Platón)

Si el semblante de la virtud pudiera verse, enamoraría a todos.
(Platón)

Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad.
(Platón)

Teme a la vejez, pues nunca viene sola.
(Platón)

Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa; pues sin causa nada puede tener origen.
(Platón)

Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.
(Platón)

Tres facultades hay en el hombre: la razón que esclarece y domina; el coraje o ánimo que actúa, y los sentidos que obedecen.
(Platón)

Buscando las cosas inciertas, perdemos las ciertas.
(Plauto)

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas.
(Plutarco)

El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender.
(Plutarco)

El odio es una tendencia a aprovechar todas las ocasiones para perjudicar a los demás.
(Plutarco)

Las arañas atrapan a las moscas y dejan huir a las avispas.
(Plutarco)

Para saber hablar es preciso saber escuchar.
(Plutarco)

Un pueblo que quiere ser feliz no ha menester de conquistas.
(Plutarco)

El pueblo es una fiera de múltiples cabezas.
(Alexander Pope)

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.
(Alexander Pope)

No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona.
(Alexander Pope)

Un partido es la locura de muchos en beneficio de unos pocos.
(Alexander Pope)

A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas.
(Marcel Proust)

Para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios.
(Marcel Proust)

La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.
(Proverbio africano)

La crueldad es la fuerza de los cobardes.
(Proverbio árabe)

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
(Proverbio árabe)

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
(Proverbio árabe)

Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.
(Proverbio árabe)

Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.
(Proverbio árabe)

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.
(Proverbio chino)

Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.
(Proverbio hindú)

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.
(Proverbio hindú)

Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.
(Proverbio irlandés)

Añorar el pasado es correr tras el viento.
(Proverbio ruso)

Así como el ignorante está muerto antes de morir, el hombre de talento vive aun después de muerto.
(Publio Siro)

Dios mira las manos limpias, no las llenas.
(Publio Siro)

El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna.
(Publio Siro)

El hombre que no sabe callar tampoco sabe hablar.
(Publio Siro)

Es más cruel temer a la muerte que morir.
(Publio Siro)

La lengua maldiciente es indicio de mal corazón.
(Publio Siro)

Me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio.
(Publio Siro)

Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo.
(Publio Siro)

Ningún hombre es feliz a menos que crea serlo.
(Publio Siro)

No impongas a nadie lo que tu mismo no puedas soportar.
(Publio Siro)

Perdona siempre a los demás, nunca a ti mismo.
(Publio Siro)

Querer llegar a ser bueno es gran parte de la bondad.
(Publio Siro)

Quien sólo vive para sí, está muerto para los demás.
(Publio Siro)

Apocarse es virtud, poder y humildad; dejarse apocar es vileza y delito.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

El amor es fe y no ciencia.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

El exceso es el veneno de la razón.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

El ocio es la pérdida del salario.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Muchos son los buenos, si se da crédito a los testigos; pocos, si se toma declaración a su conciencia.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Una sola piedra puede desmoronar un edificio.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.
(Santiago Ramón y Cajal)

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.
(Santiago Ramón y Cajal)

Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión.
(Santiago Ramón y Cajal)

Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos.
(Santiago Ramón y Cajal)

Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato!
(Santiago Ramón y Cajal)

Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento.
(Santiago Ramón y Cajal)

Se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.
(Santiago Ramón y Cajal)

No se puede ganar una guerra como tampoco se puede ganar un terremoto.
(Jeannette Rankin)

El que no sabe por qué camino llegará al mar, debe buscar el río por compañero.
(John Ray)

La buena conciencia sirve de almohada.
(John Ray)

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un caracter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.
(Charles Reade)

Algo tendrá el agua cuando la bendicen.
(Anónimo)

Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me guardaré yo.
(Anónimo)

Las verdades que revela la ciencia superan siempre a los sueños que destruye.
(Joseph Ernest Renan)

Los golpes de la adversidad son muy amargos, pero nunca son estériles.
(Joseph Ernest Renan)

Cuando se es feliz, queda mucho por hacer: consolar a los demás.
(Jules Renard)

De nada sirve morir. Hay que hacerlo a tiempo.
(Jules Renard)

El problema es que la televisión amalgame y convierta en papilla informe la realidad, la ficción, lo fundamental, lo secundario, el divertimento y la reflexión.
(Jean Renoir)

El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados.
(Jean Paul)

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.
(Rainer María Rilke)

Así como el árbol se fertiliza con sus hojas secas que caen y crece por sus propios medios, el hombres se engrandece con todas sus esperanzas destruidas y con todos sus cariños deshechos.
(F. William Robertson)

El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma.
(Auguste Rodin)

Nadie es tan viejo que no pueda vivir un año más, ni tan mozo que hoy no pudiese morir.
(Fernando de Rojas)

La perfección del amor es morir por amor.
(Denis de Rougemont)

El alma resiste mucho mejor los dolores agudos que la tristeza prolongada.
(Jean Jacques Rousseau)

El más fuerte no es siempre bastante fuerte para ser amo.
(Jean Jacques Rousseau)

La libertad es la obediencia a la ley que uno mismo se ha trazado.
(Jean Jacques Rousseau)

La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable.
(Jean Jacques Rousseau)

Las cartas de amor se escriben empezando sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho.
(Jean Jacques Rousseau)

No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo.
(Jean Jacques Rousseau)

Si quitáis de los corazones el amor a lo bello, quitaréis todo el encanto de vivir.
(Jean Jacques Rousseau)

Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores.
(Jean Jacques Rousseau)

Para una mujer, el primer beso es el final del principio; para un hombre, el comienzo del final.
(Helen Rowland)

El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca.
(Víctor Ruiz Iriarte)

Da un poco de amor a un niño y ganarás un corazón.
(John Ruskin)

Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.
(John Ruskin)

El conocimiento de la belleza es el verdadero camino y el primer peldaño para la comprensión de las cosas que son buenas.
(John Ruskin)

El mayor artista es aquel que en la suma de sus obras ha incorporado el mayor número de sus mejores ideas.
(John Ruskin)

El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión.
(John Ruskin)

Haz justicia con alguien y acabarás por amarlo. Pero si eres injusto con él, acabarás por odiarlo.
(John Ruskin)

La grandeza no se enseña ni se adquiere: es la expresión del espíritu de un hombre hecho por Dios.
(John Ruskin)

Las grandes naciones escriben sus autobiografías en tres manuscritos: el libro de los hechos, el libro de las palabras y el libro del arte.
(John Ruskin)

Perder el dinero es a menudo un delito; adquirirlo por malas artes es aún peor, y malgastarlo es lo peor de todo.
(John Ruskin)

Todos los libros pueden dividirse en dos clases: libros del momento y libros de todo momento.
(John Ruskin)

Un buen libro no sólo se escribe para multiplicar y transmitir la voz, sino también para perpetuarla.
(John Ruskin)

¡Qué agradable sería un mundo en el que no se permitiera a nadie operar en bolsa a menos que hubiese pasado un examen de economía y poesía griega, y en el que los políticos estuviesen obligados a tener un sólido conocimiento de la historia y de la novela moderna!
(Bertrand Arthur William Russell)

La conclusión es que sabemos muy poco y sin embargo es asombroso lo mucho que conocemos. Y más asombroso todavía que un conocimiento tan pequeño pueda dar tanto poder.
(Bertrand Arthur William Russell)

Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento sino la certidumbre.
(Bertrand Arthur William Russell)

Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.
(Bertrand Arthur William Russell)

Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.
(Diego de Saavedra Fajardo)

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.
(Joaquín Sabina)

Amar no es solamente querer, es sobre todo comprender.
(Françoise Sagan)

La gente que escribe libros, rara vez son intelectuales. Los intelectuales son gente que hablan sobre los libros que han escrito otros.
(Françoise Sagan)

Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir.
(Françoise Sagan)

El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba.
(Salomón)

El ignorante, si calla, será tenido por erudito, y pasará por sabio si no abre los labios.
(Salomón)

Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.
(Salomón)

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él emana vida.
(Salomón)

Una respuesta blanda, quiebra la ira; una contestación dura excita el furor.
(Salomón)

¿Qué es la avaricia? Un continuo vivir en la pobreza por temor a ser pobre.
(San Bernardo de Claraval)

El desconocimiento propio genera soberbia; pero el desconocimiento de Dios genera desesperación.
(San Bernardo de Claraval)

El infierno está lleno de buenas voluntades o deseos.
(San Bernardo de Claraval)

La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.
(San Bernardo de Claraval)

La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros.
(San Bernardo de Claraval)

La novedad es madre de la temeridad, hermana de la superstición e hija de la ligereza.
(San Bernardo de Claraval)

¡Dejadme escapar de la mentirosa y criminal ilusión de la felicidad! Dadme trabajo, cansancio, dolor y entusiasmo.
(George Sand)

Dios, que muestras nuestras lágrimas a nuestro conocimiento, y que, en su inmutable serenidad, nos parece que no nos tiene en cuenta, ha puesto él mismo en nosotros esta facultad de sufrir para enseñarnos a no querer hacer sufrir a otros.
(George Sand)

El beso es una forma de diálogo.
(George Sand)

El puro es el complemento indispensable de toda vida ociosa y elegante.
(George Sand)

El que tiene buen corazón nunca es estúpido.
(George Sand)

El recuerdo es el perfume del alma.
(George Sand)

El tiempo no duerme los grandes dolores, pero sí los adormece.
(George Sand)

El verdadero modo de no saber nada es aprenderlo todo a la vez.
(George Sand)

En la mujer, el orgullo es a menudo el móvil del amor.
(George Sand)

Hay amor propio en el amor como hay interés personal en la amistad.
(George Sand)

Hay que juzgar los sentimientos por los actos, más que por las palabras.
(George Sand)

He leído en alguna parte que para amarse hay que tener principios semejantes, con gustos opuestos.
(George Sand)

La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma.
(George Sand)

La desgracia, al ligarse a mí, me enseñó poco a poco otra religión, distinta a la religión enseñada por los hombres.
(George Sand)

La inteligencia busca, pero quien encuentra es el corazón.
(George Sand)

La naturaleza es una obra de arte, pero Dios es el único artista que existe, y el hombre no es más que un obrero de mal gusto.
(George Sand)

La sociedad no debe exigir nada de aquel que no espera nada de ella.
(George Sand)

Las decepciones no matan, y las esperanzas hacen vivir.
(George Sand)

Lo verdadero es siempre sencillo, pero solemos llegar a ello por el camino más complicado.
(George Sand)

No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego.
(George Sand)

No somos sólo cuerpo, o sólo espíritu, somos cuerpo y espíritu a la vez.
(George Sand)

Nos damos bien a la pena y nos imponemos privaciones para curar el cuerpo; se puede, pienso, hacer lo mismo para curar el alma.
(George Sand)

Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz.
(George Sand)

Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos sutiles de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento.
(George Sand)

La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.
(José de San Martín)

Serás lo que debas ser o no serás nada.
(José de San Martín)

¡Basta de silencios!¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!
(Santa Catalina de Siena)

El amor más fuerte y más puro no es el que sube desde la impresión, sino el que desciende desde la admiración.
(Santa Catalina de Siena)

En las amarguras desearéis la dulzura, y en la guerra, la paz.
(Santa Catalina de Siena)

Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo.
(Jorge Santayana)

Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.
(Jean Paul Sartre)

La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe.
(Jean Paul Sartre)

El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja, el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos.
(Fernando Savater)

No deja de ser humillante para una persona de ingenio, saber que no hay tonto que no le pueda enseñar algo.
(Jean Baptiste Say)

En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad.
(Arthur Schopenhauer)

La arquitectura es una música congelada.
(Arthur Schopenhauer)

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.
(Arthur Schopenhauer)

La música es el lenguaje que me permite comunicarme con el más allá.
(Robert Schumann)

La parte más importante de la educación del hombre es aquella que él mismo se da.
(Walter Scott)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.
(Lucio Anneo Séneca)

¡Oh, cuán extemporáneo es comenzar a vivir cuando se ha de dejar de vivir!
(Lucio Anneo Séneca)

¿Preguntas qué es la libertad? No ser esclavo de nada, de ninguna necesidad, de ningún accidente y conservar la fortuna al alcance de la mano.
(Lucio Anneo Séneca)

¿Qué importa saber lo qué es una recta si no se sabe lo que es la rectitud?
(Lucio Anneo Séneca)

A los que corren en un laberinto, su misma velocidad los confunde.
(Lucio Anneo Séneca)

A vivir se aprende toda la vida, y toda la vida se ha de aprender a morir.
(Lucio Anneo Séneca)

Considera las contrariedades como un ejercicio.
(Lucio Anneo Séneca)

Cuanto mayor es la prosperidad tanto menor se debe confiar en ella.
(Lucio Anneo Séneca)

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente.
(Lucio Anneo Séneca)

El cabalgar, el viajar y el mudar de lugar recrean el ánimo.
(Lucio Anneo Séneca)

El camino del vicio no solamente se desliza, sino que se precipita hacia abajo.
(Lucio Anneo Séneca)

El colmo de la infelicidad es temer algo, cuando ya nada se espera.
(Lucio Anneo Séneca)

El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.
(Lucio Anneo Séneca)

El fuego prueba el oro; la miseria los hombres fuertes.
(Lucio Anneo Séneca)

El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

El lenguaje de la verdad debe ser simple y sin artificios.
(Lucio Anneo Séneca)

El mejor límite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza ni alejarse mucho de ella.
(Lucio Anneo Séneca)

El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.
(Lucio Anneo Séneca)

El poder y el despotismo duran poco.
(Lucio Anneo Séneca)

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.
(Lucio Anneo Séneca)

El sabio en su retiro es útil a la comunidad.
(Lucio Anneo Séneca)

El tiempo descubre la verdad.
(Lucio Anneo Séneca)

El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.
(Lucio Anneo Séneca)

En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.
(Lucio Anneo Séneca)

Es rey quien nada teme, es rey quien nada desea; y todos podemos darnos ese reino.
(Lucio Anneo Séneca)

Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos.
(Lucio Anneo Séneca)

Estar en ocio muy prolongado, no es reposo, es pereza.
(Lucio Anneo Séneca)

Este día que tanto temes por ser el último, es la aurora del día eterno.
(Lucio Anneo Séneca)

Existe el destino, la fatalidad y el azar; lo imprevisible y, por otro lado, lo que ya está determinado. Entonces como hay azar y como hay destino, filosofemos.
(Lucio Anneo Séneca)

Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno.
(Lucio Anneo Séneca)

Hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido.
(Lucio Anneo Séneca)

Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.
(Lucio Anneo Séneca)

Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo que lo que los otros opinen de ti.
(Lucio Anneo Séneca)

La adversidad es ocasión de virtud.
(Lucio Anneo Séneca)

La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.
(Lucio Anneo Séneca)

La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
(Lucio Anneo Séneca)

La naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
(Lucio Anneo Séneca)

La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.
(Lucio Anneo Séneca)

Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.
(Lucio Anneo Séneca)

Las obras se tienen medio terminadas cuando se han comenzado bien.
(Lucio Anneo Séneca)

Lo mismo es nuestra vida que una comedia; no se atiende a si es larga, sino a si la han representado bien. Concluye donde quieras, con tal de que pongas buen final.
(Lucio Anneo Séneca)

Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida.
(Lucio Anneo Séneca)

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

Lo que las leyes no prohiben, puede prohibirlo la honestidad.
(Lucio Anneo Séneca)

Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.
(Lucio Anneo Séneca)

Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian.
(Lucio Anneo Séneca)

Los que saben mucho se admiran de pocas cosas, y los que no saben nada se admiran de todo.
(Lucio Anneo Séneca)

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.
(Lucio Anneo Séneca)

No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.
(Lucio Anneo Séneca)

No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay cosa más fuerte que el verdadero amor.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay mayor causa de llanto que no poder llorar.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay ninguna cosa buena que no tenga su base en la razón.
(Lucio Anneo Séneca)

No hay viento favorable para el que no sabe donde va.
(Lucio Anneo Séneca)

No he nacido para sólo un rincón, mi patria es todo el mundo.
(Lucio Anneo Séneca)

No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.
(Lucio Anneo Séneca)

No os espante la muerte; o extermina o transforma vuestra existencia.
(Lucio Anneo Séneca)

No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.
(Lucio Anneo Séneca)

Nunca fue fácil el aprendizaje de la virtud.
(Lucio Anneo Séneca)

Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.
(Lucio Anneo Séneca)

Pesa las opiniones, no las cuentes.
(Lucio Anneo Séneca)

Quien da pronto da dos veces.
(Lucio Anneo Séneca)

Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicarla a nadie, no la querría.
(Lucio Anneo Séneca)

Si os sujetáis a la naturaleza, nunca seréis pobres; si os sujetáis a la opinión, nunca seréis ricos.
(Lucio Anneo Séneca)

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

Una era construye ciudades. Una hora las destruye.
(Lucio Anneo Séneca)

Una esperanza reaviva otra esperanza; una ambición, otra ambición.
(Lucio Anneo Séneca)

Vencer sin peligro es ganar sin gloria.
(Lucio Anneo Séneca)

Viven más contentos aquellos en quienes jamás puso los ojos la fortuna, que los otros de quienes los apartó.
(Lucio Anneo Séneca)

Cada cual es como Dios le ha hecho, pero llega a ser como él mismo se hace.
(Miguel Servet)

Hay palabras que suben como el humo, y otras que caen como la lluvia.
(Marquesa de Sévigné)

Si los hombres han nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua es porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar.
(Marquesa de Sévigné)

¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.
(William Shakespeare)

Anunciad con cien lenguas el mensaje agradable; pero dejad que las malas noticias se revelen por sí solas.
(William Shakespeare)

Cualquiera puede dominar un sufrimiento, excepto el que lo siente.
(William Shakespeare)

Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.
(William Shakespeare)

De lo que tengo miedo es de tu miedo.
(William Shakespeare)

Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.
(William Shakespeare)

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.
(William Shakespeare)

El amor de los jóvenes no esta en el corazón, sino en los ojos.
(William Shakespeare)

El amor es un loco tan leal, que en todo cuanto hagáis, sea lo que fuere, no halla mal alguno.
(William Shakespeare)

El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.
(William Shakespeare)

El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior del hombre.
(William Shakespeare)

El cansancio ronca sobre los guijarros; en tanto que la pereza halla dura la almohada de pluma.
(William Shakespeare)

El hombre a quien no conmueve el acorde de los sonidos armoniosos, es capaz de toda clase de traiciones, estratagemas y depravaciones.
(William Shakespeare)

El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.
(William Shakespeare)

En un minuto hay muchos días.
(William Shakespeare)

Es amor bien pobre el que puede evaluarse.
(William Shakespeare)

Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
(William Shakespeare)

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.
(William Shakespeare)

Excelente cosa es tener la fuerza de un gigante, pero usar de ella como un gigante es propio de un tirano.
(William Shakespeare)

Fuertes razones, hacen fuertes acciones.
(William Shakespeare)

Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida.
(William Shakespeare)

La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.
(William Shakespeare)

La memoria es el centinela del cerebro.
(William Shakespeare)

La mente del hombre es de mármol; la de la mujer de cera.
(William Shakespeare)

La sangre joven no obedece un viejo mandato.
(William Shakespeare)

Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.
(William Shakespeare)

Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.
(William Shakespeare)

Ligerezas como el aire son para el celoso fuertes confirmaciones, como un testimonio de las Sagradas Escrituras.
(William Shakespeare)

Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de dementes.
(William Shakespeare)

Los actos contra la naturaleza engendran disturbios contra la naturaleza.
(William Shakespeare)

Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez.
(William Shakespeare)

Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.
(William Shakespeare)

Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.
(William Shakespeare)

Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.
(William Shakespeare)

Mis palabras suben volando, mis pensamientos se quedan aquí abajo; palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo.
(William Shakespeare)

Nada envalentona tanto al pecador como el perdón.
(William Shakespeare)

No ensucies la fuente donde has apagado tu sed.
(William Shakespeare)

No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
(William Shakespeare)

No hay quien sea enteramente inaccesible a la adulación, porque el hombre mismo que manifieste aborrecerla, en alabándole de esto es adulado con placer suyo.
(William Shakespeare)

No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.
(William Shakespeare)

Nosotros debemos nuestra vida a dios, por eso si se la pagamos hoy, no se la deberemos mañana.
(William Shakespeare)

Ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso las horas y el tiempo pasan.
(William Shakespeare)

Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión.
(William Shakespeare)

Prudente padre es el que conoce a su hijo.
(William Shakespeare)

Quien se eleva demasiado cerca del sol con alas de oro las funde.
(William Shakespeare)

Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras.
(William Shakespeare)

Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil.
(William Shakespeare)

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.
(William Shakespeare)

Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.
(William Shakespeare)

Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.
(William Shakespeare)

Ten más de lo que muestras; habla menos de lo que sabes.
(William Shakespeare)

Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor.
(William Shakespeare)

Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.
(William Shakespeare)

Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza.
(William Shakespeare)

El infierno está lleno de músicos aficionados.
(George Bernard Shaw)

El sufrimiento más intolerable es el que produce la prolongación del placer más intenso.
(George Bernard Shaw)

Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma.
(George Bernard Shaw)

No hay beso que no sea principio de despedida; incluso el de llegada.
(George Bernard Shaw)

Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias y las crea si no las encuentra.
(George Bernard Shaw)

Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar horas enteras sobre ella.
(George Bernard Shaw)

La ciencia que la humanidad tiene en un momento dado depende de lo que es la humanidad en ese momento.
(Georg Simmel)

Todos somos fragmentos no sólo del hombre en general, sino de nosotros mismos.
(Georg Simmel)

Con el dinero sucede lo mismo que con el papel higiénico; cuando se necesita, se necesita urgentemente.
(Upton Sinclair)

No hay ninguna razón por la que no se pueda enseñar a un hombre a pensar.
(Frederic Burrhus Skinner)

La esperanza es como el sol, que arroja todas las sombras detrás de nosotros.
(Charles Smiles)

No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados.
(Adam Smith)

¿No te parece, que es una vergüenza para el hombre, que le suceda lo que a los más irracionales de los animales?
(Sócrates)

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.
(Sócrates)

Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.
(Sócrates)

Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.
(Sócrates)

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.
(Sócrates)

Habla para que yo te conozca.
(Sócrates)

La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir verdades.
(Sócrates)

La única cosa que sé es saber que nada sé; y esto cabalmente me distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo.
(Sócrates)

La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.
(Sócrates)

Las almas ruines sólo se dejan conquistar con presentes.
(Sócrates)

Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.
(Sócrates)

Mi consejo es que te cases: si encuentras una buena esposa serás feliz, si no, te harás filósofo.
(Sócrates)

Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle.
(Sócrates)

Si yo me hubiera dedicado a la política. ¡oh atenienses!, hubiera perecido hace mucho tiempo y no hubiese hecho ningún bien ni a vosotros ni a mí mismo.
(Sócrates)

Sólo Dios es el verdadero sabio.
(Sócrates)

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento.
(Sócrates)

Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.
(Sócrates)

Temed el amor de la mujer más que el odio del hombre.
(Sócrates)

Yo sólo sé que no sé nada.
(Sócrates)

Yo soy un ciudadano, no de Atenas o Grecia, sino del mundo.
(Sócrates)

Al hombre perverso se le conoce en un sólo día; para conocer al hombre justo hace falta más tiempo.
(Sófocles)

Para quien tiene miedo, todo son ruidos.
(Sófocles)

Siempre se repite la misma historia: cada individuo no piensa más que en sí mismo.
(Sófocles)

No me arrepiento de nada. El que se arrepiente de lo que ha hecho es doblemente miserable.
(Baruch Benedict Spinoza)

Aspirar es privilegio de mujer.
(Germaine de Staël)

La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo.
(Germaine de Staël)

Dios susurra y habla a la conciencia a través del placer pero le grita mediante el dolor: el dolor es su megáfono para despertar a un mundo adormecido.
(Clive Staples Lewis)

Hemos preparado a los hombres para pensar en el futuro como una tierra prometida que alcanzan los héroes, no como lo que cualquiera alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga.
(Clive Staples Lewis)

La mente humana es incapaz de inventar nuevos valores, ni siquiera un nuevo color primario.
(Clive Staples Lewis)

La tarea del educador moderno no es podar las selvas, sino regar los desiertos.
(Clive Staples Lewis)

Si no estudias teología, esto no querrá decir que no tengas ideas acerca de Dios, sino que tendrás muchas equivocadas.
(Clive Staples Lewis)

Todo lo que no es eterno está eternamente pasado de moda.
(Clive Staples Lewis)

Esto se llama perseverancia en una buena causa y obstinación en una mala.
(Laurence Sterne)

La ciencia se puede aprender de memoria, pero la sabiduría no.
(Laurence Sterne)

La muerte abre la puerta de la fama y cierra tras de sí la de la envidia.
(Laurence Sterne)

De cualquier forma los celos son en realidad una consecuencia del amor: os guste o no, existen.
(Robert Louis Stevenson)

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.
(Robert Louis Stevenson)

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.
(Robert Louis Stevenson)

El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.
(Stendhal)

El arte de amar se reduce a decir exactamente lo que el grado de embriaguez del momento requiera.
(Stendhal)

El hombre poco claro no puede hacerse ilusiones: o se engaña a sí mismo, o trata de engañar a otros.
(Stendhal)

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más hermosa de su vida.
(Stendhal)

El pudor tiene la desventaja de que habitúa a mentir.
(Stendhal)

Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.
(Stendhal)

La diferencia de la infidelidad en los dos sexo es tan real que una mujer apasionada puede perdonar una infidelidad, cosa imposible para un hombre.
(Stendhal)

La diferencia engendra odio.
(Stendhal)

Las mujeres demasiado bellas sorprenden menos el segundo día.
(Stendhal)

Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
(Stendhal)

Nadie puede en su vida escapar a una deplorable crisis de entusiasmo.
(Stendhal)

Puede adquirirse todo en la sociedad, excepto el carácter.
(Stendhal)

Tener el carácter firme es tener una larga y sólida experiencia de los desengaños y desgracias de la vida.
(Stendhal)

Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.
(Stendhal)

Yo honro con el nombre de virtud a la costumbre de realizar acciones penosas y útiles a los demás.
(Stendhal)

No basta con oír la música; además hay que verla.
(Igor Stravinski)

¡Ojalá vivas todos los días de tu vida!
(Jonathan Swift)

El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, o el soborno para un juez, o la avaricia para el viejo, o la vanidad para la mujer.
(Jonathan Swift)

La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia.
(Jonathan Swift)

Señor, quisiera saber quien fue el loco que inventó el beso.
(Jonathan Swift)

Todo el mundo quisiera vivir largo tiempo, pero nadie querría ser viejo.
(Jonathan Swift)

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.
(Tácito)

¡He perdido mi gotita de rocío!, dice la flor al cielo del amanecer, que ha perdido todas sus estrellas.
(Rabindranath Tagore)

Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor.
(Rabindranath Tagore)

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.
(Rabindranath Tagore)

Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.
(Rabindranath Tagore)

Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo.
(Rabindranath Tagore)

El hombre en su esencia no debe ser esclavo, ni de sí mismo, ni de los otros, sino un amante. Su único fin está en el amor.
(Rabindranath Tagore)

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.
(Rabindranath Tagore)

El agua es el elemento y principio de las cosas.
(Tales de Mileto)

Muchas palabras nunca indican sabiduría.
(Tales de Mileto)

En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.
(Piotr Ilich Tchaikovski)

A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.
(Madre Teresa de Calcuta)

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
(Madre Teresa de Calcuta)

Amo a todas las religiones, pero estoy enamorada de la mía.
(Madre Teresa de Calcuta)

Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.
(Madre Teresa de Calcuta)

Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más.
(Madre Teresa de Calcuta)

El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.  
(Madre Teresa de Calcuta)

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.
(Madre Teresa de Calcuta)

El que no sirve para servir, no sirve para vivir.
(Madre Teresa de Calcuta)

La paz comienza con una sonrisa.
(Madre Teresa de Calcuta)

Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él.
(Madre Teresa de Calcuta)

¡Ay que larga es esta vida! / ¡qué duros estos destierros! / ¡esta cárcel, estos hierros / en que el alma está metida! / Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero, / que me muero porque no muero.
(Santa Teresa de Jesús)

Es para mí una alegría oír sonar el reloj: veo transcurrida una hora de mi vida y me creo un poco más cerca de Dios.
(Santa Teresa de Jesús)

La tierra que no es labrada llevará abrojos y espinas aunque sea fértil; así es el entendimiento del hombre.
(Santa Teresa de Jesús)

La verdad padece, pero no perece.
(Santa Teresa de Jesús)

Lee y conducirás, no leas y serás conducido.
(Santa Teresa de Jesús)

Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta.
(Santa Teresa de Jesús)

Si en medio de las adversidades persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, esto es amor.
(Santa Teresa de Jesús)

Vivir la vida de tal suerte que viva quede en la muerte.
(Santa Teresa de Jesús)

Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero que muero porque no muero.
(Santa Teresa de Jesús)

Bajo un gobierno que encarcele a alguien injustamente, el sitio adecuado para una persona justa es también la cárcel.
(Henry David Thoreau)

El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz.
(Henry David Thoreau)

Hay más religión en la ciencia del hombre que ciencia en su religión.
(Henry David Thoreau)

Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo.
(Henry David Thoreau)

Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.
(Henry David Thoreau)

Vida ciudadana: millones de seres viviendo juntos en soledad.
(Henry David Thoreau)

Es mejor saber algunas de las preguntas que todas las respuestas.
(James Thurber)

El arte es uno de los medios de comunicación entre los hombres.
(Leon Tolstoi)

Es valiente el que teme lo que debe temerse, y no teme lo que no debe temerse.
(Leon Tolstoi)

La razón no me ha enseñado nada. Todo lo que yo sé me ha sido dado por el corazón.
(Leon Tolstoi)

Mi silencio les estorba. Yo era como botella al revés cuya agua no puede salir porque la botella está demasiado llena.
(Leon Tolstoi)

No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo.
(Leon Tolstoi)

Si no se tomara la vida como una misión, dejaría de ser vida para convertirse en infierno.
(Leon Tolstoi)

Toda reforma impuesta por la violencia no corregirá nada el mal: el buen juicio no necesita de la violencia.
(Leon Tolstoi)

No existe nada más interesante que la conversación de dos amantes que permanecen callados.
(Achile Tournier)

En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra.
(Eugenio Trias)

El lector puede ser considerado el personaje principal de la novela, en igualdad con el autor; sin él, no se hace nada.
(Elsa Triolet)

La historia es un incesante volver a empezar.
(Tucídides)

La mujer es algo mientras que el hombre no es nada.
(Tucídides)

El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos usted se quedaría afuera y su perro entraría.
(Mark Twain)

El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir.
(Mark Twain)

El hombre es un experimento; el tiempo demostrará si valía la pena.
(Mark Twain)

El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía.
(Mark Twain)

Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda.
(Mark Twain)

Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.
(Mark Twain)

Honestidad: la mejor de todas las artes perdidas.
(Mark Twain)

La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta, es la misma que entre el rayo y la luciérnaga.
(Mark Twain)

La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa.
(Mark Twain)

La única manera de conservar la salud es comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer.
(Mark Twain)

La verdad es lo más valioso que tenemos, economicémosla.
(Mark Twain)

Nadie se desembaraza de un hábito o de un vicio tirándolo de una vez por la ventana; hay que sacarlo por la escalera, peldaño a peldaño.
(Mark Twain)

Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación.
(Mark Twain)

Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.
(Mark Twain)

Ahora empiezo a meditar lo que he pensado, y a verle el fondo y el alma, y por eso ahora amo más la soledad, pero aún poco.
(Miguel de Unamuno)

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.
(Miguel de Unamuno)

Contra los valores afectivos no valen razones, porque las razones no son nada más que razones, es decir, ni siquiera verdad.
(Miguel de Unamuno)

Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros.
(Miguel de Unamuno)

Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento.
(Miguel de Unamuno)

La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.
(Miguel de Unamuno)

La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante.
(Miguel de Unamuno)

Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.
(Miguel de Unamuno)

Quiero vivir y morir en el ejército de los humildes, uniendo mis oraciones a las suyas, con la santa libertad del obediente.
(Miguel de Unamuno)

Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.
(Miguel de Unamuno)

Tu desconfianza me inquieta y tu silencio me ofende.
(Miguel de Unamuno)

La mayoría de las personas tienen miedo a la muerte porque no han hecho nada de su vida.
(Peter Alexander Ustinov)

El problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era.
(Paul Ambroise Valéry)

La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran.
(Paul Ambroise Valéry)

La historia es la ciencia de lo que nunca sucede dos veces.
(Paul Ambroise Valéry)

La poesía es la ambición de discurrir, que aspira a verse cargada de más sentidos y ungida de más música, que el lenguaje ordinario.
(Paul Ambroise Valéry)

Lo que no se parece a nada no existe.
(Paul Ambroise Valéry)

Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas.
(Henry Van Dyke)

El día de tu muerte sucederá que lo que tú posees en este mundo pasará a manos de otra persona. Pero lo que tú eres será tuyo por siempre.
(Henry Van Dyke)

Utiliza en la vida los talentos que poseas: el bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor cantan.
(Henry Van Dyke)

¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?
(Vincent Van Gogh)

La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo.
(José María Vargas Vila)

Todos los hombres son aptos para perpetuar la especie; la naturaleza forma y escoge aquellos que son dignos de perpetuar la idea.
(José María Vargas Vila)

¡Dios me libre de enemistades de amigos!
(Lope de Vega)

A nadie se le dio veneno en risa.
(Lope de Vega)

Celos son hijos del amor, mas son bastardos, te confieso.
(Lope de Vega)

El amor tiene fácil la entrada y difícil la salida.
(Lope de Vega)

No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.
(Lope de Vega)

El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.
(Manuel Vicent)

El amor es una fuente inagotable de reflexiones: profundas como la eternidad, altas como el cielo y grandiosas como el universo.
(Alfred Victor de Vigny)

El honor consiste en hacer hermoso aquello que uno está obligado a realizar.
(Alfred Victor de Vigny)

El honor es la poesía del deber.
(Alfred Victor de Vigny)

El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas.
(Alfred Victor de Vigny)

El único momento de una obra es aquel en que la escribimos.
(Alfred Victor de Vigny)

Nunca he encontrado un hombre de quien no haya aprendido algo.
(Alfred Victor de Vigny)

Una vida lograda es un sueño de adolescente realizado en la edad madura.
(Alfred Victor de Vigny)

Amar: cambiar de casa el alma.
(Constancio C. Vigil)

El presente no existe, es un punto entre la ilusión y la añoranza.
(Llorenç Villalonga)

La diligencia en escuchar es el más breve camino hacia la ciencia.
(Juan Luis Vives)

No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras.
(Juan Luis Vives)

No puede existir bondad alguna donde no haya conocimiento de ella.
(Juan Luis Vives)

¡Cuán querida es de todos los corazones buenos su tierra natal!
(Voltaire)

Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande.
(Voltaire)

Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.
(Voltaire)

Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.
(Voltaire)

El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.
(Voltaire)

El primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta; el segundo, un imbécil.
(Voltaire)

El que tiene miedo de la pobreza no es digno de ser rico.
(Voltaire)

Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas.
(Voltaire)

La ciencia es como la tierra; sólo se puede poseer un poco de ella.
(Voltaire)

La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.
(Voltaire)

Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.
(Voltaire)

Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.
(Voltaire)

Los celos cuando son furiosos, producen más crímenes que el interés y ambición.
(Voltaire)

Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.
(Voltaire)

Todo les sale bien a las personas de cáracter dulce y alegre.
(Voltaire)

Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia posterna al hombre ante la divinidad.
(Voltaire)

El hombre que nada teme es tan fuerte como el que es temido por todo el mundo.
(Otto von Bismark)

En el fondo son las relaciones con las personas lo que da sentido a la vida.
(Karl Wilhelm Von Humboldt)

Combatirse a sí mismo es la guerra más difícil; vencerse a sí mismo es la victoria más bella.
(Friedrich von Logau)

La música es el verdadero lenguaje universal.
(Carl Maria von Weber)

El amor es un verdadero acceso de fiebre, con la diferencia de que ésta comienza con frío y termina con ardor, mientras que el amor sigue el camino contrario.
(Friedrich Weber)

La falsedad es tan antigua como el árbol del Edén.
(Orson Welles)

Pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día.
(Richard Whately)

La religión no volverá a recuperar su antiguo poder hasta que no se le vean cambios en su rostro, como los hubo en la ciencia.
(Alfred North Whitehead)

Prefiero una locura que me entusiasme a una verdad que me abata.
(Christoph Wieland)

Hemos modificado tan radicalmente nuestro entorno que ahora debemos modificarnos a nosotros mismos para poder existir dentro de él.
(Norbert Wiener)

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
(Oscar Wilde)

Cuando se está enamorado, comienza uno por engañarse a sí mismo y acaba por engañar a los demás. Esto es lo que el mundo llama una novela.
(Oscar Wilde)

El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.
(Oscar Wilde)

El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necessario para vivir.
(Oscar Wilde)

El deber es lo que esperamos que hagan los demás, no lo que hacemos nosotros mismos.
(Oscar Wilde)

El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices.
(Oscar Wilde)

El sufrimiento es el medio por el cual existimos, porque es el único gracias al cual tenemos conciencia de existir.
(Oscar Wilde)

Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir.
(Oscar Wilde)

La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.
(Oscar Wilde)

Los niños son siempre el símbolo del eterno matrimonio entre el amor y el deseo.
(Oscar Wilde)

Para la mayoría de nosotros la verdadera vida es la vida que no llevamos.
(Oscar Wilde)

Parecer discreto vale tanto como entender una cosa, y es mucho más fácil.
(Oscar Wilde)

Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos.
(Oscar Wilde)

Todos matan lo que aman: el cobarde, con un beso; el valiente, con una espada.
(Oscar Wilde)

Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos.
(Oscar Wilde)

Aunque todas las posibles preguntas de la ciencia recibiesen respuesta, ni siquiera rozarían los verdaderos problemas de nuestra vida.
(Ludwig Wittgenstein)

Llegará un día en que nuestros hijos, llenos de vergüenza, recordarán estos días extraños en los que la honestidad más simple era calificada de coraje.
(Yevgeny Yevtushenko)

La música es la armonía del cielo y de la tierra.
(Yuel-Ji)

Toda ciencia viene del dolor. El dolor busca siempre la causa de las cosas, mientras que el bienestar se inclina a estar quieto y a no volver la mirada atrás.
(Stefan Zweig)

Si lloras de alegría, no seques tus lágrimas: las robas al dolor.
(Paul Jean Toulet)

Una familia feliz no es sino un paraíso anticipado.
(Sir John Bowring)

El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.
(Tito Livio)

¿Por qué no salir de esta vida como sale de un banquete el convidado harto?
(Lucrecio)

Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino.
(Alfred Tennyson)

Dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto.
(Simón Bolívar)

Formémonos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable.
(Simón Bolívar)

La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad.
(Simón Bolívar)

La libertad del nuevo mundo, es la esperanza del universo.
(Simón Bolívar)

No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.
(Mario Benedetti)

Un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir.
(Alberto Lleras Camargo)

Todo el que intenta salvar a otra persona con la mentira de un amor sin límite arroja una sombra al rostro de Dios.
(Arthur Miller)

Dejad pensar al pueblo que gobierna y se dejará gobernar.
(William Penn)

¿La cuestión de la fe? Me la planteo todos los días, sin cesar. He dicho no. He dicho no a Dios, si se me permite expresarme de esta manera brutal; pero la cuestión se replantea a cada instante. Estoy obsesionado, digámoslo claramente, obsesionado, si no por Dios, por el no-Dios. Así es.
(Jean Rostand)

Las lágrimas más amargas que se derramarán sobre nuestra tumba serán las de las palabras no dichas y las de las obras inacabadas.
(Harriet Beecher Stowe)

Los libros no se han hecho para servir de adorno: sin embargo, nada hay que embellezca tanto como ellos en el interior del hogar.
(Harriet Beecher Stowe)

El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol.
(Carlo Dossi)

El mejor sistema filosófico de todos es el de Jesucristo: el sistema de la benevolencia.
(Carlo Dossi)

Nunca escribo mi nombre en los libros que compro hasta después de haberlos leído, porque sólo entonces puedo llamarlos míos.
(Carlo Dossi)

Un hijo es una pregunta que le hacemos al destino.
(José María Pemán)

Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre.
(Carl Sagan)

A veces de noche, enciendo la luz para no ver mi propia oscuridad.
(Antonio Porchia)

A veces el llanto hace más beneficio que la risa.
(Pedro Muñoz Seca)

A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.
(Alessandro Pertini)

El Arte es yo; la Ciencia es nosotros.
(Claude Bernard)

El experimentador que no sabe lo que está buscando no comprenderá lo que encuentra.
(Claude Bernard)

Ciencia sin conciencia no es más que ruina del alma.
(François Rabelais)

La ciencia es el misticismo de los hechos; la verdad es que nadie sabe nada.
(Leonid Andréiev)

La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.
(Max Planck)

El universo visible, es decir, la realización o encarnación del pensamiento divino es la causa ocasional de la ciencia.
(Juan Valera)

La ciencia es sin disputa el mejor, el más brillante adorno del hombre.
(Gaspar Melchor de Jovellanos)

Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender.
(Marie Curie)

El día que el hombre se diese cuenta de sus profundas equivocaciones, habría terminado el progreso de la ciencia.
(Marie Curie)

El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera.
(David Viscott)

Al negarnos a aceptar un poder superior inmutable que nos supera, hemos colmado el vacío a golpe de imperativos personales y, súbitamente, nuestra vida se ha vuelto espeluznante.
(Aleksandr Isayevich Solzhenitsin)

La precipitación y la superficialidad son las enfermedades crónicas del siglo.
(Aleksandr Isayevich Solzhenitsin)

Algún día la ciencia puede llegar a tener la vida del hombre en sus manos y, haciendo estallar el mundo la especie humana puede incurrir en un suicidio colectivo.
(Henry Adams)

Perdonando demasiado al que yerra se comete injusticia con el que no yerra.
(Baldassare Castiglione)

Algunos de los mejores regalos de Dios son las plegarias sin respuesta.
(Garth Brooks)

Cuando la política promete ser redención, promete demasiado. Cuando pretende hacer la obra de Dios, pasa a ser, no divina, sino demoníaca.
(Benedicto XVI)

En aquellos días aprendí dónde hay que interrumpir la discusión para que no se transforme en embuste y dónde ha de empezar la resistencia para salvaguardar la libertad.
(Benedicto XVI)

En la concepción relativista, dialogar significa colocar la propia fe al mismo nivel que las conviciones de los otros, sin reconocerle por principio más verdad que la que se atribuye a la opinión de los demás.
(Benedicto XVI)

Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy.
(Benedicto XVI)

Una fe que nosotros mismos podemos determinar, no es en absoluto una fe.
(Benedicto XVI)

Dime quién te admira y te diré lo que eres.
(Charles Augustin Sainte-Beuve)

Hay pocos animales más temibles que un hombre comunicativo que no tiene nada que comunicar.
(Charles Augustin Sainte-Beuve)

Vivimos en una época peligrosa. El ser humano ha aprendido a dominar la naturaleza mucho antes de haber aprendido a dominarse a sí mismo.
(Albert Schweitzer)

La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso.
(Franz Liszt)

El pasado es lo que recuerdas, lo que imaginas recordar, lo que te convences en recordar, o lo que pretendes recordar.
(Harold Pinter)

Amar a la madre de sus hijos es lo mejor que un padre puede hacer por sus hijos.
(Theodore Hesburgh)

Averguénzate de morir antes de haber conseguido alguna victoria para la humanidad.
(Horace Mann)

El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío.
(Horace Mann)

El tiempo es tan precioso como lo es el dinero.
(Horace Mann)

Ama si quieres influir.
(Doménico Cieri Estrada)

La poesía no tiene tiempo, el que la lee la rescata, la hace presente y luego la regresa a su eternidad.
(Doménico Cieri Estrada)

El secreto de la educación es enseñar a la gente de tal manera que no se den cuenta de que están aprendiendo hasta que es demasiado tarde.
(Harold E. Edgerton)

Las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña.
(Adolf Hitler)

Una mentira repetida muchas veces se convierte en una gran verdad.
(Vladimir Lenin)

La ciencia que sirve para hacernos orgullosos y que degenera en pedantería no vale mas que para deshonrarnos.
(San Francisco de Sales)

Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.
(San Francisco de Sales)

Desconfía de la persona que lo ve todo bien, y de aquel que lo ve todo mal.
(Johann Kaspar Lavater)

Si quieres ser sabio,aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y acallar cuando no tengas nada que decir.
(Johann Kaspar Lavater)

Todo lo que la tierra da y todo aquello que se llama felicidad sólo es un juguete de la suerte; lo que nosotros somos, eso sólo nos pertenece.
(Johann Kaspar Lavater)

No se puede decir que la civilización no avance, en cada guerra pueden matarte de una manera distinta.
(Will Rogers)

La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido.
(Leonard Bernstein)

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.
(Eduardo Galeano)

Los errores poseen su valor, aunque sólo en alguna ocasión. No todo el mundo que viaja a la India descubre América.
(Erich Kästner)

A canto de sirenas oídos de pescadores.
(Anónimo)

A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.
(Anónimo)

"Aborrece y serás aborrecido; quiere con amor de verdad y serás correspondido."
(Anónimo)

Arboles y amores, mientras tengan raíces tendrán frutos y flores.
(Anónimo)

Buscando lo mejor suele desaprovecharse lo bueno.
(Anónimo)

"Buscando un amigo mi vida pase; me muero de viejoy no lo habllé."
(Anónimo)

Cierre tras sí la puerta quien no la halló abierta.
(Anónimo)

El agua ni envejece ni empobrece
(Anónimo)

El flojo y el mendigo, caminan dos veces el mismo camino
(Anónimo)

El que a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.
(Anónimo)

El que siembra espinas que no espere cosechar flores.
(Anónimo)

El veneno como el perfume vienen siempre en frasco pequeño
(Anónimo)

El viejo que se cura, cien años dura.
(Anónimo)

El vino abre el camino.
(Anónimo)

"En la batalla se conoce al soldado; pero en la Victoria se conoce al caballero"
(Anónimo)

En la casa que hay un viejo, no faltará consejo.
(Anónimo)

En lo amargo esta lo bueno, y en lo más dulce el veneno.
(Anónimo)

Flores pintadas, no huelen a nada.
(Anónimo)

La juventud no esta perdida, solo desorientada
(Anónimo)

La mancha de la mora con otra verde se quita.
(Anónimo)

Las cruces son la escalera al cielo
(Anónimo)

Lo que esconde el más allá, tras la muerte se sabrá.
(Anónimo)

Mándame las flores cuando aún pueda olerlas
(Anónimo)

Más maestra es la adversidad que la prosperidad.
(Anónimo)

Mejor ir tarde al destino, que rodarse en el camino.
(Anónimo)

Músicas y flores, galas de amores.
(Anónimo)

Ni abril sin flores, ni juventud sin amores.
(Anónimo)

Pájaro y flor, en abril buscan su amor.
(Anónimo)

Quien bien conoce el camino, llega sano a su destino.
(Anónimo)

Si se pierde enero, búscalo por la flor del almendro.
(Anónimo)

Debajo de la manta tanto vale la prieta como la blanca
(Anónimo)

El que con muchachos se acuesta, amanece hecho fiesta
(Anónimo)

El que no sepa rezar, no vaya al la mar.
(Anónimo)

Flor de marzo, no quiebra el carro.
(Anónimo)

No hay cosa más socorrida que un día tras otro, porque lo que no se hace hoy, mañana tampoco.
(Anónimo)

Quien tiene enemigos no duerma, que hasta el escarabajo del águila se venga
(Anónimo)

Razón no requiere fuerza, ni fuerza requiere razón
(Anónimo)

A veces, lavándonos las manos, nos ensuciamos la conciencia.
(Anónimo)

Amar es compartir la misma estrella que nos une a la distancia.
(Anónimo)

Es la valía personal moneda que tenemos que acuñar nosotros mismos pues recibe cada cual la estimación que a si mismo se concede.
(Anónimo)

¡ Por ellas que son bellas... por nosotros que somos de ellas... y si nos engañan... Por la mama de ellas !
(Anónimo)

A lo único que debemos temer es al miedo mismo.
(Anónimo)

A veces las flechas del amor se desvían y entonces tenemos nosotros que correr tras ellas.
(Anónimo)

Al final nos vamos sin nada, sólo dejamos nuestras obras, familia, amigos y quizás la influencia, por las ideas que hayamos manifestado.
(Anónimo)

Amar es volar, pero si no tenemos alas?, o será que nos olvidamos.
(Anónimo)

Amor se escribe sin H porque ésta es muda y el amor es eterna comunicación.
(Anónimo)

Antes de pisarla, dibújala; así tus nietos sabrán cómo era una flor.
(Anónimo)

Atrévete a hacer historia, no vivas de la historia.
(Anónimo)

Cada amanecer es una nueva oportunidad que Dios te da para rectificar tus errores.
(Anónimo)

Cada luna es distinta, cada luna tiene su propia historia... dichosos los que pueden olvidar su mejor luna.
(Anónimo)

Cambiaría el cielo y las estrellas por un beso de tus labios.
(Anónimo)

Contemplar un mundo en un grano de arena. Un cielo en una flor silvestre. Sostener el infinito en la palma de la mano. Palpar la eternidad en una hora. Todo es posible.
(Anónimo)

Continúa la llovizna y mis ojos estan cansados, mis sentidos destruídos y las lágrimas de sangre ya brotan libremente sobre mi rostro triste y amargado.
(Anónimo)

Cuando en los peores momentos de tu vida te sientas solo, desorbitado... no te preocupes, busca en el infinito la luz de nuestra amistad pues la distancia no nos separa, simplemente nos hace invisibles.
(Anónimo)

Cuando la sangre hierve, el cerebro se evapora.
(Anónimo)

Cuando matamos el tiempo, nos matamos a nosotros mismos.
(Anónimo)

Cuando se ama a una persona a pesar de sus defectos, se le ama quizás más que si no los tuviese.
(Anónimo)

Cuando te sientas amado nunca digas al mundo que estás enamorado, en cambio cuando sientas dolor y luego te regalen un poco de amor ya puedes decir que por fin te llegó el amor.
(Anónimo)

Cuando un día habrás tus ojos al mundo y veas que este ha cambiado sabrás que el amor al mundo ha llegado.
(Anónimo)

Dejaste que te robara un beso, y terminé saqueándote el corazón.
(Anónimo)

Dios invento el tiempo y nosotros la prisa.
(Anónimo)

El amor a distancia es como el aire, saber que existe sin poderlo tocar.
(Anónimo)

El amor comienza con una mirada, continúa con un beso y se termina con una lágrima.
(Anónimo)

El amor es como una escuela en la que tu maestra es la experiencia, aprendes cuantos tipos de personas hay, que errores no cometer, aprendes a perder, aprendes a ganar, aprendes a amar... el amor es una escuela de la que nunca te graduarás.
(Anónimo)

El amor es como una flor; a la flor si no la riegas se marchita, pero el amor si no besas se acaba.
(Anónimo)

El amor es el ala veloz que Dios ha dado al alma, para que vuele hasta el cielo.
(Anónimo)

El amor es la luz del alma
(Anónimo)

El amor es un estado de crisis mental en el que la conciencia de nuestra vida se paraliza.
(Anónimo)

El amor es un yo que necesita de un tú para formar un nosotros.
(Anónimo)

El amor inmaduro dice Te amo, porque te necesito y el amor maduro dice Te necesito porque te amo
(Anónimo)

El amor no tiene límites ni barreras, el que ama lo calla todo, perdona y olvida mas borra todo dolor y todas las lágrimas perdidas sólo por amor.
(Anónimo)

El amor se da con el alma, no con el corazón, es un nivel más alto, que pocos han tenido el valor, para descubrirlo y sentirlo.
(Anónimo)

El dolor causado por el amor duele mas que el que es causado por una herida en la piel.
(Anónimo)

El hombre es como el águila entre más se eleva menos visible se torna y la soledad de su alma es el castigo por su grandesa.
(Anónimo)

El hombre es el único animal que escupe el agua que bebe, cuidemos la naturaleza.
(Anónimo)

El infierno no consiste en diablos y llamas sino en la ausencia de amor y la incapacidad para gozar de él.
(Anónimo)

El miedo es natural en el prudente y el vencerlo es lo valiente.
(Anónimo)

El miedo es una puerta a la verdad.
(Anónimo)

El mundo sería un paraíso si las personas vivieran con Cristo en su corazón.
(Anónimo)

El presente no existe, el futuro ya es pasado, y el pasado ya es historia.
(Anónimo)

El sexo es la ecuación perfecta porque la mujer eleva el miembro a su máxima expresión, lo encierra en un paréntesis y le saca el factor común.
(Anónimo)

En cosas del amor, es cierto que la mentira dura mientras la verdad no llega. Pero también es cierto que la verdad duerme mientras la discreción la arrulla.
(Anónimo)

En mi jardín se cuentan las hojas no las rosas. En mis noches se cuentan las estrellas no las nubes. En ella se cuentan sus sonrisas no sus lagrimas.
(Anónimo)

En Navidad el mundo se llena de hipócritas.
(Anónimo)

En ocasiones cuando más siento mi amor por tí, ese amor pugna par salir y brota por mis ojos en forma de lágrimas.
(Anónimo)

Eres luz de mi vida... perdoname si a veces no te veo.
(Anónimo)

Es increible que en un cerebro tan pequeño, quepa tanta ignorancia.
(Anónimo)

Es mejor saberse recordado en la distancia que olvidado en la cercanía.
(Anónimo)

Estar de brazos abiertos al mundo es abrir el corazón a los demás. Desde el ocaso del egoísmo hasta el amanecer de la esperanza de nuesta vida mutua.
(Anónimo)

Estar enamorado es encontrar el nombre justo a la vida, es encontrar la llave que abre la puerta de del corazón en donde el alma esta cautiva.
(Anónimo)

Estar enamorado es sentir que Dios puso un ángel en la tierra sólo para ti.
(Anónimo)

Eterna amante soy de eterno amado.
(Anónimo)

Hay veces que quisiera ser un Marlboro para deslisarme en tus labios.
(Anónimo)

Hay vidas que no son vidas. Sólo son el fantasma de una ilusión.
(Anónimo)

He querido que existan días, he querido que se alarguen las horas, porque no me diste tiempo de amarte, y ahora necesito olvidarte.
(Anónimo)

Hoy la vida me muestra una cara, mañana me muestra una puerta y después me muestra un camino, acaso mi decisión alterará por completo el destino?
(Anónimo)

Ignorante es aquel que habla a traves de los puños, sin conocimiento. Sin causa.
(Anónimo)

Imaginarse enamorado es un bello sueño, estarlo es una bendición de Dios.
(Anónimo)

Instruye al niño en el buen camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de el.
(Anónimo)

Iré a donde tú vayas; viviré donde tú vivas; Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios: Donde tú mueras ahí moriré yo.
(Anónimo)

La Comunicación es irreversible, transformable e inevitable.
(Anónimo)

La distancia no es razón para llorar, sino para tener algo porque vivir.
(Anónimo)

La experiencia es una maestra muy estricta pues pone primero el exámen y después da la lección.
(Anónimo)

La gota de agua perfora la roca... no por su fuerza, sino por su constancia.
(Anónimo)

La grandeza de un hombre estriba en la fuerza de su espiritu.
(Anónimo)

La Historia es más la razón de la fuerza que la fuerza de la razón.
(Anónimo)

La ilusión de amar, es la ilusión de seguir viviendo.
(Anónimo)

La lectura es el único camino hacia la sabiduría.
(Anónimo)

La luna dice que no me quieres y las estrellas tratan de calmar el dolor que eso me causa.
(Anónimo)

La Luna es un espejo que puso Dios para los enamorados que estan lejos.
(Anónimo)

La magia del amor no se encuentra en el ser amado sino en quien ama.
(Anónimo)

La mejor almohada es una conciencia tranquila.
(Anónimo)

La mente humana es como la tierra, se cosecha de lo que se siembra.
(Anónimo)

La mentira busca rincón, la verdad la luz del sol.
(Anónimo)

La muerte de mis vivencias en la conciencia del otro
(Anónimo)

La muerte no nos concierne, pues mientras existimos, la muerte no está presente. Y cuando llega la muerte nosotros ya no existimos.
(Anónimo)

La Navidad no es la única época de felicidad; si quisieramos, todo el año sería Navidad.
(Anónimo)

La nostalgia es sentir calor y frío a la vez, es tener la plena certeza de que la felicidad estuvo alguna vez en tus alas!!.
(Anónimo)

La prueba más grande de valor no consiste en morir, sino en vivir.
(Anónimo)

La que te escribe es mi pluma, la que te habla es mi alma, la que te quiere y adora, tú sabes como se llama.
(Anónimo)

La soledad puede convertir a un hombre en polvo, pero el amor de una mujer lo convierte en una montaña.
(Anónimo)

La sonrisa es más barata que la electricidad, y da más luz.
(Anónimo)

La valentía es una falta de imaginación; la cobardía, un exceso de ella. El equilibrio se llama prudencia.
(Anónimo)

La vejez seria una desgracia si no arrastraramos nuestra generacion con nosotros.
(Anónimo)

La venganza es como el café, por más azúcar que se le ponga, siempre deja un sabor amargo.
(Anónimo)

La vida es un gran camino que debemos de seguir con mucho cuidado.
(Anónimo)

Las lágrimas no son un símbolo de debilidad sino de fuerza; son un símbolo de un amor que no se puede expresar con palabras.
(Anónimo)

Las manos cruzadas y apoyadas sobre el espaldar de una silla, la cabeza hundida y apoyada también... Sólo mi sombra esta allí para verme llorar, y qué ganas de agarrarla y con ella ponerme a bailar.
(Anónimo)

Las mujeres son como pétalos de rosas, los hombres sus espinas.
(Anónimo)

Las Rosas nacen entre espinas.
(Anónimo)

Las sombras del día son como gemidos de dolor al sentir la nostalgia de su espacio vacío.
(Anónimo)

Lloré y mis lágrimas cayeron al mar, cuando las encuentres te dejaré de amar.
(Anónimo)

Los besos son como las mariposas, sólo se acercan a las mas bellas flores.
(Anónimo)

Los dolores que quedan, son las lágrimas que faltan.
(Anónimo)

Los ideales son como las estrellas, no las alcanzamos pero iluminan nuestro camino.
(Anónimo)

Los necios buscan cambiar al mundo con rezos, lágrimas, discursos y donaciones; el sabio actua en silencio, enmendando sus errores.
(Anónimo)

Mejor son dos enamorados, que un interesado y un enamorado.
(Anónimo)

Mi alma hechó a volar, pero tus lágrimas secaron mis alas.
(Anónimo)

Mi amor es un fuego ardiente que se prende con el oxígeno de tus besos.
(Anónimo)

Ningún hombre merece tus lagrimas.... y el que las merezca nunca te hará llorar.
(Anónimo)

No empieces el día de hoy con las espinas del ayer.
(Anónimo)

No existe placer mas grande que estar enamorado y ser correspondido.
(Anónimo)

No hace falta regalar la luna ni las estrellas para demostrar que tu amor es mas grande que el universo y mas bello que una flor.
(Anónimo)

No hay fin sin principio, todo lo que muere se convierte en semillas de una nueva vida.
(Anónimo)

No hay furor que pueda rebelarse ante una lágrima derramanda por la mujer amada.
(Anónimo)

No hay peor nostalgia que añorar lo que nunca sucedió.
(Anónimo)

No hay que sonreírle a la vida; hay que hacer que la vida sonría junto con nosotros.
(Anónimo)

No me grites, porque puedo oírte. No me ignores, porque puedo ayudarte. No me agredas, porque puedo quererte.
(Anónimo)

No necesito aire para vivir, mientras exista tu aliento yo viviré.
(Anónimo)

No siempre se obtiene lo que se quiere y no siempre lo que se quiere es lo mejor para nosotros.
(Anónimo)

No todo silencio es olvido, ni toda ausencia es distancia.
(Anónimo)

Nosotros de Rumba y el país se derrumba.
(Anónimo)

Nosotros somos como los árboles y nuestros problemas como las tormentas, las tormentas hacen que los árboles tengan las raíces mas profundas.
(Anónimo)

Nunca desveles tu secreto; Que la gente comente, murmure, e incluso adivine. Pero que nunca sepa.
(Anónimo)

Nunca dudes en arriesgarte en la vida , ya que te puede llevar al principio de un nuevo amanecer.
(Anónimo)

Nunca está más oscuro que antes del amanecer.
(Anónimo)

Nunca le des una moneda de oro a un limosnero, no la sabrá valorar. Lo mismo pasa con el corazón, dáselo a quien lo sepa valorar.
(Anónimo)

Nunca te canses de esperar a alguien que te prometió volver.
(Anónimo)

Nunca una noche pudo vencer a un amanecer, ni un problema a la esperanza.
(Anónimo)

Por la vida doy un peso, por el sol doy un tostón; por tus besos doy la vida, el sol y mi corazón.
(Anónimo)

Procura tener siempre el coraje de un sol matinal que, a pesar de las desgracias que asolan este mundo, sale de nuevo todos los días.
(Anónimo)

Puede que yo no sepa mucho de arte, pero sí sé lo que quiero; yo quiero amarte, besarte y jamás olvidarte.
(Anónimo)

Puedes huir de todo y de todos menos de Dios que es tu conciencia.
(Anónimo)

Quedarse con lo conocido por miedo a lo desconocido equivale a mantenerse vivo pero no vivir.
(Anónimo)

Querer olvidar a alguien es recordarlo para siempre.
(Anónimo)

Quien quiere con su poder manejar las puertas del cielo, quiere manejar el mundo.
(Anónimo)

Quisiera perder mi memoria, para no recordar el futuro.
(Anónimo)

Quisiera ser capaz de apreciar las cosas que no puedo poseer, mucho mejor que poseer cosas que no puedo apreciar.
(Anónimo)

Quisiera ser llave para abrir tu corazón, y así amarte con pasión.
(Anónimo)

Quisiera ser pensamiento para estar dentro de tí, para saber lo que piensas cuando te acuerdas de mí.
(Anónimo)

Quisiera ser una lágrima, para nacer en tus ojos, vivir en tus mejillas y morir en tus labios.
(Anónimo)

Quizás mañana siga caminando descalzo, pero a partir de ahora ya no me sangrarán los pies.
(Anónimo)

Quizás todo sea nada más que un sueño, el querer tenerte conmigo y no poderlo lograr. Será que el cruel destino nos separa? Y ¿Por qué antes nos unió? Creo que nunca lo llegaré a comprender.
(Anónimo)

Racista es aquel que no tiene ni cerebro ni váscula para pesárselo.
(Anónimo)

Se dice que el amor es infinito y que para él no bastan las palabras, porque en el más profundo y abrumador silencio... el amor lo dice todo.
(Anónimo)

Se feliz con lo que tienes, pero si crees que vale la pena arriesgarlo por bucar algo más que sientas que en tu vida falta, obtenlo pero por el camino recto.
(Anónimo)

Sería absurdo pensar que no existe un Dios que creó la dulce sonrisa de un niño, la ternura de un abuelo y el fuego ardiente de un enamorado.
(Anónimo)

Si alguna vez estas llorando y me llamas, no me llames para verte llorar, llámame para llorar contigo.
(Anónimo)

Si amas a alguien, díselo, no seas tonto o acaso le tienes miedo.
(Anónimo)

Si amas serás humilde ante la persona amada para reconocer sus fallos y serás paciente para disculpar sus faltas.
(Anónimo)

Si amas, puede ser que sufras, pero si no amas el sufrimiento es seguro.
(Anónimo)

Si el amor es la piedra a la que nos agarramos antes de caer en el abismo de la locura y el pesar... ¿Por que tuve que agarrarme a la piedra mas afilada del desfiladero?.
(Anónimo)

Si no entiendes mi silencio, no podrás entender mis palabras.
(Anónimo)

Si para amarte necesito verte y para verte perderte, prefiero amarte sin verte que verte para perderte.
(Anónimo)

Si piensas que eres la persona más importante del mundo, no lo dudes, pues eres tú mismo el que le da valor a su vida.
(Anónimo)

Si sigues así, va a llegar un momento en el que te vas a detener y vas a mirar el camino de tu vida, y a los costados del camino verás a todos los seres a los que has dañado.
(Anónimo)

Si tienes preguntas y no encuentras las repuestas, cierra los ojos y mira dentro de tí, pues es ahí donde un sueño aparecerá, y tu sólo aprenderás a volar, para así poder llegar a un lugar donde las prenguntas sin respuesta existan más.
(Anónimo)

Sonreir no cuesta nada y proporciona una alegría de valor incalculable.
(Anónimo)

Sonríe cuando estés triste, porque más vale una triste sonrisa que la tristeza de no volver a sonreir.
(Anónimo)

También el silencio es poesía.
(Anónimo)

Te he soñado escapándote de la verdad; hoy tu imagen se vuelve diferente, tu recuerdo parece que se va lentamente; me siento un poco más valiente y a tí que me heriste, tal vez sin querer, te perdono porque se perder.
(Anónimo)

Te llamé para decirte que te mandé rosas tristes y que en cada hoja de las rosas están pedazos de mi corazón.
(Anónimo)

Tengo la vida en tres palabras: Patria, Dios, tú y yo. Aunque en Aritmética sean cuatro, en Biología a uno lo forman dos.
(Anónimo)

Tengo un pensamiento de amor dirigido a tí, que desea lo mejor que la vida pueda darte para que encuentres y reconozcas el tesoro que ella sabiamente deposite en tí.
(Anónimo)

Todo fluye como el agua que corre; pero los hechos importantes, en lugar de depositarse en el fondo, emergen a la superficie y alcanzan con nosotros la mar.
(Anónimo)

Tu corazón es libre... ten el valor de escucharlo.
(Anónimo)

Tú y yo somos como dos estrellas detenidas en el espacio, separadas por la distancia y unidas por el recuerdo.
(Anónimo)

Un amigo no es el que te seca las lágrimas cuando las derramas, sino el que evita que las derrames.
(Anónimo)

Un beso verdadero puede ser tan mortal como la mordida de un vampiro, pero a quien le importaria morir tras sentir la pasión de un amor puro y sincero.
(Anónimo)

Un secreto debe vivir solamente tras las rejas de tu ser, si lo liberas, será un asiduo enemigo que no te dejará jamás.
(Anónimo)

Una mentira puede dar casi la vuelta al mundo, mientras que la verdad aun esta poniéndose los zapatos.
(Anónimo)

Una mujer es como una rosa, llena de pétalos y espinas.
(Anónimo)

Una mujer que sepa llevar un hogar está muy cerca de saber como gobernar un país.
(Anónimo)

Una sonrisa tuya despeja la tristeza de mi alma, así como el viento despeja el cielo de los nubarrones.
(Anónimo)

Vale más una flor en vida, que una gran corona el día de tu muerte.
(Anónimo)

Vivir es sufrir y sobrevivir es darle sentido al sufrimiento.
(Anónimo)

Y si alguna vez esto llegara a terminar, estallaré en mil lágrimas y cada una se hará estrella desde donde te miraré cada noche.
(Anónimo)

Yo solo se, que entre más se, mas necesito saber.
(Anónimo)

Yo soy como un granito de arena y todo el universo que nos rodea es lo que por ti siento.
(Anónimo)

Yo soy porque tu eres, el día que no seas, yo dejaré de ser.
(Anónimo)

¡Hay tantas maneras de leer, y hace falta tanto talento para leer bien.
(Gustave Flaubert)

¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte.
(Mark Twain)

¿Por qué se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que se encuentran en buena compañía consigo mismos.
(Carlo Dossi)

A una madre se la quiere siempre con igual cariño y a cualquier edad se es niño cuando una madre se muere.
(José María Pemán)

A veces cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes.
(Jean de la Bruyére)

A veces presiento que mi alma está en sombras, entonces me inclino, te beso, y hay luz.
(Leonardo Da Vinci)

Acepto que sientas odio, pero no que actúes con él... acepto que ames, aplaudo que actúes siempre con él.
(Jean-Baptiste Molière)

Amamos a quienes conocen lo peor de nosotros y no nos dan la espalda.
(Percy B Shelley)

Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Conciencia del tiempo es igual a estrés y agotamiento.
(Severo Catalina)

Consideremos los lirios del campo cuya fragancia es efímera; nosotros somos como ellos, la flor desaparece y se pierde el aroma.
(Christina Rosetti)

Creedlo, para hacernos amar no debemos preguntar nunca a quien nos ama: ¿Eres feliz?, sino decirle siempre: ¡Qué feliz soy!.
(Jacinto Benavente)

Creo que he encontrado el eslabón perdido entre el animal y el hombre civilizado. Somos nosotros.
(Konrad Adenauer)

De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo: De la derecha cuando es diestra, de la izquierda cuando es siniestra.
(Mario Benedetti)

De todos los infortunios que aluden a la humanidad, el más amargo es que hemos de tener conciencia de mucho y control de nada.
(Herodoto)

Déjame vivir ilusionado que para lo que dura la vida, más vale engañarnos seriamente, y no andar en controversias.
(Santiago Ramón y Cajal)

Después de la propia sangre, lo mejor que el hombre puede dar de si mismo es una lágrima.
(Lady Mary Worthley Montagu)

Dime qué es lo que verdaderamente amas, y me habrás dado con eso una expresión de tu vida, Amas lo que tu vives.
(J G Fitche)

Dios está en todos los hombres, pero no todos los hombres están en Dios: Por eso sufren.
(Rainer María Rilke)

Donde reina la justicia está de mas la fuerza.
(Enrique IV)

Durante la juventud creemos amar; pero sólo cuando hemos envejecido en compañía de otro, conocemos la fuerza del amor.
(Henry Bordeaux)

El amor en Francia es una comedia; en Inglaterra, una tragedia; en Italia, una ópera y en Alemania, un melodrama.
(Lacordaire)

El amor es como Don Quijote, cuando recobra el juicio es que está a punto de morir.
(Jacinto Benavente)

El amor es pérfido.
(Platón)

El amor es un espíritu dentro de dos formas.
(Pedro Laín Entralgo)

El amor que nace repentinamente mas tarda en irse.
(Jean de la Bruyére)

El amor que nace súbitamente es el más tardo de curar.
(Jean de la Bruyére)

El cambio no sólo se produce tratando de obligarse a cambiar, sino tomando conciencia de lo que no funciona.
(Severo Catalina)

El conocimiento deja de ser el espejo mental del Universo para convertirse en un simple instrumento para manipular la materia.
(Bertrand Arthur William Russell)

El corazón es centro, porque es lo único que de nuestro ser da sonido.
(María Edgeworth)

El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.
(Platón)

El descubrimiento de un nuevo plato contribuye más a la felicidad del género humano que el descubrimiento de una nueva estrella.
(Anthelme Brillat-Savarín)

El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos.
(Arthur Schopenhauer)

El día en que dejemos de mostrar compasión hacia nuestro enemigo, nosotros seremos el enemigo.
(Friedrich Schiller)

El dolor tiene un gran poder educativo; nos hace mejores, más misericordiosos, nos vuelve hacia nosotros mismos y nos persuade de que esta vida no es un juego, sino un deber.
(Cesare Cantú)

El estudioso es el que lleva a los demás a lo que él ha comprendido.
(Santiago Ramón y Cajal)

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí porque se nos escapa el presente.
(Gustave Flaubert)

El hombre es la medida de todas las cosas.
(Plutarco)

El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre él los otros.
(Federico García Lorca)

El hombre sencillo que vive rigurosamente según las tradiciones religiosas y sociales de su grupo no tiene nunca ningún problema axiológico.
(Publio Siro)

El humor es una cobardía, una manera de huir de la realidad.
(Claude Serré)

El infierno está empedrado de buenas intenciones.
(San Agustín)

El juego cumple una alta misión moral, sirve para arruinar a los idiotas.
(Santiago Ramón y Cajal)

El matrimonio es el sepulcro del amor; pero del amor loco, del amor sensual.
(Francesco Guerrazzi)

El mayor desorden de la mente consiste en creer que las cosas son de cierta manera, porque nosotros deseamos que asi sean.
(Jacques Benigne Bossuet)

El pensamiento, cuanto más puro, tiene su número, su medida, su música.
(María Louise de La Romée)

El progreso consiste en el cambio.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

El que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera.
(Alexander Pope)

El rico no es el que posee oro y plata, sino el que se contenta con poco.
(Miguel de Unamuno)

El rostro de una mujer debe estar acuñado por su propia historia.
(Claudia Cardinale)

El sentimiento es objeto de la ciencia, pero no criterio de la verdad científica.
(Emil Durkheim)

En esta vida hay que ser solución, no problema.
(Agustín R Sahagún)

En la ciencia uno se trata de explicar lo que no se sabía antes de manera que se entienda. En la literatura uno se comporta justo al contrario.
(Paul Bourget)

En la mayoría de los hombres la conciencia es una anticipación de la opinión ajena.
(John Henry Taylor)

En la vida real, el que no se rinde es todo un valiente.
(Paul Geraldy)

En muchas empresas para alcanzar la gloria no importa vencer, basta combatir.
(Carlo Dossi)

Enamorarse es exagerar enormemente la diferencia entre una mujer y otra.
(George Bernard Shaw)

Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula, y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.
(Denis Diderot)

Envejecer no es tan malo cuando se piensa en la alternativa.
(Mateo Alemán)

Es curioso ver cómo a medida que las libertades teóricas aumentan, las libertades prácticas disminuyen.
(Ludwig van Beethoven)

Es más difícil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico pase a formar parte del paraíso de las mayorías.
(El Evangelio)

Es mas honroso huir de las injurias callando, que vencerlas contestando a ellas.
(San Ambrosio)

Es nuestro deseo siempre peregrino en las cosas de esta vida, y así con vana solicitud anda de unas en otras sin saber hallar patria ni descanso.
(Francisco de Quevedo)

Fui bohemio, pero pronto me surgieron las inclinaciones familiares. Es una forma de amar que me gusta.
(Khalil Gibran)

Hablar de la democracia y callar al pueblo es una farsa. Hablar de humanismo y negar a los hombres es una mentira.
(Ovidio)

Hay que darle la palabra al filósofo especializado en ética, capaz de dotar de contenido humano a la ciencia.
(Juana Manuela Gorriti)

La belleza es la vida cuando la vida levanta el velo de su rostro sangrado.
(Khalil Gibran)

La buena conciencia es blanda almohada.
(John Ray)

la buena conciencia sirve de buena almohada.
(John Ray)

La ciencia apenas sirve nada mas que para darnos una idea de la extensión de nuestra ignorancia.
(Felix Lamennais)

La ciencia es el gran antidoto contra el veneno del entusiasmo y de la superstición.
(Adam Smith)

La ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no lo que es bueno, justo y humano.
(Marco Tulio Cicerón)

La ciencia se compone de errores, que, a su vez, son los pasos hacia la verdad.
(Julio Cortázar)

La conciencia hace que nos descubramos, que nos denunciemos o nos acusemos a nosotros mismos, y a falta de testigos declara contra nosotros
(Michel de Montaigne)

La conciencia no nos impide cometer pecados, pero desgraciadamente si disfrutar de ellos.
(Salustio)

La conciencia recta se rie de las mentiras de la fama.
(Otto Von Bismarck)

La conciencia vale por mil testigos.
(Marco Aurelio)

La cortesía no cuesta nada y gana todo.
(Jean-Baptiste Molière)

La felicidad es ciega, sobrado arrogante para ver precipicios bajo las flores que cubren su camino.
(Concepción Arenal)

La historia es la ciencia de los hombres, de los hombres en el tiempo.
(Nicolás Maquiavelo)

La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ni ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.
(Jean Jacques Rousseau)

La mayoría de las personas adquiere la conciencia donde se acaban sus privilegios.
(Haile Selassiel)

La moral se ha convertido en un insulto a fuerza de confundir moral y represión.
(Plutarco)

La naturaleza es la mejor maestra de la verdad.
(San Agustín)

La ostra enferma porque lleva la perla, y tu da gracias al cielo que te ennoblece con el dolor.
(Friedrich Ruckert)

La paz hace crecer las cosas pequeñas, la guerra arruina las grandes.
(Salomón)

La Religión es algo en lo que nos apoyamos para encontrarle algun sentido a la vida.
(Publio Siro)

La tierra que no es labrada llevará abrojos y espinas aunque sea fértil; asi el entendimiento del hombre.
(Santa Teresa de Jesús)

La verdad puede ser dulce o amarga, pero no puede ser mala; la mentira puede ser dulce o amarga, pero no puede ser buena.
(Constancio C Vigil)

La verdadera energía y el verdadero caracter son como el valor, tranquilo y moderado, sin alardes y sin vacilaciones.
(Carlos Pellegrini)

Las cosas pierden al ser poseídas todo el valor que tuvieron al ser deseadas, porque el deseo es un artista engañador y mentiroso.
(Renoir)

Las lágrimas de la mujer hablan silenciosamente.
(Beaumont)

Las mujeres llaman arrepentimiento al recuerdo de sus faltas; pero, sobre todo, al sentimiento de no poder cometerlas de nuevo.
(Jeanne Antoinette Poisson)

Las personas no estan jamás tan cerca de la estupidez como cuando se creen sabias.
(Jean-Baptiste Molière)

Lo único peor que estar enamorado es no estar enamorado.
(Paul Ernst)

Los besos son como pepitas de oro o de plata halladas en tierra y sin un gran valor, pero preciosas porque revelan que cerca hay una mina.
(George Villiers)

Los hombres son siempre niños, aun cuando a veces asombren por su crueldad. Siempre necesitan educación, tutela y amor.
(Max Ernst)

Los locos abren los caminos que más tarde recorren los sabios.
(Carlo Dossi)

Los lugares donde no se ha amado ni se ha sufrido, no dejan en nosotros ningún recuerdo.
(Pierre Corneille)

Los niños aprenden lo que viven.
(Dorothy Lawholte)

Los niños iluminan el hogar. ¡Cómo no iluminarlo, si dejan las luces prendidas en todos lados!.
(Aldo Cammarota)

Los perfumes de las flores son sus sentimientos.
(Heinrich Heine)

Los pueblos felices no tienen sociología, tienen costumbres, instituciones y leyes.
(Jean-Baptiste Molière)

Los que propagan la calumnia y los que escuchan, todos ellos deberían ser colgados: los propagadores, por la lengua, y los oyentes por las orejas.
(Platón)

Más vale una paz relativa que una guerra ganada.
(María Dolores Bolivar)

Mientras que en cualquier otra ciencia se sigue investigando permanentemente, la de cómo gobernar un Estado se ha estancado. Hoy se entiende y se practica sólo un poco mejor que hace 4.000 años.
(John Adams)

Muchas personas creen al haber superado un error que ya no necesitan volver a enmendarlo.
(Marie Henri Beyle (Stendhal))

Muchas personas creen que cuando han superado un error ya no necesitan volver a enmendarlo.
(Mariano José de Larra)

Muchas veces es valor el conservar la vida.
(Séneca)

Nací sin saber porqué. He vivido sin saber como. Y muero sin saber ni como ni porque.
(Pierre Corneille)

Nada ocurre porque si. Todo en la vida es una sucesión de hechos que, bajo la lupa del análisis, responden perfectamente a causa y efecto.
(Richard Feynmann)

Nada vale la ciencia si no se convierte en conciencia.
(Carlo Dossi)

Ni sacerdote ni soldado han de sentir la inquietud de la duda.
(Anatole France)

Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no sabe.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No hay camino que no se acabe si no se le opone la pereza.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No hay carga más pesada que una mujer liviana.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No huye el que se retira.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados. Porque con el mismo juicio que juzgareis habéis de ser juzgados, y con la misma medida que midiereis, seréis medidos vosotros.
(Jesucristo)

No se porque no iba a haber una máquina que escribiese cartas de amor. ¿Acaso no son todas iguales?
(George Bernard Shaw)

Nos juzgamos a nosotros mismos por lo que no nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho.
(Henry Wadsonrth Longfellow)

Nosotros matamos el tiempo, pero él nos entierra.
(Joaquín M De Assís)

Nuestras acciones habla sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas.
(George Eliot)

Nuestros defectos son como nuestros olores corporales: no los percibimos y no molestan, salvo a quienes están con nosotros.
(Anna Teresa Lambert)

Para conocer la dicha hay que tener el valor de tragársela. (A la dicha).
(Charles Baudelaire)

Para surcar mejores aguas despliega ahora las velas la navecilla de mi ingenio, que deja tras de sí un mar tan cruel.
(Dante Alighieri)

Para un pueblo hambriento e inactivo, la sola forma en que Dios puede aparecer es en la de trabajo y comida.
(Michel de Montaigne)

Personalmente, yo solía creer en la reencarnación, pero eso era en una vida anterior.
(Paul Geraldy)

Poco me satisface aquella ciencia que no ha sabido hacer virtuosos a quienes la profesaron.
(Salomón)

Por muy despacio que os parezca que pasan las horas, os parecerán cortas si pensáis que nunca más han de volver a pasar.
(Aldous Huxley)

Por primera vez me parece buena una cadena para atar, dentro de un cerco mismo, a todos los pueblos de mi América.
(José Martí)

Préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Quan les patums fan patam, nosaltres patim.
(Publio Siro)

Que no hay tan diestra mentira, que no se venga a saber.
(Félix Lope de Vega y Carpio)

Quien no amó nunca, no ha vivido jamás.
(John Gay)

Quien no está conmigo, está contra mí.
(Jesucristo)

Quien obra puede equivocarse, pero quien no hace nada ya está equivocado.
(Santa Teresa de Jesús)

Quizás la existencia de una respuesta dependa solamente de que se haga la pregunta adecuada.
(Richard Whately)

Recordad que el hombre permanece en el rincón de la oscuridad por temor a que la luz de la verdad le deje ver cosas que derrumbarían sus conjeturas.
(JJ Benítez)

Recuerdo lo que no quisiera, y no puedo olvidar lo que quisiera.
(Marco Tulio Cicerón)

Resígnate a no haber podido hacer una cosa, más nunca a no haberlo intentado, si vale la pena de intentarlo.
(Amado Nervo)

Sembrando trigo una vez, cosecharás una vez. Plantando un árbol, cosecharás diez veces. Instruyendo al pueblo, cosecharás cien veces.
(Jiddu Krishnamurti)

Ser feliz significa poder percibirse a si mismo sin temor.
(Paul Geraldy)

Si las causas no existiesen, todo sería producido por todo y al azar.
(Severo Catalina)

Siempre es tarde cuando se llora.
(Salomón)

Siempre hay un poco de locura en el amor, pero siempre hay un poco de razón en la locura.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

Siente el pensamiento; piensa el sentimiento.
(Miguel de Unamuno)

Sin un corazón lleno de amor y sin unas manos generosas, es imposible curar a un hombre enfermo de su soledad.
(Madre Teresa de Calcuta)

Sociedad moderna olvida que el mundo no es propiedad de una única generación.
(Oscar Wilde)

Sólo en soldedad se siente la sed de verdad.
(Maria Mitchell)

Tal es la locura de los pobres mortales, que frecuentemente desprecian los bienes que pueden gozar, y suspiran en pos de los inalcanzables.
(Pierre Proudhon)

Tanto más fatiga el bien deseado cundo la esperanza está más cerca de poseerlo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Tenemos dos orejas y una sola lengua para que oigamos más y hablemos menos.
(Diógenes)

Tengamos paciencia con nosotros mismos: y que nuestra porción superior soporte el trastorno de nuestra parte inferior.
(San Agustín)

Todas las cosas por un poder inmortal cerca o lejos ocultamente están unidas entre si, de tal modo que no puedes agitar una flor sin trastornar una estrella.
(Francis Thompson)

Tus labios rojos como orgasmos,ofrecen un durazno en cada beso y en el verbo, una flor casi azucena.
(Rabindranah Tagore)

Un día del hombre erudito es más largo que un siglo del ignorante.
(Plutarco)

Un vaso medio vacío es también un vaso medio lleno, pero una mentira a medias de ningún modo es una media verdad.
(Jean Cocteau)

Una de las desgracias de nuestra época es que, al querer deshacernos de los sentimientos de culpa injustificados, también hemos relegado al olvido muchos que eran justificados.
(Louis de Bonald)

Uno de los fundamentos de la libertad consiste en poder hacer mal uso de ella.
(Ludwig van Beethoven)

Vosotros talais los árboles para construir los edificios para los hombres que se han vuelto locos por no haber podido ver los árboles.
(James Thurber)

Y el pensamiento es necesario ejercitarlo, se debe cada día y de nuevo y de nuevo pensar, para conservar la vida del pensamiento.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amaís, ellos aman... Ojalá no fuese conjugación sino realidad.
(Mario Benedetti)

Con la ignorancia armonizan bien los errores.
(Concepción Arenal)

Dios os ha dado una cara y vosotros os hacéis otra.
(William Shakespeare)

El alma es el espejo de un universo indestructible.-
(Gottfried Wilheim Leibniz)

El hombre aislado se siente débil, y lo es.
(Concepción Arenal)

La belleza es un reino muy corto.-
(Sócrates)

La felicidad es el privilegio de ser bien engañado.
(Jonathan Swift)

La fidelidad es la confianza erigida en norma.
(José Ortega y Gasset)

La forma de dar significa más que lo que se da.
(Pierre Corneille)

La longevidad es la recompensa de la virtud.
(Simone de Beauvoir)

La muerte es el puerto de todos los dolores.
(Pedro Antonio de Alarcón)

La pluma puede llegar a ser más cruel que la espada.
(Robert Burton)

La traducción destroza el espíritu del lenguaje.
(Federico García Lorca)

Los médicos dejan morir, los charlatanes matan.
(Jean de la Bruyére)

No hay animal tan manso que atado no se irrite.
(Concepción Arenal)

No hay falsedad tan insensata que no la apoye algun testigo.
(Plinio)

Por la calle del ya voy se va a la casa del nunca.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Siente el pensamiento, piensa el sentimiento.
(Miguel de Unamuno)

Todo conocimiento comienza por los sentimientos.-
(Leonardo Da Vinci)

El poder de Dios reside en todos nosotros (sus hijos). Utilízalo bien y se te abrirán muchas puertas.
(Melkor)

Si el mundo fuera un paraíso, tu serías el arcoiris.
(Anónimo)

Vive como lo harías para no avergonzarte en el caso de que se divulgara lo que haces, aún en el caso de que fuera mentira lo que se divulga.
(Johann Sebastian Bach)

No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
(La Biblia)

No somos nosotros los que tenemos que entender el diseño. Es el diseño el que tiene que entendernos a nosotros.
(Anuncio de Cassina)

El silencio es el verdadero lenguaje de las almas.
(Maeterlinck)

Mi espada es la risa, mi escudo la sonrisa
(Anónimo)

Desgraciado quien no haya amado más que cuerpos, formas y apariencias. La muerte le arrebatará todo. Procurad amar las almas y un día las volveréis a encontrar.
(Victor Hugo)

No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido.
(Pedro Arrupe)

La mujer es la luz de la vida.
(Pacoyo)

La raíz de la mirada está en el corazón.
(Pacoyo)

La sencillez, la bondad, la fé, el amor y la alegría, son magníficas piedras para edificar la casa de la vida.
(Pacoyo)

Las circunstancias son importantes...pero lo esencial está dentro de cada uno.
(Pacoyo)

Las cosas más valiosas son baratas, como el pan o el agua, o son gratis; como el aire, la sonrisa y el amor.
(Pacoyo)

Procura llevar las riendas de tu vida, pero, cuando sea la vida la que te arrastre, procura encajar los golpes.
(Pacoyo)

El amor que dejaste en mi corazón me ayudará a encontrarte.
(Pacoyo)

Solamente los cobardes y miedosos piensan que sólo a ellos les vendrán todas la enfermedades, se convierten así en hipocondríacos, para desgracia de su familia, ya que se sienten ignorados por estos.
(Pacoyo)

Cuando miro a una persona a los ojos y veo en ellos su corazón, intuyo que somos algo más que materia.
(Pacoyo)

El mensaje más profundo viaja de corazón a corazón, por el sendero de los ojos, escrito en el lenguaje de la luz.
(Anónimo)

Lo que hayas amado quedará, sólo cenizas el resto.
(San Agustín)

Tu mirada es un compendio de luz y alma.
(Pacoyo)

Cuando la mirada es sincera, se convierte en un puente entre dos almas.
(Pacoyo)

La mirada, el beso y la caricia, son las llaves del corazón.
(Pacoyo)

Ser esclavo de tu amor, es como tener como prisión el paraiso.
(Pacoyo)

Si quieres que alguien te hable con el corazón, háblale con los ojos.
(Pacoyo)

Una mirada transparente muestra la luz del corazón.
(Pacoyo)

Una persona alegre es un trocito de cielo en la tierra.
(Pacoyo)

El hombre más poderoso del mundo y el hombre más feliz del mundo, tienen nombres diferentes.
(Pacoyo)

Ser feliz, rejuvenece.
(Pacoyo)

En todos los caminos, siempre hay un desvío para ir a la felicidad.
(Pacoyo)

Para ser feliz hace falta, sobre todo, estar conforme con uno mismo.
(Pacoyo)

Yo trabajo para vivir, nunca viviré para trabajar.
(Pacoyo)

Antes de volver a nacer, tienes que morir.
(Salman Rushdie)

No vayas con el corazón en la mano, lo helarán los demás.
(JJ Benítez)

Rompe las barreras y verás la luz del sol, recuerda que un sólo paso hacia la meta reduce la distancia.
(Anónimo)

Si quieres escuchar el canto de los pájaros, no compres una jaula, planta un árbol.
(Anónimo)

Estamos hechos de cicatrices, depende de nosotros cerrarlas o dejarlas sangrar.
(Luciano Arcuri)

No soy propiedad de nadie, dijo la abeja, voy de flor en flor y no daño a nadie.
(Anónimo)

Dolor es lo que siente el corazón al recordar la pérdida de un amor verdadero.
(Anónimo)

La locura es la respuesta sana a un mundo enfermo.
(Anónimo)

Tú creas tu propio universo durante el camino.
(Winston Churchill)

La única forma de expulsar las tinieblas es trayendo su antídoto, la luz.
(Anónimo)

Dios lleva a los hombres a las aguas profundas, no para ahogarlos, sino para limpiarlos.
(Anónimo)

La grandeza de un país no radica en sus riquezas, ni en sus gobernantes, sino en la conciencia del mismo pueblo.
(Anónimo)

Quien nunca haya cometido un error, nunca ha intentado algo nuevo.
(Albert Einstein)

Destino que juegas conmigo como si yo fuera tu títere y tu movieras mis hilos.
(Anónimo)

No importa bajo que bandera pelee, siempre y cuando sea por la misma causa.
(Vlad Tepes)

Tu silencio permuta en el tiempo y roza en mi, como el murmullo del eco en las montañas.
(Anónimo)

Aquel que tú crees que ha muerto, no ha hecho más que adelantarse en el camino.
(Lucio Anneo Séneca)

No cometas la cobardía de dejar tus hechos en la estacada.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

El amor es la alegría de los buenos, la reflexión de los sabios, el asombro de los incrédulos.
(Platón)

Es más fácil fingir la felicidad que fingir tristeza.
(Anónimo)

Las canas son un privilegio que debe ganarse, no un capricho de la moda.
(Samuel Gonzalez)

La sinceridad es la espada del corazón, igual que la ingenuidad es su escudo.
(Anónimo)

El amor es una espada de doble filo.
(Anónimo)

Hay personas que vivimos en la oscuridad y sólo salimos a la luz cuando conocemos personas como tú.
(Anónimo)

Que este hermoso día el sol ilumine tus ojos y cada uno de ellos encuentren su amanecer más hermoso.
(Anónimo)

Si amas a Dios que murió por tanta gente, ámame a mi que muero por ti solamente.
(Anónimo)

Calma tu ansiedad de tener lo que no es tuyo, pues al obtenerlo tu conciencia dara cuenta de que sigues sin tener nada.
(Anónimo)

Ninguna respuesta es tan acertada como la correcta.
(Anónimo)

Aquél café de la madrugada, no fué tan placentero como aquella noche que dormí a tu lado.
(Anónimo)

¡Que inocente es aquel niño que quisiera ser mayor! ¡Que culpable es aquel mayor queriendo ser niño!
(Anónimo)

Prefieres un te amo de mentira que un te quiero verdadero.
(Anónimo)

No hay cura para el nacimiento ni la muerte, sólo disfrutar el interválo.
(George Santayana)

Quisiera darte un beso entre mejilla y mejilla, debajo de tu nariz y por encima de tu barbilla.
(Anónimo)

Sólo el amor nos permite escapar y transformar la esclavitud en libertad
(Paulo Coelho)

Si lo que vivo contigo es un sueño por estar contigo no quisiera jamás despertar
(kokoro)

El silencio es la mejor respuesta cuando simplemente no hay nada que decir
(M. Pimentel)

Si estamos solos en el Universo, seguro que seria una terrible perdida de espacio.
(Carl Sagan)

Mas grande es el hombre que se defiende con la espada de la sabiduría y la paz, que el que con violencia se engrandece ante su espada.
(Antonino Croce)

El hombre que no ha pasado por circunstancias adversas, realmente no se conoce bien.
(Viktor Frankl)

Son tantas las cosas que he hecho y tan pocas las que son reconocidas que ya aprendo lo que es la humildad.
(Samuel Gonzalez)

La conciencia del cambio provoca la angustia del tiempo...
(Anónimo)

Nadie llega al paraíso con los ojos secos.
(Thomas Adams)

Si no estamos en paz con nosotros mismos resulta en vano buscar la paz en fuentes externas.
(François de la Rochefoucauld)

No somos el producto casual y sin sentido de la evolución. Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario.
(Benedicto XVI)

No os diré: no lloréis; pues no todas las lágrimas son amargas.
(Gandalf (El señor de los anillos))

La educación consiste en dirigir los sentimientos de placer y dolor hacia el orden ético.
(Aristóteles)

Una mentira que te haga feliz, vale mas que una verdad que te amargue la vida.
(Ricardo Arjona)

La distancia es un estado en el que dos cuerpos se extrañan pero dos corazones se unen.
(Anónimo)

Se necesita un año de silencio para comprender el sonido de un suspiro.
(Anónimo)

Es extraño..Ser conocido universalmente y al mismo tiempo sentirse solo.
(Albert Einstein)

Solo hay dos cosas que podemos perder: el tiempo y la vida la segunda es inevitable la primera imperdonable.
(Jose Maria Franco Cabrera)

La locura es el más claro síntoma de la mas común de las corduras.
(Manuel Muñoz)

Juzguen por ustedes mismos si pertenecen a los esclavos del ayer o a los hombres libres del mañana.
(Khalil Gibran)

Cuando nos levantamos por la mañana y miramos alrededor, y vemos el milagro de la vida... es el espectáculo más grande del mundo! La Vida es el mayor espectáculo que existe. Ver amanecer, y ver que estás dentro de ese espectáculo, eso es el regalo más maravilloso.
(Rocío Jurado)

Conviene dejar al morir algunas deudas incobrables, para que alguien nos llore con sinceridad.
(Jacinto Benavente)

No puedo vivir en una isla de prosperidad, cuando estoy rodeado de un mar de miseria.
(Ayrton Senna)

La Biblia es una maravillosa fuente de inspiración para los que no la entienden.
(George Santayana)

Yo soy un hombre sincero de donde crece la palma y antes de morirme quiero echar mis versos del alma.
(José Martí)

Vale más que en ansias de volar te broten alas, que no estés en tierra con tu único pájaro en mano.
(Miguel de Unamuno)

Quien conoce ama. Y quien ama es feliz.
(Paracelso)

Entre los individuos, la amistad nunca viene dada, sino que debe conquistarse indefinidamente.
(Simone de Beauvoir)

Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos.
(Viktor Frankl)

No hay ser humano, por cobarde que sea, que no pueda convertirse en héroe por amor.
(Platón)

Regala tu sonrisa a quien lo merezca.Tu amor a quien valores. Tus lágrimas a quien te acompañe y tu vida a quien te ame.
(Anónimo)

El sabio es sabio porque ama. El loco es loco porque piensa que puede entender el amor.
(Paulo Coelho)

El guerrero es transparente en sus acciones y secreto en sus planes.
(Paulo Coelho)

El Mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.
(Paulo Coelho)

Sólo aceptamos una verdad cuando primero la negamos desde el fondo del alma
(Paulo Coelho)

Cuando amamos no tenemos ninguna necesidad de comprender lo que sucede, porque todo pasa a suceder dentro de nosotros.
(Paulo Coelho)

Cuando un hombre camina en dirección a su destino, se ve forzado muchas veces a cambiar su rumbo.
(Paulo Coelho)

Quien no duda de sí mismo es indigno, porque confía ciegamente en su capacidad y peca de orgullo.
(Paulo Coelho)

La eternidad está con los brazos abiertos para todas las almas, y cada una continuará su tarea. Hay una razón para todo lo que se encuentra bajo el sol.
(Paulo Coelho)

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea
(Paulo Coelho)

Sin fe se puede perder un juego cuando ya casi está ganado.
(Paulo Coelho)

La verdadera experiencia de la libertad es tener lo mas importante del mundo sin poseerlo.
(Paulo Coelho)

El alma nunca piensa sin una imagen mental.
(Aristóteles)

La vida es como una obra de teatro: no es la duración sino la excelencia de los actores lo que importa.
(Seneca)

La ignorancia genera confianza más frecuentemente que el conocimiento, son aquellos que saben poco, y no esos que saben más, quienes tan positivamente afirman que este o aquel problema nunca será resuelto por la ciencia.
(Charles Darwin)

No dejes que tus ambiciones reflejen tu personalidad, más bien deja que tú personalidad deje ver tus ambiciones.
(Jhonnis Aranguren)

Quisiera ser como el tiempo, que aunque no existe, es necesario en la vida de todos.
(Jhonnis Aranguren)

El sabio sabe que el silencio no es más que el grito del que tiene la razón.
(Jhonnis Aranguren)

El único remedio para la tristeza es una sonrisa sincera que salga del alma.
(Efrain Ramirez)

El amor es como el fuego: primero arde intensamente, luego te consume para finalmente terminar haciéndote cenizas....!
(dj pahune)

La vida da razones para vivir, pero cuando encuentras la razón de tu vida, es la causa para vivir.
(Antonio Alvarez)

Una lágrima no siempre es reflejo de mi tristeza y una sonrisa no siempre forma parte de mi alegria
(Edgardo Escobar)

Una de las realidades en la vida es que existen seres humanos en los que la maldad, la estupidez y la ingratitud son infinitas .
(Anónimo)

No sufras por lo que hiciste en el pasado, sufre por lo que no hiciste.
(Anónimo)

Por más lejos que estés, siempre estarás en mi corazón.
(Anónimo)

La perseverancia es un árbol de raíces amargas y frutos dulces.
(Anónimo)

El amor es la inspiración que hace de ti una obra maestra.
(RUBÉN JIMÉNEZ)

Hay que tener presente, que el estar ausente no anula el recuerdo ni compra el olvido.
(Ricardo Arjona)

La verdadera actitud del hombre sabio es la espera.
(Francisco Auchel)

La agonía de no trabajar por la justicia es más fuerte que la posibilidad cierta de mi muerte, esto último es solo un instante, lo otro constituye la totalidad de mi vida.
(Herbert Anaya Sanabria)

Disfruta de hoy por que es el futuro con el que soñaste ayer y el pasado que recordaras mañana.
()

Las heridas que no se ven son las más profundas.
(William Shakespeare)

La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.
()

Tu palabra es una lámpara para mi pie y una luz para mi vereda.
(La Biblia)

Estar en esta vida y creerse perfecto, es como permanecer en la cárcel y sentirse absuelto.
()

Dame el aire cuando exhalas para ver si te respiro.
(Ricardo Arjona)

Ningún hombre ha llegado nunca a ser sabio por casualidad.
(Lucio Anneo Séneca)

No permitas que la sonrisa de tu rostro, sea la hipocresía de tu corazón....
()

Nunca dejes que las voces de la multitud, callen la respuesta de tu conciencia.
()

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.
(Sören Aabye Kierkegaard)

Aunque estemos todos solos, estamos juntos en eso.
()

No hay hombre que conozca mayor felicidad que la que no ha logrado alcanzar en cuerpo y alma; ni mucho menos mayor tristeza que aquella anidada solamente en su conciencia.
(Charly Sanz)

Prefiero una verdad que me duela, a una mentira que me ilusione.
(Anónimo)

Si estás con alguien porque te ofrece un buen futuro, tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
(Carlos Ruiz zafón)

Todos estamos en el arroyo, pero algunos miramos a las estrellas
(Oscar Wilde)

Inteligente quien sabe dónde quiere ir, pero más aún quien sabe dónde no tiene que volver.
(Aristóteles)

Vive la vida como si fuera el ultimo respiro de tu existencia.
()



1999 - 2017 © Sabidurias.com - Datos legales