"
Sabidurias.com Citas y frases célebres






Maru!!


Sexo: Mujer
Pais: Mexico
Edad: 18
Nº de amigos: 7
Frases favoritas: 643


Frases favoritas de Maru!!:

El hombre se distingue de todas las demás criaturas por la facultad de reír.
(Joseph Addison)

Aquel que dice cuanto piensa, piensa muy poco lo que dice.
(Mariano Aguiló)

Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos.
(San Agustín)

Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados .
(San Agustín)

La medida del amor es amar sin medida.
(San Agustín)

Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.
(San Agustín)

Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula.
(San Agustín)

Tener con quien llorar aminora el llanto de muchos.
(Vittorio Alfieri)

No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices desde la miseria.
(Dante Alighieri)

Quien sabe de dolor, todo lo sabe.
(Dante Alighieri)

Antes, por cinco marcos, el mismo Freud te trataba. Por diez, te trataba y te planchaba los pantalones. Por quince marcos, Freud permitía que tú le tratarás a él y eso incluía una invitación a comer.
(Woody Allen)

El amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas.
(Woody Allen)

El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.
(Woody Allen)

Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida.
(Woody Allen)

No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda.
(Woody Allen)

Solo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo.
(Woody Allen)

Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción rápidamente: alquilan mi habitación.
(Woody Allen)

Jamás hay que discutir con un superior, pues se corre el riesgo de tener razón.
(Marco Aurelio Almazán)

Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena.
(Ana de Austria)

El dolor es la dignidad de la desgracia.
(Concepción Arenal)

La desconfianza es madre de la seguridad.
(Aristófanes)

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.
(Aristóteles)

El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.
(Aristóteles)

La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.
(Aristóteles)

Las ciencias tienen las raíces amargas, pero muy dulces los frutos.
(Aristóteles)

Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla.
(Aristóteles)

Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.
(Aristóteles)

Quisiera vivir para estudiar, no estudiar para vivir.
(Sir Francis Bacon)

El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste.
(Honoré de Balzac)

Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar.
(Madame Basta)

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.
(Charles Baudelaire)

Una mujer que es amada siempre tiene éxito.
(Vicki Baum)

La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad.
(Simone de Beauvoir)

Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.
(Ludwig van Beethoven)

El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta.
(Jacinto Benavente)

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.
(Jacinto Benavente)

Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres.
(Jacinto Benavente)

La felicidad es mejor imaginarla que tenerla.
(Jacinto Benavente)

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos.
(Jacinto Benavente)

La contemplación es un lujo, mientras que la acción es una necesidad.
(Henri Bergson)

La inteligencia se caracteriza por una incomprensión natural de la vida.
(Henri Bergson)

El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada.
(Tristan Bernard)

En asuntos internacionales, la paz es un período de trampas entre dos luchas.
(Ambrose Bierce)

La envidia es una declaración de inferioridad.
(Napoleon I)

Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes.
(Napoleon I)

He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.
(Jorge Luis Borges)

He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.
(Jorge Luis Borges)

La duda es uno de los nombres de la inteligencia.
(Jorge Luis Borges)

Quienes dicen que el arte no debe propagar doctrinas suelen referirse a doctrinas contrarias a las suyas.
(Jorge Luis Borges)

Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.
(Jorge Luis Borges)

En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.
(Jacques Benigne Bossuet)

La posesión de la riqueza tiene lazos invisibles en donde el corazón se enreda facilmente.
(Jacques Benigne Bossuet)

Hay labios tan finos que en vez de besar cortan.
(Paul Charles Bourget)

El dolor que no se desahoga con lágrimas puede hacer que sean otros órganos los que lloren.
(Francis J. Braceland)

Aquellos que padecen una indigestión o una borrachera no saben lo que es comer ni lo que es beber.
(Anthelme Brillat-Savarín)

Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.
(Jean de la Bruyere)

Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros.
(Jean de la Bruyere)

Un alma grande está por encima de la injuria, de la injusticia y del dolor.
(Jean de la Bruyere)

El escritor es un hombre sorprendido. El amor es motivo de sorpresa y el humor, un pararrayos vital.
(Alfredo Bryce Echenique)

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.
(Buda)

Vivir plenamente produce un cansancio infinito, pero muy gratificante.
(Ramón Buenaventura)

El destino se ríe de las probabilidades.
(Edward George Bulwer-Lytton)

La amistad es el amor, pero sin sus alas.
(Lord Byron)

Trabajo deprisa para vivir despacio.
(Montserrat Caballé)

De males a bienes dicen que se pasa fácilmente; pero de males a males, digo yo que es más frecuente.
(Pedro Calderón de la Barca)

Quien daña el saber, homicida es de sí mismo.
(Pedro Calderón de la Barca)

Vencer y perdonar, es vencer dos veces.
(Pedro Calderón de la Barca)

La amistad es un amor que no se comunica por los sentidos.
(Ramon de Campoamor)

Inocente es quien no necesita explicarse.
(Albert Camus)

No hay que confundir nunca el conocimiento con la sabiduría. El primero nos sirve para ganarnos la vida; la sabiduría nos ayuda a vivir.
(Sorcha Carey)

Una vez despertado el pensamiento no vuelve a dormitar.
(Thomas Carlyle)

En el verdadero amor no manda nadie; obedecen los dos.
(Alejandro Casona)

Las novelas nunca las han escrito mas que los que son incapaces de vivirlas.
(Alejandro Casona)

No es más fuerte la razón porque se diga a gritos.
(Alejandro Casona)

No quiero pensar porque no quiero que el dolor del corazón se una al dolor del pensamiento.
(Emilio Castelar)

No hay libro tan malo del que no se pueda aprender algo bueno.
(Cayo Plinio El joven)

La más noble función de un escritor es dar testimonio, como acta notarial y como fiel cronista, del tiempo que le ha tocado vivir.
(Camilo José Cela)

No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, porque no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.
(Camilo José Cela)

La verdad siempre resplandece al final, cuando ya se ha ido todo el mundo.
(Julio Cerón)

Amistades que son ciertas nadie las puede turbar.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No desees y serás el hombre más rico del mundo.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

La modestia es la más inocente de las mentiras.
(Chamfort)

Ante las injusticias y adversidades de la vida... ¡calma!.
(Mahatma Gandhi)

Dios no ha creado fronteras. Mi objetivo es la amistad con el mundo entero.
(Mahatma Gandhi)

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.
(Mahatma Gandhi)

Imagino que sé lo que significa vivir y morir como no violento. Pero me falta demostrarlo mediante un acto perfecto.
(Mahatma Gandhi)

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.
(Mahatma Gandhi)

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.
(Mahatma Gandhi)

Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.
(Mahatma Gandhi)

Los grilletes de oro son mucho peor que los de hierro.
(Mahatma Gandhi)

No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.
(Mahatma Gandhi)

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!
(Mahatma Gandhi)

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.
(Mahatma Gandhi)

El perfume anuncia la llegada de una mujer y alegra su marcha.
(Coco Chanel)

Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres.
(Coco Chanel)

La vida no es significado; la vida es deseo.
(Charles Chaplin)

Llegará el día en que después de aprovechar el espacio, los vientos, las mareas y la gravedad; aprovecharemos para Dios las energías del amor. Y ese día por segunda vez en la historia del mundo, habremos descubierto el fuego.
(Pierre Teilhard de Chardin)

La felicidad está más con el pobre que considera que tiene bastante que con el rico, que nunca cree que tiene bastante.
(Charmesse)

El estilo es el ropaje del pensamiento; y un pensamiento bien vestido, como un hombre bien vestido, se presenta mejor.
(Conde de Chesterfield)

La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.
(Gilbert Keith Chesterton)

Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa.
(Gilbert Keith Chesterton)

Toda dificultad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo.
(Frédéric Chopin)

La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás.
(Winston Churchill)

Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema.
(Winston Churchill)

Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.
(Winston Churchill)

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?
(Marco Tulio Cicerón)

Las leyes callan cuando las armas hablan.
(Marco Tulio Cicerón)

Los deseos del joven muestran las futuras virtudes del hombre.
(Marco Tulio Cicerón)

No hay absurdo que no haya sido apoyado por algún filósofo.
(Marco Tulio Cicerón)

Pensar es como vivir dos veces.
(Marco Tulio Cicerón)

No es verdad que se haya hecho fortuna cuando no se sabe disfrutar de ella.
(Marqués de Vauvenargues)

Los humoristas y los filósofos dicen muchas tonterías, pero los filósofos son más ingenuos y las dicen sin querer.
(Noel Clarasó)

Hazles comprender que no tienen en el mundo otro deber que la alegría.
(Paul Claudel)

La señal de que no amamos a alguien es que no le damos todo lo mejor que hay en nosotros.
(Paul Claudel)

Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra.
(Georges Benjamin Clemenceau)

Nada es pequeño en el amor. Aquellos que esperan las grandes ocasiones para probar su ternura no saben amar.
(Laure Conan)

La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano.
(Carmen Conde)

La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos.
(Confucio)

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.
(Confucio)

Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama.
(Georges Courteline)

La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.
(Leonardo Da Vinci)

La televisión es maravillosa. No sólo nos produce dolor de cabeza, sino que además en su publicidad encontramos las pastillas que nos aliviarán.
(Bette Davis)

Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma.
(Fray Luis de León)

No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.
(Demócrates)

Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin.
(Antoine de Saint-Exupery)

Despréndete de todas las impresiones de los sentidos y de la imaginación, y no te fíes sino de la razón.
(René Descartes)

Lo poco que he aprendido carece de valor, comparado con lo que ignoro y no desespero en aprender.
(René Descartes)

Vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás.
(René Descartes)

Nosotros recordamos, naturalmente, lo que nos interesa y porque nos interesa.
(John Dewey)

Cuando lo hayas encontrado, anótalo.
(Charles Dickens)

Cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro.
(Diógenes de Sínope)

Nada revela tan fiablemente el carácter de una persona como su voz.
(Benjamin Disraeli)

Pueden amar los pobres, los locos y hasta los falsos, pero no los hombres ocupados.
(John Donne)

Con frecuencia, algunos buscan la felicidad como se buscan los lentes cuando se tienen sobre la nariz.
(Gustavo Dorz)

El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor.
(Fiodor Dostoievski)

Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros.
(Marcel Duchamp)

Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida.
(Thomas Alva Edison)

Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.
(Albert Einstein)

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.
(Albert Einstein)

La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún motivo para ser practicada, apenas oportunidad.
(George Eliot)

Nadie puede ser sensato con el estómago vacío.
(George Eliot)

El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela.
(El Talmud)

El pensamiento es la semilla de la acción.
(Ralph Waldo Emerson)

Grabad esto en vuestro corazón: cada día es el mejor del año.
(Ralph Waldo Emerson)

El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.
(Epicteto de Frigia)

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.
(Epicteto de Frigia)

En la prosperidad es muy fácil encontrar amigos, en la adversidad no hay nada más difícil.
(Epicteto de Frigia)

Todos los asuntos tienen dos asas: por una son manejables, por la otra no.
(Epicteto de Frigia)

El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento.
(Erasmo de Rotterdam)

La insignificancia es siempre una garantía de seguridad.
(Esopo)

La vida es lucha.
(Eurípides de Salamina)

Algunas personas son amables sólo porque no se atreven a ser de otra forma.
(William Faulkner)

Lo más triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al día es trabajar.
(William Faulkner)

Conocimientos puede tenerlos cualquiera, pero el arte de pensar es el regalo más escaso de la naturaleza.
(Federico II)

No se trata de ser el primero, sino de llegar con todos y a tiempo.
(León Felipe)

Si a cambio de mi amor a la lectura viera a mis pies los tronos del mundo, rehusaría el cambio.
(Fénelon)

Ante la poesía, tanto da temblar como comprender.
(Baldomero Fernández Moreno)

Dulce amor el alcanzado con dificultades.
(W. C. Fields)

Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia.
(Francis Scott Fitzgerald)

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.
(Francis Scott Fitzgerald)

La manera más profunda de sentir una cosa es sufrir por ella.
(Gustave Flaubert)

No comprimas con mucha fuerza y vigor la mano de un niño tierno.
(Focílides)

No os toméis la vida demasiado en serio; de todos modos no saldréis vivos de ésta.
(Bernard Le Bouvier de Fontenelle)

La nada es un infinito que nos envuelve: venimos de allá y allá nos volveremos. La nada es un absurdo y una certeza; no se puede concebir, y, sin embargo, es.
(Anatole France)

La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia.
(Anatole France)

La vida nos enseña que no podemos ser felices sino al precio de cierta ignorancia.
(Anatole France)

Las verdades que revela la inteligencia permanecen estériles. Sólo el corazón es capaz de fecundar los sueños.
(Anatole France)

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.
(Benjamin Franklin)

El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.
(Benjamin Franklin)

Las puertas de la sabiduría nunca están cerradas.
(Benjamin Franklin)

Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse.
(Benjamin Franklin)

Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.
(Benjamin Franklin)

Tres podrían guardar un secreto si dos de ellos hubieran muerto.
(Benjamin Franklin)

Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra.
(Sigmund Freud)

La literatura puede ser una buena terapia personal, una especie de psicoanálisis por el que no se paga al psicoanalista.
(Max Frisch)

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.
(Robert Lee Frost)

La memoria es el deseo satisfecho.
(Carlos Fuentes)

Si no tienes enemigos es señal que la fortuna te ha olvidado.
(Thomas Fuller)

El amor es la poesía de los sentidos. Pero hay poesías malísimas.
(Antonio Gala)

El amor es una amistad con momentos eróticos.
(Antonio Gala)

La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.
(Antonio Gala)

Existe, en verdad, un magnetismo, o más bien una electricidad del amor, que se comunica por el solo contacto de las yemas de los dedos.
(Ferdinand Galiani)

Nunca he encontrado una persona tan ignorante de la que no pueda aprender algo.
(Galileo Galilei)

Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir.
(Federico García Lorca)

Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.
(Federico García Lorca)

El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.
(Gabriel García Márquez)

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.
(Gabriel García Márquez)

Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.
(Gabriel García Márquez)

El beso es la válvula de escape de la honestidad.
(Paul Géraldy)

El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.
(Paul Géraldy)

Quien escribe gusta del halago, pero el 'escritor' en cambio, ha de aprender a gozar con el arrecio, con el golpe de martillo sobre el yunque de su obra. Sólo así podrá forjar aiestos.
(Rafael Gibelli)

La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía.
(Khalil Gibran)

Si no puedes trabajar con amor sino sólo con desgana, mejor será que abandones el trabajo y te sientes a la puerta del templo a recibir limosna de los que trabajan con alegría.
(Khalil Gibran)

Es bueno seguir la pendiente con tal que sea subiendo.
(André Gide)

Hay que haber vivido un poco para comprender que todo lo que se persigue en esta vida sólo se consigue arriesgando a veces lo que más se ama.
(André Gide)

A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será.
(Johann Wolfgang Goethe)

El hombre sordo a la voz de la poesía es un bárbaro.
(Johann Wolfgang Goethe)

El que quiera tener razón y habla solo, de seguro logrará su objetivo.
(Johann Wolfgang Goethe)

Nadie sabe lo que hace mientras actúa correctamente, pero de lo que está mal uno siempre es consciente.
(Johann Wolfgang Goethe)

El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.
(Oliver Goldsmith)

El lunar es el punto final del poema de la belleza.
(Ramón Gómez de la Serna)

El mejor destino que hay es el de supervisor de nubes, acostado en una hamaca mirando al cielo.
(Ramón Gómez de la Serna)

Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo.
(Ramón Gómez de la Serna)

La muerte puede consistir en ir perdiendo la costumbre de vivir.
(César González-Ruano)

Bien poco enseñó la vida a quien no le enseñó a soportar el dolor.
(Arturo Graf)

El hombre comienza en realidad a ser viejo cuando cesa de ser educable.
(Arturo Graf)

El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
(Baltasar Gracián)

Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros.
(Baltasar Gracián)

Saber y saberlo demostrar es valer dos veces.
(Baltasar Gracián)

Intento comprender la verdad, aunque esto comprometa mi ideología.
(Graham Greene)

Hay un remedio para las culpas, reconocerlas.
(Franz Grillparzer)

El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros.
(Albert Guinon)

Cuando se dice que el dinero no hace la felicidad se alude, evidentemente, al de los demás.
(Sacha Guitry)

Muchos estudiantes toman al estudio como un líquido que hay que tragar, y no como un sólido que debe masticarse. Luego se preguntan por qué proporciona tan poco nutrimento real.
(S. Harris)

Las ideas no son responsables de lo que los hombres hacen de ellas.
(Werner Karl Heisenberg)

La obra clásica es un libro que todo el mundo admira, pero que nadie lee.
(Ernest Hemingway)

Un idealista es un hombre que, partiendo de que una rosa huele mejor que una col, deduce que una sopa de rosas tendría también mejor sabor.
(Ernest Hemingway)

Todo cambia nada es.
(Heráclito de Efeso)

Debes perder una mosca para pescar una trucha.
(George Herbert)

Desdichado el que duerme en el mañana.
(Hesíodo)

La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.
(Hesíodo)

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.
(Hermann Hesse)

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.
(Hermann Hesse)

El ritmo es lo que hace a la poesía persuasiva y no informativa.
(José Hierro)

La ociosidad es la madre de la filosofía.
(Thomas Hobbes)

Los que aprueban una opinión, la llaman opinión; pero los que la desaprueban la llaman herejía.
(Thomas Hobbes)

El ruido de un beso no es tan retumbante como el de un cañón, pero su eco dura mucho más.
(Oliver Wendell Holmes)

La ciencia es un magnífico mobiliario para el piso superior de un hombre, siempre y cuando su sentido común esté en la planta baja.
(Oliver Wendell Holmes)

Cada día es una pequeña vida.
(Quinto Horacio Flaco)

El pueblo me silba, pero yo me aplaudo. (Populus me sibilat, at mihi plaudo)
(Quinto Horacio Flaco)

El que ha comenzado bien, está a la mitad de la obra.
(Quinto Horacio Flaco)

Un conservador es un hombre demasiado cobarde para luchar y demasiado gordo para huir.
(Elbert Hubbard)

Dios es la evidencia invisible.
(Victor Hugo)

En los ojos del joven, arde la llama; en los del viejo, brilla la luz.
(Victor Hugo)

La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.
(Victor Hugo)

La melancolía es la felicidad de estar triste.
(Victor Hugo)

La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.
(Victor Hugo)

Las palabras están ahí para explicar el significado de las cosas, de manera que el que las escucha, entienda dicho significado.
(Aldous Huxley)

Por muy lentamente que os parezca que pasan las horas, os parecerán cortas si pensáis que nunca más han de volverá pasar.
(Aldous Huxley)

Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico.
(Aldous Huxley)

Grande o pequeño, todo hombre es poeta si sabe ver el ideal, más allá de sus actos.
(Henrik Johan Ibsen)

La belleza es el acuerdo entre el contenido y la forma.
(Henrik Johan Ibsen)

Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya.
(Eugene Ionesco)

No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.
(Thomas Jefferson)

A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas.
(Joseph Joubert)

El placer no es sino la felicidad de una parte del cuerpo.
(Joseph Joubert)

Enseñar es aprender dos veces.
(Joseph Joubert)

Lo que sorprende, sorprende una vez, pero lo que es admirable lo es más cuanto más se admira.
(Joseph Joubert)

Cada quien sabe lo que trae en su morral.
(Juvenal)

El sueño es un arte poético involuntario.
(Inmanuel Kant)

La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación.
(Inmanuel Kant)

Los celos son una mezcla explosiva de amor, odio, avaricia y orgullo.
(Jean Baptiste Alphonse Karr)

Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez.
(Jean Baptiste Alphonse Karr)

¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!
(Sören Aabye Kierkegaard)

El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.
(Sören Aabye Kierkegaard)

Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.
(Rudyard Kipling)

Nadie puede librar a los hombres del dolor, pero le será perdonado a aquel que haga renacer en ellos el valor para soportarlo.
(Selma Lagerlof)

Si no puedes avanzar una pulgada, retrocede un pie.
(Lao-tsé)

Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos.
(François de la Rochefoucauld)

La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogueras.
(François de la Rochefoucauld)

La esperanza y el miedo son inseparables.
(François de la Rochefoucauld)

Los celos se alimentan de dudas.
(François de la Rochefoucauld)

Se perdona mientras se ama.
(François de la Rochefoucauld)

Si en los hombres no aparece el lado ridículo, es que no lo hemos buscado bien.
(François de la Rochefoucauld)

Todo el mundo se queja de no tener memoria y nadie se queja de no tener criterio.
(François de la Rochefoucauld)

No rías nunca de las lagrimas de un niño. Todos los dolores son iguales.
(Charles Van Lerberghe)

Las ideas, como las pulgas, saltan de un hombre a otro. Pero no pican a todo el mundo.
(Stanislaw Lem)

Cada uno es tan infeliz como cree.
(Giacomo Leopardi)

La felicidad está en la ignorancia de la verdad.
(Giacomo Leopardi)

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo .
(Georg Christoph Lichtenberg)

Si tuviera dos caras. ¿Estaría usando ésta?
(Abraham Lincoln)

La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.
(Emil Ludwig)

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.
(Martin Luther King)

¿Dices que nada se crea?, no te importe, con el barro de la tierra, haz una copa para que beba tu hermano.
(Antonio Machado)

Todo lo que se ignora, se desprecia.
(Antonio Machado)

A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas, y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas.
(Maurice Maeterlinck)

El pasado siempre está presente.
(Maurice Maeterlinck)

La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee.
(Malebranche)

Pensad como hombres de acción, actuad como hombres pensantes.
(Thomas Mann)

El hombre crece cuando se arrodilla.
(Alessandro Manzoni)

Los hombres ofenden antes al que aman que al que temen.
(Nicolás Maquiavelo)

Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse.
(Nicolás Maquiavelo)

Cada hombre lleva un fantasma de mujer, no en la imaginación que entonces sería fácil de expulsarle; sino circulando en su sangre, y cada mujer un fantasma más o menos concreto de hombre.
(Gregorio Marañon)

La felicidad es un sentimiento fundamentalmente negativo: la ausencia de dolor.
(Gregorio Marañon)

Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás.
(Gabriel Marcel)

Cuántas muertes más serán necesarias para darnos cuenta de que ya han sido demasiadas.
(Bob Marley)

¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
(Groucho Marx)

Cualquiera que diga que puede ver a través de las mujeres se está perdiendo un montón de cosas.
(Groucho Marx)

Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…
(Groucho Marx)

Nunca le ha servido a nadie la experiencia de otros.
(André Massena)

La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimientos.
(William Somerset Maugham)

Los tres deberes fundamentales de la mujer son ser bonita, ir bien vestida y no contradecir.
(William Somerset Maugham)

Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
(Guy de Maupassant)

La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.
(François Mauriac)

El primer deber del hombre es desarrollar todo lo que posee, todo aquello en que él mismo pueda convertirse.
(André Maurois)

En los inicios de un amor los amantes hablan del futuro, en sus postrimerías, del pasado.
(André Maurois)

Los caprichos pueden ser perdonados, pero es un crimen despertar una pasión duradera para satisfacer un capricho.
(André Maurois)

No decir más de lo que haga falta, a quien haga falta y cuando haga falta.
(André Maurois)

Un problema deja de serlo si no tiene solución.
(Eduardo Mendoza)

El que vive enamorado delira, a menudo se lamenta, siempre suspira, y no habla sino de morir.
(Pietro Metastasio)

El temor y la esperanza nacen juntos y juntos mueren.
(Pietro Metastasio)

Es mejor ser un ser humano insatisfecho que un cerdo satisfecho.
(John Stuart Mill)

El matrimonio es la escuela segura del orden, de la bondad, de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el talento.
(Conde de Mirabeau)

Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.
(Gabriela Mistral)

Después de todo, mañana es otro día.
(Margaret Mitchel)

El celoso ama más, pero el que no lo es ama mejor.
(Molière)

La hipocresía es el colmo de todas las maldades.
(Molière)

Un tonto sabio es más tonto que un tonto ignorante.
(Molière)

El hombre sabio no lo es en todas las cosas.
(Michel Eyquem de Montaigne)

Incluso en el trono más alto, uno se sienta sobre sus propias posaderas.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La cobardía es la madre de la crueldad.
(Michel Eyquem de Montaigne)

La prueba más clara de la sabiduría es una alegría continua.
(Michel Eyquem de Montaigne)

Los juegos infantiles no son tales juegos, sino sus más serias actividades.
(Michel Eyquem de Montaigne)

Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento.
(Montesquieu)

Los hombres suelen, si reciben un mal, escribirlo sobre el mármol; si un bien, en el polvo.
(Thomas Moore)

Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.
(Alberto Moravia)

A falta de perdón, deja venir el olvido.
(Louis Charles Alfred de Musset)

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.
(Louis Charles Alfred de Musset)

El único idioma universal es el beso.
(Louis Charles Alfred de Musset)

La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.
(Louis Charles Alfred de Musset)

¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?.
(Pablo Neruda)

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.
(Pablo Neruda)

Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
(Pablo Neruda)

En un beso, sabrás todo lo que he callado.
(Pablo Neruda)

Es tan corto el amor y tan largo el olvido.
(Pablo Neruda)

¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas? Si son inútiles para tu vida, inútil es también aguardarlas. Si son necesarias, ellas vendrán y vendrán a tiempo.
(Amado Nervo)

Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.
(Friedrich Wilhelm Nietzsche)

Los libros nos dan consejos que no se atreverían a darnos nuestros amigos.
(Numa Pompilio)

La experiencia es algo que no consigues hasta justo depués de necesitarla.
(Sir Laurence Olivier)

El amor, a quien pintan ciego, es vidente y perspicaz porque el amante ve cosas que el indiferente no ve y por eso ama.
(José Ortega y Gasset)

Es importante acentuar el papel que juegan sobre el amor la fisonomía y los gestos tales como un beso. Revelan el auténtico ser de la persona que amamos.
(José Ortega y Gasset)

Lo menos que podemos hacer, en servicio de algo, es comprenderlo.
(José Ortega y Gasset)

Mientras el tigre no puede dejar de ser tigre, no puede destigrarse, el hombre vive en riesgo permanente de deshumanizarse.  
(José Ortega y Gasset)

Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.
(José Ortega y Gasset)

Cuando era joven leía casi siempre para aprender; hoy, a veces, leo para olvidar.
(Giovanni Papini)

Poca cosa nos consuela porque poca cosa nos aflige.
(Blaise Pascal)

El amor nace de un flechazo; la amistad del intercambio frecuente y prolongado.
(Octavio Paz)

Ningún pueblo cree en su gobierno. A lo sumo, los pueblos están resignados.
(Octavio Paz)

Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.
(Fernando Pessoa)

Amigo verdadero es el amigo de las horas difíciles.
(Jorge Piejanou)

Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.
(Pitágoras de Samos)

Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna. El filósofo viaja a pie.
(Pitágoras de Samos)

Las cartas de recomendación son las que se entregan a un inoportuno para que vaya a importunar a otro.
(Pitigrilli)

Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.
(Platón)

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.
(Platón)

Una palabra bien elegida puede economizar no sólo cien palabras sino cien pensamientos.
(Henri Poincaré)

El que no se atreve a ser inteligente, se hace político.
(Enrique Jardiel Poncela)

Hay dos maneras de conseguir la felicidad, una hacerse el idiota; otra serlo.
(Enrique Jardiel Poncela)

Los celos no son corrientemente más que una inquieta tiranía aplicada a los asuntos del amor.
(Marcel Proust)

Para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios.
(Marcel Proust)

Al perro que tiene dinero se le llama señor perro.
(Proverbio árabe)

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.
(Proverbio chino)

¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio!.
(Proverbio ruso)

¿Quieres tener un gran imperio? Impera sobre ti mismo.
(Publio Siro)

Es imposible ganar sin que otro pierda.
(Publio Siro)

Me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio.
(Publio Siro)

No se debe mostrar la verdad desnuda, sino en camisa.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo.
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Tal vez algún día dejen a los jóvenes inventar su propia juventud.
(Quino)

Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.
(Santiago Ramón y Cajal)

Los golpes de la adversidad son muy amargos, pero nunca son estériles.
(Joseph Ernest Renan)

Entre un hombre y una mujer la amistad es tan sólo una pasarela que conduce al amor.
(Jules Renard)

Si el dinero no te da la felicidad devuélvelo.
(Jules Renard)

Escribo: eso es todo. Escribo conforme voy viviendo. Escribo como parte de mi economía natural. Después, las cuartillas se clasifican en libros, imponiéndoles un orden objetivo, impersonal, artístico, o sea artificial. Pero el trabajo mana de mí en un flujo no diferenciado y continuo.
(Alfonso Reyes)

La amistad del hombre es con frecuencia un apoyo; la de la mujer es siempre un consuelo.
(Jean Paul)

Las ideas son capitales que sólo ganan intereses entre las manos del talento.
(Conde de Rivarol)

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender como se hace.
(Franklin Delano Roosevelt)

El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca.
(Víctor Ruiz Iriarte)

Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.
(John Ruskin)

Las Matemáticas pueden ser definidas como aquel tema en el cual ni sabemos nunca lo que decimos ni si lo que decimos es verdadero.
(Bertrand Arthur William Russell)

Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.
(Joaquín Sabina)

Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.
(Joaquín Sabina)

La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia.
(Françoise Sagan)

El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba.
(Salomón)

El ignorante, si calla, será tenido por erudito, y pasará por sabio si no abre los labios.
(Salomón)

Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.
(Salomón)

La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma.
(George Sand)

La inteligencia busca, pero quien encuentra es el corazón.
(George Sand)

A excepción del hombre, ningún ser se maravilla de su propia existencia.
(Arthur Schopenhauer)

Al que todo lo pierde, le queda Dios todavía.
(Arthur Schopenhauer)

El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.
(Arthur Schopenhauer)

El que no ama ya esta muerto.
(Arthur Schopenhauer)

La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.
(Arthur Schopenhauer)

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.
(Arthur Schopenhauer)

¿Qué importa saber lo qué es una recta si no se sabe lo que es la rectitud?
(Lucio Anneo Séneca)

Hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido.
(Lucio Anneo Séneca)

No os espante la pobreza; nadie vive tan pobre como nació.
(Lucio Anneo Séneca)

Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicarla a nadie, no la querría.
(Lucio Anneo Séneca)

Las infidelidades se perdonan, pero no se olvidan jamás.
(Marquesa de Sévigné)

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.
(William Shakespeare)

Fuertes razones, hacen fuertes acciones.
(William Shakespeare)

La mente del hombre es de mármol; la de la mujer de cera.
(William Shakespeare)

Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara.
(William Shakespeare)

Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.
(William Shakespeare)

Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.
(William Shakespeare)

Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.
(William Shakespeare)

Aprendemos de la experiencia que los hombres nunca aprenden nada de la experiencia.
(George Bernard Shaw)

Cuando dos personas están bajo la influencia de la más violenta, la más insana, la más ilusoria y la más fugaz de las pasiones, se les pide que juren que seguirán continuamente en esa condición excitada, anormal y agotadora hasta que la muerte los separe.
(George Bernard Shaw)

Cuando un hombre quiere matar a un tigre, lo llama deporte; cuando es el tigre quien quiere matarle a él, lo llama ferocidad.
(George Bernard Shaw)

El Cristianismo podría ser bueno, si alguien intentara practicarlo.
(George Bernard Shaw)

No hay amor más sincero que el amor a la comida.
(George Bernard Shaw)

No tenemos más derecho a consumir felicidad sin producirla, que a consumir riqueza sin producirla.
(George Bernard Shaw)

Siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso.
(George Bernard Shaw)

Sólo los tontos han creado progresos en el mundo, porque los listos se han adaptado a lo que había sin necesidad de inventar.
(George Bernard Shaw)

Un chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor no te metas con ella.
(George Bernard Shaw)

Mi consejo es que te cases: si encuentras una buena esposa serás feliz, si no, te harás filósofo.
(Sócrates)

Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle.
(Sócrates)

El saber es la parte más considerable de la felicidad.
(Sófocles)

Noble cosa es, aún para un anciano, el aprender.
(Sófocles)

Si no quieres repetir el pasado, estúdialo.
(Baruch Benedict Spinoza)

¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?
(Germaine de Staël)

El dolor siempre cumple lo que promete.
(Germaine de Staël)

La libertad es incompatible con el amor. Un amante es siempre un esclavo.
(Germaine de Staël)

La ciencia se puede aprender de memoria, pero la sabiduría no.
(Laurence Sterne)

La temeridad cambia de nombre cuando obtiene éxito. Entonces se llama heroísmo.
(Laurence Sterne)

De cualquier forma los celos son en realidad una consecuencia del amor: os guste o no, existen.
(Robert Louis Stevenson)

Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.
(Stendhal)

Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
(Stendhal)

Yo honro con el nombre de virtud a la costumbre de realizar acciones penosas y útiles a los demás.
(Stendhal)

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.
(Rabindranath Tagore)

Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo.
(Rabindranath Tagore)

El hombre en su esencia no debe ser esclavo, ni de sí mismo, ni de los otros, sino un amante. Su único fin está en el amor.
(Rabindranath Tagore)

La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta.
(Rabindranath Tagore)

La felicidad del cuerpo se funda en la salud; la del entendimiento, en el saber.
(Tales de Mileto)

El arte es la filosofía que refleja un pensamiento.
(Antoni Tapies)

El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz.
(Henry David Thoreau)

La bondad es la única inversión que nunca quiebra.
(Henry David Thoreau)

La felicidad no es algo que se experimenta sino algo que se recuerda.
(G. Tohre)

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.
(Leon Tolstoi)

Toda reforma impuesta por la violencia no corregirá nada el mal: el buen juicio no necesita de la violencia.
(Leon Tolstoi)

En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra.
(Eugenio Trias)

El silencio es como el viento: atiza los grandes malentendidos y no extingue más que los pequeños.
(Elsa Triolet)

Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordáis y no os morderá. Esa es la diferencia más notable que hay entre un perro y un hombre.
(Mark Twain)

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.
(Miguel de Unamuno)

Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.
(Miguel de Unamuno)

¿Qué puede haber imprevisto para el que nada ha previsto?
(Paul Ambroise Valéry)

Hay que ser ligero como el ave, y no como la pluma.
(Paul Ambroise Valéry)

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.
(Henry Van Dyke)

Si los diplomáticos cantaran, no habría guerras.
(Chavela Vargas)

Sólo un idiota puede ser totalmente feliz.
(Mario Vargas Llosa)

Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.
(José Vasconcelos)

Celos son hijos del amor, mas son bastardos, te confieso.
(Lope de Vega)

Amar: cambiar de casa el alma.
(Constancio C. Vigil)

Nada es fácil ni tan útil como escuchar mucho.
(Juan Luis Vives)

A menudo, la fortuna nos hace pagar muy caro lo que creemos que nos ha regalado.
(Vincent Voiture)

La escritura es la pintura de la voz.
(Voltaire)

La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.
(Voltaire)

Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen.
(Otto von Bismark)

Cómo tener confianza de una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo.
(Oscar Wilde)

En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.
(Oscar Wilde)

Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.
(Oscar Wilde)

La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación.
(Oscar Wilde)

La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.
(Oscar Wilde)

Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan.
(Oscar Wilde)

La más segura cura para la vanidad es la soledad.
(Thomas C. Wolfe)

La vida es un arco iris que incluye el negro.
(Yevgeny Yevtushenko)

Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.
(Lin Yutang)

No hay una edad para empezar a ser galante ni para dejar de serlo.
(Lin Yutang)

El amor es como el vino, y como el vino también, a unos reconforta y a otros destroza.
(Stefan Zweig)

El secreto del hombre interesante es que él mismo se interesa por todos.
(Charles Péguy)

Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y aparece el hombre.
(Lucrecio)

Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.
(Gottfried Wilhelm Leibniz)

Es curioso que la vida, cuanto más vacía, más pesa.
(León Daudí)

Un buen amigo es aquel para el cual nuestra vida no tiene secretos y a pesar de todo nos aprecia.
(León Daudí)

Admitamos que la primera vez se ofende por ignorancia; pero creamos que la segunda suele ser por villanía.
(José Ingenieros)

A quien teme preguntar, le avergüenza aprender.
(Proverbio danés)

La ausencia de prueba no es prueba de ausencia.
(Carl Sagan)

A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.
(Alessandro Pertini)

Acaso soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza.
(Barbara Ward)

La vida no merece que uno se preocupe tanto.
(Marie Curie)

Algunas personas son tan falsas que ya no son conscientes de que piensan justamente lo contrario de lo que dicen.
(Marcel Aymé)

Para llevar a cabo grandes empresas hay que vivir convencidos, no de que somos longevos, sino inmortales.
(Henry John Kaiser)

El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío.
(Horace Mann)

La envidia es causada por ver a otro gozar de lo que deseamos; los celos, por ver a otro poseer lo que quisiéramos poseer nosotros.
(Diógenes Laercio)

El secreto de la educación es enseñar a la gente de tal manera que no se den cuenta de que están aprendiendo hasta que es demasiado tarde.
(Harold E. Edgerton)

La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.
(Jorge Bucay)

No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones.
(Jorge Bucay)

Por cada persona que quiere enseñar, hay, aproximadamente, treinta personas que no quieren aprender.
(Walter C. Sellar)

Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.
(San Francisco de Sales)

La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respetuo mutuo.
(Eduardo Galeano)

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.
(Eduardo Galeano)

Antes de correr ha de aprenderse a andar.
(Anónimo)

Los amantes que se ven y se hablan, tienen la felicidad del Amor; los que viven separados tienen dos felicidades; la del Amor y la de la Esperanza.
(Anónimo)

A los líderes no se les da un jefe; a los líderes se les maneja como lideres.
(Alfonso Romo)

A menudo es preferible una falsa alegría a una tristeza cuya causa es verdadera.
(René Descartes)

A menudo se echa en cara a la juventud el creer que el mundo comienza con ella. Cierto. Pero la vejez cree aún más a menudo que el mundo acaba con ella. ¿Qué es peor?
(Christian Friedrich Kebbel)

A una madre se la quiere siempre con igual cariño y a cualquier edad se es niño cuando una madre se muere.
(José María Pemán)

Al amigo no lo busques perfecto, búscalo amigo.
(Cantervill)

Ambición y amor son las alas de las grandes acciones.
(Johann Wolfang Von Goethe)

Aunque a todos les está permitido pensar, muchos se lo ahorran.
(Curts Goetx)

Cuando por fin regresas a tu tierra, descubres que no era tu vieja casa lo que extrañabas, sino tu niñez.
(Salustio)

Cuando queda tiempo para aburrirse, yo procuro aburrirme, porque el aburrimiento es una forma de descanso.
(Juan José Arreola)

De todos es errar; sólo del necio perseverar en el error.
(Marco Fabio Quintiliano)

El amigo seguro se conoce en la situación insegura.
(Ennio)

El amor es la pasión por la dicha del otro.
(Cyrano de Bergerac)

El amor nace del recuerdo; vive de la inteligencia y muere por olvido.
(Ramón Gomez de la Serna)

El amor que nace súbitamente es el más tardo de curar.
(Jean de la Bruyére)

El buen humor es un deber que tenemos con el prójimo.
(John Stevens)

El buen tiempo y el amor son dos cosas de las que nunca podemos estar seguros.
(Alice Hoffman)

El cuerpo si se le trata bien puede durar toda la vida.
(Ninón de Lenclos)

El deseo es una tendencia constante.
(Alejandro Dumas)

El envoltorio puede ser importante, el contenido debe serlo.
(Paco de Lucía)

El error es una planta resistente, crece en cualquier terreno.
(Martin Luther King)

El hombre a quien el dolor no educó siempre será un niño.
(Nicolàs-Sebastien Roch (Chomfort))

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad mas bella de la vida.
(Marie von Ebner-Eschenbach)

El monarca quiere dominar a muchos; el anarca, sólo a sí mismo.
(Ernst Jünger)

El mundo es un telón de teatro tras el cual se esconden los secretos más profundos.
(Rabindranah Tagore)

El mundo se divide en dos partes: YO y el resto del mundo.
(Mary Santpere)

El que no tiene celos, no está enamorado.
(Samuel Taylor Coleridge)

El secreto de poner en ridículo a las personas reside en conceder talento a aquellos que no lo tienen.
(Cristina de Suecia)

El único amor perfecto en este mundo es aquel del padre por su hijo.
(Enzo Ferrari)

El único medio de salir ganando en una discusión es evitándola.
(Dale Carnegie)

En amor la experiencia no cuenta para nada; porque si contase no se volvería a amar.
(Henry-F de Regnier)

En la ciencia uno se trata de explicar lo que no se sabía antes de manera que se entienda. En la literatura uno se comporta justo al contrario.
(Paul Bourget)

En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan.
(Enrique Jardiel Poncela)

En un beso sabrás todo lo que he callado.
(P Alfonso)

Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula, y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.
(Denis Diderot)

Error humano de los más peligrosos es olvidar aquello que se quiere lograr.
(Paul Klee)

Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado.
(Alfred Tennyson)

Es necesario tener tanta discreción para dar consejos, como docilidad para recibirlos.
(Duque de la Rochefoucauld)

Es una reflexión penosa para un hombre considerar lo que ha hecho, comparado con lo que debió hacer.
(Samuel Butler)

Hacer el amor es algo muy sano: quemas calorías y hasta te olvidas de quién eres.
(Isabel Gemio)

Haríamos muchas cosas si creyéramos que son muchas menos las imposibles.
(Mahatma Gandhi)

Hay que escuchar a la razón, pero dejar hablar al sentimiento.
(Robert Schumann)

Huye de los elogios, pero trata de merecerlos.
(Fenelón)

La bebida más peligrosa es el agua, te mata si no la bebes.
(El Perich)

La capacidad de reirnos juntos es el amor.
(Françoise Sagan)

La causa de la mujer es la del hombre; los dos se levantan o sucumben juntos.
(Alfred Tennyson)

La coquetería es la conquista del espíritu por los sentidos.
(Coco Chanel)

La imaginación es más importante que el conocimiento.
(Albert Einstein)

La impuntualidad es una falta de respeto, no de tiempo.
(L. Brunschvig)

La lengua del amor esta en los ojos.
(John Pfletcher)

La mayoría de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos y cuando debemos sentir, pensamos.
(J Churton Collins)

La mujer es lo más corruptor y lo más corruptible que hay en el mundo.
(Confucio)

La paz hace crecer las cosas pequeñas, la guerra arruina las grandes.
(Salomón)

La soledad es la conquista a la que debe dedicarse todo ser humano. Aprender a estar solo en la vida resulta fundamental.
(Carmen Maura)

La vida hay que vivirla y no pasársela discutiendo sobre ella.
(Isabelle Adjani)

Las palabras significan lo que nosotros queramos.
(Napoleón Bonaparte)

Las relaciones sexuales son como el dinero: cuando lo tienes te lo gastas, y cuando careces de él sólo piensas en eso.
(Almudena Grandes)

Libros: Siempre maestros de mi vida, siempre fieles amigos.
(Máximo Gorki)

Lo que merece ser hecho merece que se haga bien.
(Enzo Ferrari)

Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la ambición les impiden decirme lo que debo hacer.
(Alfonso II)

Los que propagan la calumnia y los que escuchan, todos ellos deberían ser colgados: los propagadores, por la lengua, y los oyentes por las orejas.
(Platón)

Mi granero se ha quemado. Ahora puedo ver la luna.
(Karl Marx)

Mientras la ciencia tranquiliza, el arte perturba.
(Georges Braque)

Nada se seca más rápido que una lágrima.
(Apolonio de Rodas)

Nadie se acordaría hoy del buen samaritano si además de buenas intenciones no hubiera tenido dinero.
(Marco Tulio Cicerón)

No hay jóvenes y viejos; sólo jóvenes y enfermos.
(Pedro Almodovar)

No hay que mirar que bien nos ha hecho un amigo, sino solamente el deseo que él tiene de hacérnoslo.
(Madame de Sablé)

No hay rey que no haya tenido un esclavo entre sus antepasados, ni esclavo que haya tenido un rey entre los suyos.
(Helen Keller)

No lo hagas, si no conviene; no lo digas si no es verdad.
(Marco Aurelio)

No me importa que la gente mire sus relojes cuando estoy hablando... pero es excesivo que además los sacudan para asegurarse de que andan.
(Lopez de Ayala)

No todo depende de los deseos, pero, aun así, soy de los que han decidido intentar llevar a cabo sus deseos.
(Sigmund Freud)

Nunca he encontrado mejor compañía que la soledad.
(Henry David Thoreau)

Nunca nos sentiremos bien por haber practicado el mal. Nunca el rencor y la venganza proporcionan contento.
(Luis de Argote y Góngora)

Observa lo ridículo en todas las cosas.
(Robert Louis Stevenson)

Ojalá que la espera no desgaste mis sueños.
(Marilyn Monroe)

Pensar dos veces ya es bastante.
(Confucio)

Podemos ser felices en la medida en que sabemos olvidar.
(Friedrich Schiller)

Por naturaleza, los hombres son muy parecidos entre sí. Son el saber y la experiencia lo que los diferencia.
(Confucio)

Quien no aprecia los placeres de la vida no los merece.
(Leonardo Da Vinci)

Reirse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada, lo es de estúpidos.
(Erasmo de Rotterdam)

Se ha alcanzado la excelencia como líder cuando la gente lo sigue a uno a todas partes, aunque sólo sea por curiosidad.
(Colin Powell)

Ser mejor equivale a haber cambiado muchas veces.
(Neil Gaiman)

Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia.
(Lingrée)

Si uno dice la verdad, puede estar seguro de que tarde o temprano será descubierto.
(Oscar Wilde)

Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles alguna responsabilidad sobre los hombros.
(Abigail Van Buren)

Siempre es más valioso tener el respeto, que la admiración de las personas.
(Jean Jacques Rousseau)

Siente el pensamiento; piensa el sentimiento.
(Miguel de Unamuno)

Sólo nos damos cuenta del valor del idioma cuando debemos escribir un telegrama.
(Evaristo Acevedo)

Ten paciencia corazón, que es mejor, a lo que veo deseo sin posesión que posesión sin deseo.
(Ramakrsina)

Tiene ingenio el hombre que dice aquello que nosotros habríamos dicho si se nos hubiera ocurrido antes.
(Cristóbal Zaragoza)

Todo deseo tiene un objeto y éste es siempre oscuro. No hay deseos inocentes.
(Luis Antonio de Villena)

Todo el mundo comete errores. La clave es cometerlos cuando nadie nos ve.
(Peter Drucker)

Todos, en el fondo, estamos metidos en un libro, porque la literatura abarca todo aquello que entendemos por real.
(Gonzalo Suárez)

Un alcohólico es alguien que no te cae demasiado bien, y bebe tanto como tú.
(Dylan Thomas)

Un hombre aburrido es un hombre sin imaginación.
(José Ramírez)

Un libro prestado es medio libro perdido.
(NTommaseo)

Y el pensamiento es necesario ejercitarlo, se debe cada día y de nuevo y de nuevo pensar, para conservar la vida del pensamiento.
(Gustavo Adolfo Bécquer)

Desconfía del hombre que te aconseja que desconfíes.
(E. W. Wilcox)

El aburrimiento es la enfermedad de las personas felices.
(Abel Dufresne)

El placer más seguro es el menos placentero.-
(Publio Ovidio Nasón.)

La esperanza es el sueño de un hombre despierto.
(Aristóteles)

Los hechos no dejan de existir sólo por que sean ignorados.
(Aldous Huxley)

No hay animal tan manso que atado no se irrite.
(Concepción Arenal)

La venganza solo es dulce para aquellos a los que el rencor les ha tergiversado el gusto.
(Jaime Tenorio Valenzuela)

Ayer fuiste, hoy eres, mañana...quizás no seas lo que fuiste.
(Jaime Tenorio Valenzuela)

El que no escucha, siente.
(NADLC)

Los secretos son de dos, si hay algún tercero olvídate, ya no es un secreto.
(Anenita)

Si sientes en tu interior un ruido que te susurra, es....o que has logrado comunicarte con tu alma o que tienes hambre!
(theron)

Sólo a los que buscan la sabiduría le es revelada la verdad, pues son quienes saben lo suficiente como para aguantar sus horripilantes facetas
(theron)

Viejos son los caminos, pero aún echan polvo.
(Holy Slayer)

En el amor no se trata de contarlo todo, se trata de no ocultar nada.
(darenas)

Hablar es una necesidad, escuchar es un arte.
(Ghoete)

La risa es como los limpiaparabrisas. Nos permite avanzar, aunque no detenga la lluvia.
(Gerard Jugnot)

Sin amistad el hombre no puede ser feliz
(Aristóteles)

Desgraciado quien no haya amado más que cuerpos, formas y apariencias. La muerte le arrebatará todo. Procurad amar las almas y un día las volveréis a encontrar.
(Victor Hugo)

Las cosas más valiosas son baratas, como el pan o el agua, o son gratis; como el aire, la sonrisa y el amor.
(Pacoyo)

El amor que dejaste en mi corazón me ayudará a encontrarte.
(Pacoyo)

Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tirra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón; pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.
(Becquer)

Un hombre que piensa no en una mujer como un producto o servicio del sexo, sino en el sexo como un ingrediente de una mujer, puede hacer el amor.
(CARLOS FERNANDO AMAYA)

El amor es como una guerra, fácil de iniciar, difícil de terminar, imposible de olvidar
(Henry Louis Mencken)

Huyendo de todo destiempo, hallaremos el tiempo de todo.
(Arturo García Estrada)

Cazar es un juego donde hay una presa perseguida. Casar es comenzar el juego donde presa y cazador duermen juntos.
()

Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.
(Groucho Marx)

Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo.
(Platón)

Vivimos para trabajar; trabajamos para comer; comemos para vivir.
(Joel Fuguet Margeli)

Anda recto y no acabarás torcido.
(Francisco Rubio Bermejo)

La prudencia es la madre de la tranquilidad
(Francisco Rubio)

No se olvida lo que se aprende por sí mismo.
(Alex Mero)

No miréis hacia atrás con ira, ni hacia adelante con miedo, sino alrededor con atención.
(j.thurker)

Hazte amigo de la adversidad, o nunca serás feliz.
(Anónimo)

Quebré mi templanza, por tener un segundo junto a él.
(Anónimo)

Sin ti las emociones de hoy, no son más que la piel muerta de las de ayer
(Hipólito Taine)

La realidad y la miseria me oprimen y, sin embargo, sueño todavía.
(Emile Zola)

Si no estas consciente de ti y de tu realidad, transitas por el vacío de la inexistencia.
(Gustavo Estrada Luque)

El amor es la inspiración que hace de ti una obra maestra.
(RUBÉN JIMÉNEZ)

Hay que tener presente, que el estar ausente no anula el recuerdo ni compra el olvido.
(Ricardo Arjona)

Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.
(Antoine de Saint-Exupery)

El servicio sin humildad es egoísmo.
(Mahatma Gandhi)

A veces falta una persona y parece que el mundo entero está despoblado.
(Alphonse de Lamartine)

Nunca debes acordarte de lo que has dado. Nunca debes olvidar lo que has recibido
(Proverbio hebreo)

Las heridas que no se ven son las más profundas.
(William Shakespeare)

El amor es todo aquello que dura el tiempo exacto para que sea inolvidable.
(Mahatma Gandhi)

Nadie cambia, si no siente la necesidad de hacerlo.
(Henry Ford)

No seràn las especies màs fuertes las que sobreviviràn, ni las màs inteligentes, si no las màs propensas a los cambios.
(Charles Darwin)

Una verdadera amistad, es aquella que te apoya a cada momento, sin estar al lado tuyo
()

Tener fe es dificil. no tenerla es imposible.
(Victor Hugo)

No aspiremos a lo imposible, no sea que por elevarnos sobre la región de la libertad, descendamos a la región de la tiranía.
(Simón Bolivar)

La mujer y el indio se pintan para la guerra.
(Anónimo)

Un consejo es siempre una confesión.
(Oscar Wilde)

Si luchas por lo que crees, aunque fracases, habrás vencido.
(Mao Tse-Tung)



1999 - 2014 © Sabidurias.com - Datos legales