Sabidurias.com Citas y frases célebres


Marisa23


Sexo: Mujer
Pais: España
Edad: 21
Nº de amigos: 10
Frases favoritas: 369


Frases favoritas de Marisa23:

Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar.
(San Agustín)

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.
(San Agustín)

La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu.
(Mateo Alemán)

¿Existe el Infierno? ¿Existe Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿Habrá mujeres allí?
(Woody Allen)

La única manera de ser feliz es que te guste sufrir.
(Woody Allen)

La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema.
(Woody Allen)

Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme.
(Woody Allen)

Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.
(Woody Allen)

No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.
(Woody Allen)

¿Qué es un espíritu cultivado? Es el que puede mirar las cosas desde muchos puntos de vista.
(Henry F. Amiel)

El que es capaz de dominarse hasta sonreír en la mayor de sus dificultades, es el que ha llegado a poseer la sabiduría de la vida.
(Anónimo)

Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen.
(Concepción Arenal)

Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.
(Aristófanes)

A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.
(Aristóteles)

Avaro es el que no gasta en lo que debe, ni lo que debe, ni cuando debe.
(Aristóteles)

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.
(Aristóteles)

La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.
(Aristóteles)

La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.
(Aristóteles)

La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor.
(Aristóteles)

La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.
(Aristóteles)

Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales.
(Aristóteles)

Amor es el intercambio de dos fantasías y el contacto de dos egoísmos.
(Paul Aúguez)

Más de uno le debe el éxito a su primera esposa, y su segunda esposa a su éxito.
(Jim Backus)

La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso.
(Sir Francis Bacon)

Lo que hace indisoluble a las amistades y dobla su encanto, es un sentimiento que le falta al amor, la certeza.
(Honoré de Balzac)

El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice.
(Charles Baudelaire)

Bien sé que las mujeres aman, por lo regular, a quienes lo merecen menos. Es que las mujeres prefieren hacer limosnas a dar premios.
(Jacinto Benavente)

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.
(Jacinto Benavente)

La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.
(Jacinto Benavente)

Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos.
(Jacinto Benavente)

La guerra es un método de desatar con los dientes un nudo político que no se puede deshacer con la lengua.
(Ambrose Bierce)

Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en mí.
(Ambrose Bierce)

Una mujer sería encantadora si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos.
(Ambrose Bierce)

Lo verdadero puede a veces no ser verosímil.
(Nicolas Boileau - Despréaux)

De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso.
(Napoleon I)

He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.
(Jorge Luis Borges)

Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.
(Jorge Luis Borges)

Hay labios tan finos que en vez de besar cortan.
(Paul Charles Bourget)

Afortunado el hombre que se ríe de sí mismo, ya que nunca le faltará motivo de diversión.
(Habib Bourguiba)

La vida es una tragedia para los que sienten, y una comedia para los que piensan.
(Jean de la Bruyere)

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las ordenes.
(Charles Bukowski)

Cuanto más tiempo dura una disputa, más lejos nos hallamos del final.
(Samuel Butler)

El matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.
(Lord Byron)

Si eres feliz, escóndete. No se puede andar cargado de joyas por un barrio de mendigos. No se puede pasear una felicidad como la tuya por un mundo de desgraciados.
(Alejandro Casona)

El primer favor denegado anula todos los anteriores.
(Plinio el Viejo)

Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.
(Mahatma Gandhi)

A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada.
(Winston Churchill)

Quien habla mal de mí a mis espaldas mi culo contempla.
(Winston Churchill)

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.
(Winston Churchill)

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?
(Marco Tulio Cicerón)

La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.
(Marco Tulio Cicerón)

Gobernar dentro de un régimen democrático sería mucho más fácil si no hubiera que ganar constantemente elecciones.
(Georges Benjamin Clemenceau)

Todos los días Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia.
(Paulo Coelho)

Cuando se es amado, no se duda de nada. Cuando se ama se duda de todo.
(Colette)

Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos.
(Colette)

Cuando veáis a un hombre sabio, pensad en igualar sus virtudes. Cuando veáis un hombre desprovisto de virtud, examinaos vosotros mismos.
(Confucio)

El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.
(Confucio)

El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa.
(Confucio)

El tipo más noble de hombre tiene una mente amplia y sin prejuicios. El hombre inferior es prejuiciado y carece de una mente amplia.
(Confucio)

Entristécete no porque los hombres no te conozcan, sino porque tú no conoces a los hombres.
(Confucio)

Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.
(Confucio)

Lo que no quieras que los otros te hagan a ti, no lo hagas a los otros.
(Confucio)

Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás.
(Confucio)

Los cautos rara vez se equivocan.
(Confucio)

Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.
(Confucio)

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.
(Confucio)

Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos.
(Confucio)

Las mujeres no advierten lo que hacemos por ellas; no notan sino lo que dejamos de hacer.
(Georges Courteline)

La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.
(Leonardo Da Vinci)

Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.
(Leonardo Da Vinci)

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.
(Antoine de Saint-Exupery)

Lo que embellece al desierto es que en alguna parte esconde un pozo de agua.
(Antoine de Saint-Exupery)

Es prudente no fiarse por entero de quienes nos han engañado una vez.
(René Descartes)

Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros.
(René Descartes)

El que te habla de los defectos de los demás, con los demás hablará de los tuyos.
(Denis Diderot)

A cualquier mujer le gustaría ser fiel. Lo difícil es hallar el hombre a quien serle fiel.
(Marlene Dietrich)

Cuando necesito leer un libro, lo escribo.
(Benjamin Disraeli)

Cuando se quiere saber una cosa, lo mejor que se puede hacer es preguntarla.
(Georges Duhamel)

Si dais la impresión de necesitar cualquier cosa no os darán nada; para hacer fortuna es preciso aparentar ser rico.
(Alejandro Dumas)

Cuanto más planifique el hombre su proceder, más fácil le será a la casualidad encontrarle.
(Friedrich Dürrenmatt)

El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor.
(Thomas Alva Edison)

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.
(Albert Einstein)

No guardes nunca en la cabeza aquello que te quepa en un bolsillo.
(Albert Einstein)

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.
(Albert Einstein)

Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.
(Albert Einstein)

¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos.
(Epicteto de Frigia)

Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.
(Epicteto de Frigia)

Los placeres raros son los que más nos deleitan.
(Epicteto de Frigia)

Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti.
(Epicteto de Frigia)

Los zorros usan muchos trucos. Los erizos, sólo uno. Pero es el mejor de todos.
(Erasmo de Rotterdam)

Yo no bebo agua, los peces fornican en ella.
(W. C. Fields)

Engañar al que engaña es doblemente entretenido.
(Jean de la Fontaine)

Por su obra se conoce al artesano.
(Jean de la Fontaine)

El azar es el seudónimo de Dios cuando no quiere firmar.
(Anatole France)

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.
(Benjamin Franklin)

Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.
(Benjamin Franklin)

El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.
(Benjamin Franklin)

Inscribe los agravios en el polvo, las palabras de bien inscríbelas en el mármol.
(Benjamin Franklin)

La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro.
(Benjamin Franklin)

La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo.
(Benjamin Franklin)

Las leyes demasiado benignas rara vez son obedecidas; las demasiado severas, rara vez ejecutadas.
(Benjamin Franklin)

No hay mejor predicador que la hormiga, que no dice nada.
(Benjamin Franklin)

Presta dinero a tu enemigo y lo ganarás a él; préstalo a tu amigo y lo perderás.
(Benjamin Franklin)

Tres podrían guardar un secreto si dos de ellos hubieran muerto.
(Benjamin Franklin)

En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Sólo la fantasía permanece siempre joven; lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca.
(Johann Christoph Friedrich von Schiller)

Al hacer una profunda reverencia a alguien, siempre se vuelve la espalda a algún otro.
(Ferdinand Galiani)

Existe, en verdad, un magnetismo, o más bien una electricidad del amor, que se comunica por el solo contacto de las yemas de los dedos.
(Ferdinand Galiani)

Bueno es dar cuando nos piden; pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores.
(Khalil Gibran)

Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.
(Khalil Gibran)

Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros.
(Khalil Gibran)

Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.
(Khalil Gibran)

Si otro te injuria, puedes olvidarlo; si injurias tú nunca olvidarás.
(Khalil Gibran)

Se tiende a poner palabras allí donde faltan las ideas.
(Johann Wolfgang Goethe)

La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes.
(Oliver Goldsmith)

Nadie que esté entusiasmado con su trabajo puede temer nada de la vida.
(Samuel Goldwyn)

El mejor destino que hay es el de supervisor de nubes, acostado en una hamaca mirando al cielo.
(Ramón Gómez de la Serna)

Los que matan a una mujer y después se suicidan debían variar el sistema: suicidarse antes y matarla después.
(Ramón Gómez de la Serna)

El más poderoso hechizo para ser amado es amar.
(Baltasar Gracián)

El no y el sí son breves de decir pero piden pensar mucho.
(Baltasar Gracián)

El que confía sus secretos a otro hombre se hace esclavo de él.
(Baltasar Gracián)

No te pongas en el lado malo de un argumento simplemente porque tu oponente se ha puesto en el lado correcto.
(Baltasar Gracián)

Pon un gramo de audacia en todo lo que hagas.
(Baltasar Gracián)

Saber olvidar, más es dicha que arte.
(Baltasar Gracián)

Visto un león, están vistos todos, pero visto un hombre, sólo está visto uno, y además mal conocido.
(Baltasar Gracián)

Llamamos sentimentalismo a los sentimientos que no compartimos.
(Graham Greene)

Nunca se debe mirar a una persona que duerme. Es como sí abriéramos una carta que no ha sido dirigida a nosotros.
(Sacha Guitry)

Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo.
(Friedrich Hebbel)

Bien mirados, todos nos ocultamos, completamente desnudos, en los vestidos que usamos.
(Heinrich Heine)

Quédate siempre detrás del hombre que dispara y delante del hombre que está cagando. Así estás a salvo de las balas y de la mierda.
(Ernest Hemingway)

Un hombre de carácter podrá ser derrotado, pero jamás destruido.
(Ernest Hemingway)

Un idealista es un hombre que, partiendo de que una rosa huele mejor que una col, deduce que una sopa de rosas tendría también mejor sabor.
(Ernest Hemingway)

Cuanto más se envejece más se parece la tarta de cumpleaños a un desfile de antorchas.
(Katharine Hepburn)

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.
(Hermann Hesse)

Imagínese a un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Debajo tiene una bomba a punto de estallar. Él lo ignora, pero el público lo sabe. Esto es el suspense.
(Alfred Hitchcock)

La ciencia es un magnífico mobiliario para el piso superior de un hombre, siempre y cuando su sentido común esté en la planta baja.
(Oliver Wendell Holmes)

Ningún amor es más verdadero que aquel que muere sin haber sido revelado.
(Oliver Wendell Holmes)

Cada día es una pequeña vida.
(Quinto Horacio Flaco)

Mezcla a tu prudencia un grano de locura.
(Quinto Horacio Flaco)

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.
(Victor Hugo)

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro.
(Aldous Huxley)

La amistad disminuye cuando hay demasiada felicidad de una parte y demasiada desgracia de la otra.
(Isabel de Rumania)

La amistad, si se alimenta solo de gratitud, equivale a una fotografía que con el tiempo se borra.
(Isabel de Rumania)

Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(John Fitzgerald Kennedy)

La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil.
(Rudyard Kipling)

Siempre me he inclinado a pensar bien de todo el mundo; evita muchos problemas.
(Rudyard Kipling)

Amamos siempre a los que nos admiran, pero no siempre a los que admiramos.
(François de la Rochefoucauld)

Como pretendes que otro guarde tu secreto si tú mismo, al confiárselo, no los has sabido guardar.
(François de la Rochefoucauld)

El mejor medio de conservar los amigos es no pedirles ni deberles nada.
(François de la Rochefoucauld)

Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance.
(François de la Rochefoucauld)

El matrimonio, al contrario de la fiebre, comienza con calor y termina con frío.
(Georg Christoph Lichtenberg)

Por lo menos una vez al año todo el mundo es un genio.
(Georg Christoph Lichtenberg)

La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores.
(Abraham Lincoln)

Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas.
(Antonio Machado)

De las cosas que tienes, escoge las mejores y después medita cuán afanosamente las hubieras buscado si no las tuvieras.
(Marco Aurelio)

El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.
(Marco Aurelio)

Cualquiera que diga que puede ver a través de las mujeres se está perdiendo un montón de cosas.
(Groucho Marx)

En esta industria, todos sabemos que detrás de un buen guionista hay siempre una gran mujer, y que detrás de ésta está su esposa.
(Groucho Marx)

En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.
(Groucho Marx)

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.
(Groucho Marx)

Si las mujeres se vistieran para los hombres, las tiendas no venderían demasiado. A lo sumo un par de anteojos de sol cada tanto tiempo.
(Groucho Marx)

Es fácil hacerse admirar cuando se permanece inaccesible.
(André Maurois)

La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta.
(André Maurois)

Nada resiste tanto como lo provisional.
(André Maurois)

Saben realmente vivir aquellos que se comparan fundamentalmente con gente que les va peor que a ellos.
(André Maurois)

Aquellos cuya conducta se presta más al escarnio, son siempre los primeros en hablar de los demás.
(Molière)

Cuando se quiere dar amor, hay un riesgo: el de recibirlo.
(Molière)

Si esta es vuestra forma de amar, os ruego que me odiéis.
(Molière)

Si poseyeseis cien bellas cualidades, la gente os miraría por el lado menos favorable.
(Molière)

La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.
(Louis Charles Alfred de Musset)

El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor en cambio, es un eterno insatisfecho.
(José Ortega y Gasset)

Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella.
(José Ortega y Gasset)

La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora.
(José Ortega y Gasset)

El arte de persuadir consiste tanto en el de agradar como en el de convencer; ya que los hombres se gobiernan más por el capricho que por la razón.
(Blaise Pascal)

La gente joven está convencida de que posee la verdad. Desgraciadamente, cuando logran imponerla ya ni son jóvenes ni es verdad.
(Jaume Perich)

Elige una mujer de la cual puedas decir: Yo hubiera podido buscarla más bella pero no mejor.
(Pitágoras de Samos)

Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio.
(Pitágoras de Samos)

Las cartas de recomendación son las que se entregan a un inoportuno para que vaya a importunar a otro.
(Pitigrilli)

El amor consiste en sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido.
(Platón)

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.
(Platón)

Hay maridos tan injustos que exigen de sus mujeres una fidelidad que ellos mismos violan, se parecen a los generales que huyen cobardemente del enemigo, quienes sin embargo, quieren que sus soldados sostengan el puesto con valor.
(Plutarco)

El pudor es un sólido que sólo se disuelve en alcohol o en dinero.
(Enrique Jardiel Poncela)

Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa.
(Enrique Jardiel Poncela)

Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.
(Enrique Jardiel Poncela)

Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en el hogar.
(Proverbio alemán)

Es cierto que no te quiero tanto como cuando éramos novios, pero es que a mi nunca me han gustado las mujeres casadas
(Proverbio americano)

Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate un espejo.
(Proverbio árabe)

Repara tu trineo en el verano, y tu carreta en el invierno.
(Proverbio armenio)

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.
(Proverbio chino)

El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por nosotros mismos.
(Proverbio chino)

El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.
(Proverbio chino)

Nunca se pierden los años que se quita una mujer, van a parar a cualquiera de sus amigas.
(Proverbio chino)

Si no quieres que se sepa, no lo hagas.
(Proverbio chino)

Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona ocupada.
(Proverbio chino)

Vale más ser cobarde un minuto que muerto el resto de la vida.
(Proverbio irlandés)

Todos los hombres estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde.
(Proverbio mexicano)

La arena del desierto es para el viajero fatigado lo mismo que la conversación incesante para el amante del silencio.
(Proverbio persa)

La escalera ha de barrerse empezando por arriba.
(Proverbio rumano)

La simpatía es muy frecuentemente un prejuicio sentimental basado en la idea de que la cara es el espejo del alma. Por desgracia, la cara es casi siempre una careta.
(Santiago Ramón y Cajal)

Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana.
(Anónimo)

Dadme dos líneas escritas a puño y letra por el hombre más honrado, y encontraré en ellas motivo para hacerlo encarcelar.
(Cardenal Richelieu)

Los grandes incendios nacen de las chispas pequeñas.
(Cardenal Richelieu)

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.
(Eleanor Roosevelt)

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.
(Bertrand Arthur William Russell)

La calumnia siempre es sencilla y verosímil.
(Bertrand Arthur William Russell)

A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después.
(Joaquín Sabina)

Un vestido carece totalmente de sentido, salvo el de inspirar a los hombres el deseo de quitártelo.
(Françoise Sagan)

Hay que juzgar los sentimientos por los actos, más que por las palabras.
(George Sand)

Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres.
(Fernando Savater)

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.
(Arthur Schopenhauer)

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
(Lucio Anneo Séneca)

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo.
(Lucio Anneo Séneca)

Anunciad con cien lenguas el mensaje agradable; pero dejad que las malas noticias se revelen por sí solas.
(William Shakespeare)

Las valiosas presas convierten en ladrones a los hombres honrados.
(William Shakespeare)

El hombre que escucha la razón está perdido. La razón esclaviza a todos los que no son bastante fuertes para dominarla.
(George Bernard Shaw)

Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza.
(Stendhal)

El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.
(Stendhal)

La diferencia de la infidelidad en los dos sexo es tan real que una mujer apasionada puede perdonar una infidelidad, cosa imposible para un hombre.
(Stendhal)

Llevo en mi mundo que florece todos los mundos que han fracasado.
(Rabindranath Tagore)

Las cosas no cambian; cambiamos nosotros.
(Henry David Thoreau)

He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él.
(Mark Twain)

Todo hombre lleva en sí un dictador y un anarquista.
(Paul Ambroise Valéry)

Si alguna vez ven saltar por la ventana a un banquero suizo, salte detrás. Seguro que hay algo que ganar.
(Voltaire)

Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta.
(Orson Welles)

Lo peor es cuando has terminado un capítulo y la máquina de escribir no aplaude.
(Orson Welles)

Cuando soy buena, soy buena; cuando soy mala, soy mucho mejor.
(Mae West)

Cuando tengo que elegir entre dos males, siempre prefiero aquel que no he probado.
(Mae West)

Es mejor ser examinado que ignorado.
(Mae West)

He perdido mi reputación. Pero no la echo en falta.
(Mae West)

Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.
(Oscar Wilde)

Como no fue genial, no tuvo enemigos.
(Oscar Wilde)

Cualquier hombre puede llegar a ser feliz con una mujer, con tal de que no la ame
(Oscar Wilde)

Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima.
(Oscar Wilde)

Es bastante difícil no ser injusto con lo que uno ama.
(Oscar Wilde)

Es curioso este juego del matrimonio. La mujer tiene siempre las mejores cartas y siempre pierde la partida.
(Oscar Wilde)

Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir.
(Oscar Wilde)

Jamás viajo sin mi diario. Siempre debería llevarse algo estupendo para leer en el tren.
(Oscar Wilde)

Mientras la guerra sea considerada como mala, conservará su fascinación. Cuando sea tenida por vulgar, cesará su popularidad.
(Oscar Wilde)

Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.
(Oscar Wilde)

Todos matan lo que aman: el cobarde, con un beso; el valiente, con una espada.
(Oscar Wilde)

Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos.
(Oscar Wilde)

El secreto del hombre interesante es que él mismo se interesa por todos.
(Charles Péguy)

La forma más rápida de doblar tu dinero es plegar los billetes y metértelos de nuevo en el bolsillo.
(Will Rogers)

La televisión es un invento que permite que seas entretenido en tu salón por gente que nunca tendrías en casa.
(David Frost)

Mejor una mala excusa que ninguna excusa.
(William Camden)

Acelgas benditas, de día tronchos y a la noche hojitas.
(Anónimo)

Al triste el puñado de trigo se le vuelve alpiste.
(Anónimo)

Con agua de malvavisco, se cura hasta el obispo.
(Anónimo)

Con el tiempo todo se sabe, y con el tiempo todo se olvida y se deshace.
(Anónimo)

Cosechas de ajos y melones, cosechas de ilusiones.
(Anónimo)

Cuando fueres yunque, sufre como yunque, cuando fueres mazo, pega.
(Anónimo)

El Amor presencia quiere, y sin ella, pronto muere.
(Anónimo)

En tu casa no tienes sardina y en la ajena pides gallina.
(Anónimo)

Fácil es reprender la vida ajena, para quien no la tiene buena
(Anónimo)

Favorecer a quien no lo ha de estimar es como echar agua al mar
(Anónimo)

Hacer favores, empollar traidores.
(Anónimo)

Hasta que no pase San urbano, no te vistas de verano.
(Anónimo)

Ilusión es para un calvo tener en su calva algo.
(Anónimo)

La ausencia es al amor lo que al fuego el aire: que apaga al pequeño y aviva al grande.
(Anónimo)

"La Mujer es Fuego; el Hombre, Estopa; Viene el Diablo y Sopla."
(Anónimo)

La mujer siempre es más lista, que el hombre que la conquista.
(Anónimo)

"Manos frías, corazón de un día; manos calientes, corazón para siempre."
(Anónimo)

Mientras novia reina, cuando mujer sierva
(Anónimo)

Mujer asomada a la ventana o es puta o esta enamorada.
(Anónimo)

Mujer que no tiene encantos, se queda para vestir santos.
(Anónimo)

Nadie remienda un vestido viejo, con un pedazo de vestido nuevo
(Anónimo)

No busques la suerte y te saldrá al paso.
(Anónimo)

No hay garrafa sin tapón ni mujer de quita y pon.
(Anónimo)

Oficial de mucho, maestro de nada.
(Anónimo)

Quien mucho habla de sí mismo, mintiendo está con cinismo.
(Anónimo)

Septiembre o seca los ríos o se lleva los puentes.
(Anónimo)

Tal para cual, Pascuala con Pascual.
(Anónimo)

Todo el mundo es generoso dando lo que no es de ellos.
(Anónimo)

UNA hora duerme el gallo, DOS el caballo, TRES el santo, CUATRO el que no es tanto, CINCO el capuchino, SEIS el peregrino, SIETE el caminante,OCHO el estudiante, NUEVE el caballero, DIEZ el pordiosero, ONCE el muchacho y DOCE el borracho
(Anónimo)

A la luz de la vela no hay mujer fea
(Anónimo)

Bachiller, bala, chilla y sabe leer
(Anónimo)

Come frijoles eructa pollo
(Anónimo)

Cuando el abad está contento, lo está todo el convento
(Anónimo)

Cuando se emborracha un rico, ¡Qué gracioso es el señor! Cuando se emborracha un pobre, ¡Ahí va ese borrachón!.
(Anónimo)

Cuando una mujer te pida que te tires por un tajo, pidele a Dios que sea bajo
(Anónimo)

Cuentas claras conservan amistades.
(Anónimo)

Dar y quitar, derechito al infierno sin descansar
(Anónimo)

De músico, poeta, y loco, todos tenemos un poco
(Anónimo)

Del que tiene dinero suenan bien hasta los pedos
(Anónimo)

El gato y el ratón nunca son de una opinión
(Anónimo)

El que a mi casa no va, de la suya me echa
(Anónimo)

El que come aguacate sin sal, come mierda sin pensar
(Anónimo)

Hacerlo mal y excusarlo peor
(Anónimo)

Hijo eres, padre serás: cual hicieres, tal habrás
(Anónimo)

Jugar y nunca perder, no puede ser
(Anónimo)

Las truchas y las mentiras, cuanto mayores, tanto mejores
(Anónimo)

No te cases con mujer de manos grandes porque todo lo que le des le parecerá chico
(Anónimo)

Nunca es lo mismo una comida recalentada ni una amistad reconciliada
(Anónimo)

Qué es la vejez?, estornudar, toser, y preguntar qué hora es
(Anónimo)

Reniego del amigo que se come lo mío conmigo y lo suyo consigo
(Anónimo)

Si quieres participar de la olla ajena, que la tuya no tenga tapadera
(Anónimo)

A veces las flechas del amor se desvían y entonces tenemos nosotros que correr tras ellas.
(Anónimo)

Al dejarme, los dos perdemos, yo a quien más amo, y tu a quien más te ama, pero de los dos tu pierdes más, yo puedo volver a amar a alguien como te amo, pero tu, tu nunca encontrarás alguien que te ame como yo.
(Anónimo)

Ayuda a tu hermano a cruzar el río y verás que tu también llegaste a la orilla.
(Anónimo)

Cuán difícil es complacer a quien más quieres. Cuán fácil es herir a quien más deseas.
(Anónimo)

Cuando en los peores momentos de tu vida te sientas solo, desorbitado... no te preocupes, busca en el infinito la luz de nuestra amistad pues la distancia no nos separa, simplemente nos hace invisibles.
(Anónimo)

El orgullo no tiene sabor, ni color, ni tamaño, y sin embargo es lo más difícil de tragarse.
(Anónimo)

El sexo es la ecuación perfecta porque la mujer eleva el miembro a su máxima expresión, lo encierra en un paréntesis y le saca el factor común.
(Anónimo)

El sexo es una democracia: goza tanto el que está arriba como el que está abajo.
(Anónimo)

El único amor eterno es el no correspondido.
(Anónimo)

En ocasiones el amor mas intenso y puro puede venir de la persona mas distante.
(Anónimo)

Hay veces que quisiera ser un Marlboro para deslisarme en tus labios.
(Anónimo)

Nada mas dos tipos de personas pueden habalar sin inhibiciones: los desconocidos y los amantes. Los demas solo estan negociando.
(Anónimo)

Naranjas, naranjas, limones, limones, tengo una amiga que vale millones.
(Anónimo)

No existen mujeres feas, sólo existen bellezas extrañas.
(Anónimo)

No permitas que los obstáculos de la vida, borren de tu rostro esa bella sonrisa.
(Anónimo)

Nunca debemos mostrarnos más sabios que las personas con quienes estamos. Ten tus conocimientos como un reloj de bolsillo: guárdalos y no lo saques para contar las horas, sino para darla cuando te la pidan.
(Anónimo)

Nunca había estado sola teniendo tanta gente a mi alrededor; ni tan acompañada estándo tú en mi interior.
(Anónimo)

Perdonar no es olvidar, sino recordar sin que te duela.
(Anónimo)

Permanecer callado no quiere decir que otorgas, sino que estas fuera del presente porque la situación no te interesa.
(Anónimo)

Si la gente habla de mí a mis espaldas, es porque estoy dos pasos más adelante.
(Anónimo)

Si todas las mujeres fueran como usted, desearía poderla sembrar y tener una cosecha de mujeres como usted.
(Anónimo)

Los rincones para los gatos, y las esquinas para los guapos
(Anónimo)

Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Cuando salgas de tu casa, procura ir como si fueras a encontrarte con una persona importante.
(Confucio)

El beso es un mordisco que aprendió educación.
(Doris Band)

El sentido del humor es el que ayuda a sobrellevar a los otros cinco.
(Mae West)

El único modo de vencer en una guerra es evitándola.
(George E Marshall)

En la naturaleza no existen ni premios ni castigos. Solo existen consecuencias.
(Robert Frost)

En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan.
(Enrique Jardiel Poncela)

Enamorarse es exagerar enormemente la diferencia entre una mujer y otra.
(George Bernard Shaw)

Envejecer no es tan malo cuando se piensa en la alternativa.
(Mateo Alemán)

Es mejor negar una cosa que dar falsas esperanzas.
(Ovidio)

Exige mucho de ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.
(Confucio)

La imaginación exagera; la razón subestima; el sentido común modera.
(Marlene Dietrich)

La impuntualidad es una falta de respeto, no de tiempo.
(L. Brunschvig)

La perfección es una pulida colección de errores.
(Mario Benedetti)

La risa es el orgasmo del rostro.
(Alfredo Arias)

Las cosas pierden al ser poseídas todo el valor que tuvieron al ser deseadas, porque el deseo es un artista engañador y mentiroso.
(Renoir)

Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, y abominablemente presumidos cuando no lo son.
(Oscar Wilde)

Los locos abren los caminos que más tarde recorren los sabios.
(Carlo Dossi)

Los sabios dicen proverbios. Los tontos los repiten.
(Samuel Johnson)

Nadie desaparece del todo de la vida de uno, si ha sabido imprimir buenas huellas en el recuerdo.
(Blanca Cotta)

No creo en la muerte, porque uno no está presente para saber que, en efecto, ha ocurrido.
(Andy Warhol)

Nunca crea nada hasta que no haya sido negado oficialmente.
(Claud Cockburn)

Para adelgazar no hay nada como comer caviar sin pan y beber champán sin burbujas.
(Elizabeth Taylor)

Que fácil es empujar a la gente... Pero que difícil guiarla.
(Rabindranah Tagore)

Qué pena que beber agua no sea un pecado! ¡Qué bien sabría entonces!.
(Giacomo Leopardi)

Si estás solo, serás todo tuyo, y si estás acompañado por una sola persona, serás medio tuyo.
(Leonardo Da Vinci)

Si puedes bromear sobre algo muy importante, has alcanzado la libertad.
(Mateo Alemán)

Si quieres estar seguro de todo cuanto deseas, desea lo que puedas.
(Jafuda Bonsenyer)

Tenemos la cabeza para ganar dinero y el corazón para gastarlo.
(George Farquhar)

Un aburrido es uno que te priva de la soledad sin ofrecerte compañia.
(Gain Vincenzo Gravinia)

Un matrimonio feliz es una larga conversación que siempre parece demasiado corta.
(André Maurois)

Una prueba de patriotismo es hablar mal cualquier idioma que no sea el nuestro.
(José María de Queiroz)

Uno de los secretos de una vida feliz está en darse constantemente pequeños gustos.
(Iris Murdoch)

La piel es lo más profundo que hay en el hombre.
(Paul Valéry)

Las cosas más valiosas son baratas, como el pan o el agua, o son gratis; como el aire, la sonrisa y el amor.
(Pacoyo)

Una mujer superficial es como una olla enorme, ocupa mucho espacio pero por dentro esta vacía...y nadie la va a llenar.
(Nilson Andrade)

Hoy en día la fidelidad solo se ve en los equipos de sonido.
(woody)

El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo.
(Proverbio chino)

Si le ves los dientes al león, no vayas a creer que te esta sonriendo.
(Proverbio árabe)

El hombre es indudablemente un ser envidioso por naturaleza. Podrá tener una manzana en una mano y una pera en la otra, pero deseará tener la naranja de enfrente.
(Anónimo)

Lo curioso del destino es que las cosas ocurren las planees o no.
(Anónimo)

¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!
(Mario Benedetti)

El amor es como una paloma, viene te caga y se va.
(Anónimo)

Ofrecer amistad a quien pide amor es como dar pan a quien muere de sed.
(Anónimo)

Se me perdió un alfiler en medio del mar, cuando lo encuentre te dejaré de amar.
(Anónimo)

Las aguas buscan los ríos, los ríos buscan el mar, yo sólo busco tus labios para poderlos besar.
(Anónimo)

Solo hay dos cosas que podemos perder: el tiempo y la vida la segunda es inevitable la primera imperdonable.
(Jose Maria Franco Cabrera)

Antes de poner en duda el buen juicio de tu mujer, fíjate con quien se ha casado ella.
(Proverbio egipcio)

Cada olla tiene su tapadera
(Anónimo)



1999 - 2017 © Sabidurias.com - Datos legales